Mar09252018

Últ. Act.Mar, 25 Sep 2018 10pm

Back Usted está aquí: Tapa | Cultura | Categorías | Música | Valentina Etchebest cantó en el Mundial de Tango ante un Luna Park repleto y salió en Clarín

Música

Valentina Etchebest cantó en el Mundial de Tango ante un Luna Park repleto y salió en Clarín

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

ES NOTA DE CLARIN, QUE TITULO: Valentina, la chica de 13 años que puso de pie al Luna Park en la final del Mundial de Tango Vive en Pigüé y empezó a cantar a los 8. Su familia la aplaudió desde las primeras filas. 

Valentina Etchebest tenía 8 años cuando en el auto familiar, durante un viaje de vacaciones, sonó la voz de Cacho Castaña. Una frase que se repetía, "Garganta con arena", y un nombre, "Polaco Goyeneche", le llamaron la atención. Cuando llegaron a destino ya se había aprendido la letra. Y su mamá, Adriana, la ayudó a completar la historia con videos de youtube. Este martes, a los 13, Valentina se llevó una ovación en el Luna Park repleto para la final del Mundial de Tango Pista. El 2x4 se metió casi de casualidad en su vida y en la de su familia. Y parece que no se irá.


"Estuvo muy bueno. Yo le había dicho a mi mamá que mi sueño era cantar ahí, pero no pensé que se fuera a cumplir tan rápido", le dice Valentina a Clarín, ?y agrega: "Desde el escenario veía las primeras filas, pero cuando se prendía la luz me daba cuenta de que estaba lleno. Igual, estaba bastante tranquila".


La voz de Valentina sonó firme, sin nervios. Parecía que había actuado toda la vida junto a los guitarristas Tony Gallo y Horacio Barzola. Apenas los conoció el sábado, en el marco de la actividad "Micrófono abierto", en el Centro Cultural Resurgimiento.

La actividad fue una de las novedades del festival este año. Muchos cumplieron el sueño de cantar en el escenario con músicos profesionales. Y Valentina fue uno de ellos.

"Ella quería cantar acá, en el Festival, pero preguntamos si podía concursar y nos dijeron que tenía que ser mayor de edad", cuenta Adriana, la mamá, y agrega: "Fue ella la que vio lo de Micrófono abierto. Entonces mandó un mail para preguntar si podía participar y le dijeron que sí. Así que vinimos por el fin de semana y le propusieron cantar en el Luna Park. Y acá estamos".

Los mismos dos tangos que interpretó el sábado en el Centro Cultural Resurgimiento fueron los que cantó para quedarse con la ovación del Luna Park, "Sin palabras", que tiene letra de Enrique Santos Discépolo y música de Mariano Mores, en primer término, y luego hizo "Y todavía te quiero", de Luciano Leocata y Abel Aznar, que se hizo popular en la voz de Libertad Lamarque.

Los nuevos campeones de Tango Pista son Carla Rossi y José Luis Salvo, "milongueros de ley"
Valentina estudia canto en Pigüé, en donde vive con su mamá, su papá Horacio y su hermano mayor, que también se llama Horacio. La familia no tenía raíces tangueras; fue ella la que los introdujo en los copases y las letras del dos por cuatro.

Su mamá recuerda que, al mes de aquella primera experiencia de "Garganta con arena", Valentina ya se había aprendido ocho tangos. Y aunque el gran sueño de cantar en el Luna Park se cumplió esta semana, ya había podido concretar otra de sus ilusiones: en 2016 se subió al escenario para interpretar, junto a Cacho Castaña, el tema que evoca al Polaco Goyeneche y la hizo comenzar su camino en los escenarios. "Ella quería conocer a Cacho, saludarlo, y terminó cantando con él", recuerda Adriana.

Por supuesto, más allá del Luna, y de que Valentina pisó escenarios como el de Señor Tango (su dueño, Fernando Soler, es de Pigüé, la escuchó y la invitó) o el Torquato Tasso, las propuestas se incrementaron y el regreso se demora. "Está preocupada por las faltas y las pruebas que tenía en el colegio", cuenta Adriana.

"Quiero seguir cantando tango, quiero que me vaya bien con esto", dice Valentina, que está en segundo año del Secundario y recuerda que tenía prueba de Biología. Pero reflexiona y vuelve a hablar de sus sueños. Y suena tranquila, como en la noche del martes, cuando hizo poner de pie al Luna Park Repleto.

ver la nota en CLARIN