Lun10152018

Últ. Act.Lun, 15 Oct 2018 9am

Back Usted está aquí: Tapa | Deportes | Categorías | Boxeo | "Mala pata" para el Gauchito Heiland en Nueva York

Boxeo

"Mala pata" para el Gauchito Heiland en Nueva York

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

Triste Final en Nueva York: Un Heiland lesionado en la pierna izquierda cayó sin atenuantes por KO técnico en el 4° asalto ante Jermall Charlo en Eliminatoria Mediano del CMB. El Gauchito luciò con evidentes problemas en su pierna izquierda desde el inicio mismo del combate.

Sin poder desplazarse en el cuadrilàtero, el boxeador pigüense parecìa "clavado" a la lona. Tanto, que la Comisiòn Atlètica de Nueva York, le revisò la rodilla para el segundo asalto. Y volviò a hacerlo antes del descelanse. "Se me afloja un poquito" se escuchò decir a Heiland. Quien incluso dijo que el problema habìa surgido "hoy".

Sin estar en condiciones fìsicas fue imposible. Charlo lo vapuleò y noqueò con dureza en el cuarto. Gorggy, el Gaucho a pesar de su guapeza, dejò una deslucida imagen en el cuadrilàtero ante los ojos del mundo. Hasta lo debieron ayudar a caminar para irse del ring, tras una pelea que nunca debiò haber comenzado. Porque el de Pigüé subió al ring casi sin poder caminar.

Atràs quedò la expectativa. La noche màs importante de su vida y una carrera de esfuerzo, logros y caballerosidad deportiva. La bandera Argentina con la leyenda Pigüé y González Catàn con la que llegò a Nueva York y la remera con la leyenda "Gracias por todo Viejo" y la cara del Momo Venegas de la UATRE.

Lo que alguna vez fueron luces y flashes, esta noche se conviertieron en sombras tras una pelea que, en esas condiciones, nunca debiò ser. Ojalà, que por su hombrìa de bien, por su futuro, su familia y su hija, el Gaucho goce de buena salud abajo del ring. En defintiva, ahora es lo ùnico que importa.

Entrenar, sudar, sufrir, pelear, llorar, tropezar y levantarse, luchar toda una vida por una oportunidad... Y esa noche, esta noche, en el momento en que suena la campana y es a todo o nada, no poder dar la pelea, eso es mala pata. 

No poder ni caminar luego de haber andado tanto para llegar hasta ahi, definitivamente es mala pata.

Haber  elegido siempre el camino mas honesto, aunque sea màs lento. Haber tardado màs en llegar para no arrepentirse al mirar para atràs. Haber llegado, estar ahi. Mirar a la gloria a la cara y estar imposilibitado de dar el paso para enfrentarla. Para noquearla o que te mande a la lona; es mala pata.

Fuerza Gaucho. Otra vez serà. O no. Fue mala pata.