Mié05242017

Últ. Act.Mié, 24 May 2017 6pm

×

Mensaje

[Bitly service] Message: RATE_LIMIT_EXCEEDED

Back Usted está aquí: Tapa | Editorial | CUESTION DE ESTADO

Editorial

CUESTION DE ESTADO

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
CENTRO DIA AMANECER EDIFICIO

(POR WALTER DITRICH. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.).. «¿Te imito a los políticos en campaña?», me desafió hace unos días un integrante de la comisión del Centro de Día. Y describió que, «por esta época aparecen, miran todo con una sonrisa y te dicen: que lindo!!.. sigan así.. Es espectacular lo que hacen!». «Luego te preguntan: ¿Qué necesitan?.. Y nunca más aparecen..» agregó sobre las promesas repetidas para solucionar el déficit de esa entidad. Institución que creó la sociedad pigüense para atender a las personas con discapacidad severa, quienes no pueden valerse por sí mismos.


El año pasado, cuando se anunció que el Centro perdía $70 mil por mes, los pigüenses hicieron gala de su enorme solidaridad aportando todo lo que pudieron. En el HCD, se votó destinar la mitad de la tasa de salud para la institución. Serían unos $400 mil. La tasa de salud la pagamos todos los contribuyentes que tenemos inmuebles a nuestro nombre. Hoy son $16 por mes por cada casa o campo declarado.


Ese dinero, que votó el HCD para destinar hasta fin de 2016 al Centro, no fue transferido desde el Ejecutivo. El Dr. Gómez, Secretario de Salud, explicó que, como él y la gestión del intendente, lograron un subsidio provincial de $500 mil, superaron la ayuda prevista. Y se mostró dolido por las críticas de la institución a la clase política en general.


Lo cierto es que, si además del subsidio logrado ante el gobierno de Vidal, si se hubiera cumplido con la ordenanza de la tasa de salud, el Centro tendría unos meses más de oxígeno. Pero seguirá con respirador y mendigando más parches. Ataduras con alambre que llegan en épocas electorales. Pero no solucionan el tema de fondo.
El tema de fondo es que EL ESTADO debe hacerse cargo de la atención de la salud. Y sobre todo, de las personas con discapacidad. Un sector que es de los más desprotegidos de la sociedad. ¿Para qué pagamos impuestos los ciudadanos, si quienes administran nuestro dinero no pueden solucionar el presupuesto para el Centro de Día?.


Es muy probable que el Municipio no pueda. Pero si sobraban $9 millones del PRONTEC (destinado a salud) bien se podría haber destinado una parte allí. O afectar la tasa de salud directamente. Yo no creo que los contribuyentes del distrito se opongan a pagar algún pesito más para el Centro de Día.
De todas formas, EL ESTADO, es el Municipio, la Provincia y la Nación. Podría y debería provincializarse a los centros de día. Se me dirá que cuesta mucho dinero. Pues que le cobren impuestos a los casinos, las mineras, la renta financiera y recuperen para todos los ciudadanos los bolsos de «los José López» que siguen impunes.
Se podría legislar que los centros de día no paguen IVA, que sus empleados tengan la obra social IOMA, reducir aportes patronales y aumentar lo que pagan obras sociales y prepagas. También podrían haber destinado parte del millonario endeudamiento que decidió Vidal. O limitar los shows gratuitos del ACER CARTE y atender primero la discapacidad. Pregunto, con lo que le pagaron este año al Fútbol para Todos.. ¿No se podría haber solventado por mucho tiempo a los centro de día de todo el país?.


Dicen que plata no hay. Yo creo que la plata se destina a otros gastos. Si es cierto que no hay plata para atender la discapacidad. Pero esa es una decisión política. Una pésima decisión política que debemos criticar fuertemente.
Los políticos que han intentado una solución, y han colaborado en intentar ayudar, no deberían sentirse ofendidos por los reclamos.


Al contrario, el desafio es sumar voluntades. El Centro de Día Amanecer debe ser una causa de Estado. Un reclamo que encolumne a todos los pigüenses. La atención de la discapacidad tiene que se prioridad en el gasto de salud. Debemos exigirlo.


Sino somos capaces de proteger a los más desprotegidos de la comunidad. ¿Para qué pagamos impuestos?. ¿Para qué gobiernan los que gobiernan?. ¿Para qué votamos lo que votamos?.


Ojalá está sea la última campaña donde se hace mala política con el Centro de Día. Y con una solución definitiva, en el Centro pueda dormir tranquilos. Y todos los que algo aportaron, también.