Mar12122017

Últ. Act.Lun, 11 Dic 2017 11pm

persichini cerramientos
tecnoalfa
Back Usted está aquí: Tapa | Editorial | FELIZ DÍA!!!!

Editorial

FELIZ DÍA!!!!

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

POR WALTER DITRICH.  (por Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.).- Las que hoy  recibirán flores y las que no. Las que reciben regalos caros y las que no saben lo que es recibir. Siempre dan.  Las que sintieron un beso y las que hace rato extrañan una caricia. Las homenajeadas, las olvidadas, las recordadas, las siempre presentes y las eternamente ausentes.

Las que salen en la tele, las que son tapa de revista; las que reciben piropos en la calle. Y las que no. Esas que no son objetos de flashes ni sus nombres se mencionan en los  programas de chimentos. Las que no conocen el bisturí ni el botox.

Las perfectas y las hermosas imperfectas. Las que  tienen cada cosa en su lugar. Las que te dan lugar. Y  las que no.

Las madres, tías, hermanas, abuelas. Las de delantal con harina; las de manos firmes, las de regazo calentito. Las que curan, las que calman, las que abrazan y las que miman.

Las que luchan. Las que trabajan fuera de casa. Y las que trabajan en casa.

Las que quieren y no pueden. Las que no pueden, pero quieren.  Las que sufren, las que lloran, las que gritan y las que callan. Las morochas, las rubias, las pelirrojas, las que se tiñen, las que usan ruleros. Las canosas, las de larga melena y las de pelo cortito. Las flacas, las rellenitas, las gorditas, las altas, las petisas, las que se dan vuelta. Y las que te hacen dar vuelta.

Las que ejercen el poder y las que lo sufren. Las elegidas y las que no pueden elegir. Las resignadas y las revolucionarias. Las diosas, las fieles, las infieles, las reinas y las súbditas.

Las del pañuelo blanco, las madres del dolor, las mamás del corazón, las hijas huérfanas, las que esperan a quien no volverá y las que se cansaron de esperar.

Las Azurduy, las Mercedes, las Alfonsinas, las Evitas, las Mariquitas, las  Victorias; las Tita, , las Carlotto; las Moreau, las Lolas; las que estuvieron detrás de los grandes hombres. Y  las que están delante de ellos.

A todas. A ellas. Para quienes  una simple efeméride no alcanza. Porque todas, merecen más que un día, una flor,  un discurso o una canción de Arjona.

Si celebramos a las mujeres todos los días, estaremos celebrando la vida misma. Podemos comenzar hoy,  8 de Marzo.