Vie10192018

Últ. Act.Vie, 19 Oct 2018 8pm

Back Usted está aquí: Tapa | Cultura | Categorías | Personajes | Leo González: "casi dejo de jugar, pero mi vieja me dijo: probá un año mas"

Personajes

Leo González: "casi dejo de jugar, pero mi vieja me dijo: probá un año mas"

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

Leandro González, el jugador que actualmente milita en Atlético de Tucumán, fue entrevistado por el prestigioso programa FIRMA Y ACLARACION que conduce Martín Mendinueta. En esa entrevista, González detalla su carrera y sobre todo su paso por Estudiantes de La Plata, donde jugó Mundial de Clubes, Libertadores y ganó un torneo local. González, por la familia de su pareja pasa mucho tiempo en La Plata, donde ahora fue entrevistado y detalló su trayectoria.


"Yo le voy a estar agradecido toda la vida a Sabella, porque siempre se la jugó por mi.. En la pizarra estaba escrito mi apellido y cuando llegaba a la letra G de González era de Generosidad... Para mi era emocionante. Las piernas me temblaban porque había monstruos como Verón, la Gata, Boselli, Salgueiro.. Había monstruos y me ponía a mi", dijo en un tramo.


Para decir que cuando llegó a Estudiantes comprendió que, «no se podía llegar sobre la hora. Había que venir antes, ir al gimnasio. Cosas que aprendí acá». González hizo 12 goles en Estudiantes, donde recuerda «un gol sobre la hora en Godoy Cruz, eran muchos suplentes. Yo jugué arriba con Carlos Auzquy. Ese gol nos permitió seguir punteros y más adelante ser campeones».


González, consideró que su ultima temporada en Atlético, en otra oposición, fue su mejor rendimiento. «Cuando me llamó el Vasco, le dije voy, pero si vamos a salir campeón.. Me la jugué... Ya habían estado cerca de ascender y mejoró el equipo Asconzábal yo lo había tenido en San Martín y conocía su idea. Teníamos que correr y a mi siempre me pidió hacer la banda con sacrificio».

«Probá...»

González, recordó que al quedar libre en 5ta en Chacarita, quiso dejar de jugar y estudiar educación física. «Yo de ahí fue a Olimpo, porque mi vieja me dijo probá un año más.. Jugué todo el año en la liga bahiense... Y en la última fecha del campeonato nos pusieron en 5ta.. Yo primero dije que no porque correspondía que jugaran los chicos de 5ta, pero me insistieron. Ganamos la final e hizo 4 goles. Me vio el técnico Gregorio Pérez y el capitán era Laspada. Yo me iba ami casa a quedarme en Pigüé,. Ni bien terminó el partido vinieron Pérez y Laspada y me dijeron que en Enero arrancara la pretemporada... YO arranque con un selectivo, me llamaron para un amistoso y a la 4ta fecha debuté contra Gimnasia». «Me fue bien, pero para club era la joyita y no me dejaban salir. Con Labruna nos fuimos al descenso.... Hasta que Llop de Racing me pidió junto con Martín Wagner... Ahí es donde para mi empezaba la carrera futbolística.. Primero fue bravo.. La cancha es brava. El equipo se había salvado del descenso y nadie quería ir a Racing».


«Nos estábamos yendo a la B, agarró Carusso y nos sacó Carusso.. Era un equipo anímicamente destrozado. Yo me llevé bien con él... Me pasó que en un momento me dijo: te están puteando y te quiero proteger.. Yo tenia 22 años y escuchaba que me puteaban. Me lleva al banco y luego me deja afuera de los 18... Y en un partido de entrenamiento, se lesiona Jacob era el 5, entra Wagner que era el suplente y me llama y me pregunta si me animaba jugar de doble 5 el domingo contra River. Y me pidió que tapara a Ahumada y jugué y ganamos 1-0 gol de Luguercio», relató González.


«Yo hubiese esperado, pero arriesgué. Ahora que soy más grande lo hago. En Estudiantes también fue carrilero. Con los años lo fue aprendiendo. La leo más el fútbol que antes», remarcó González.


Y cuando se le pidió elegir un técnico se quedó con Sabella. «Había una mirada que ya nos decíamos todos... Hoy en día el técnico tiene que estar encima del jugador.. Es un hombre que no tiene maldad. Me invitó a la despedida de Verón, yo estaba en un palco y él en otro. El me vio primero y me vino a saludar y me dio un abrazo. Yo hacia un año que no me veía... Son esos gestos que tienen los grandes tipos... ».


«Soy ciudadano de La Plata, por Carla mi pareja, que es fanática de Estudiantes. La conocí en un programa periodístico que fui.. Y luego salimos a tomar algo,. Y hoy tenemos a Isabella 3 años y medio.. Por eso vivo acá en La Plata, aunque siempre está la pasada por Pigüé.... En casa es una familia pincha que tenia los póster de Verón...», reconoció.


Y dijo que estuvo cerca de jugar en Gimnasia antes de Racing. «Estaba listo el contrato, todo listo porque me pidió Sanguinetti. A una hora de venir a La plata surgió lo de Racing...


Y en la parte final del programa dejó la frase «a la gloria no se llega por un camino de rosas, que fue la primer frase que aprendí al llegar a Estudiantes», La frase de Osvaldo Zubeldía, gloria pincha, marcó al futbolista de Pigüé.