Dom09242017

Últ. Act.Dom, 24 Sep 2017 6pm

Back Usted está aquí: Tapa | Editorial | Sin vencedores

Editorial

Sin vencedores

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

(POR WALTER DITRICH.- Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.).-  El domingo a la noche, estábamos a la caza de un ganador en el distrito. Faltaba la tradicional foto de festejo para la tapa. Pero nadie pudo celebrar. Los que ganaron tenían cara de derrota, y los que perdieron no estaban para sonrisas.

En Unidad Ciudadana, la lista de Magallanes ganó individualmente en el distrito, pero su escaso 24% con 3208 votos demuestra un duro revés del oficialismo local. ¿Será para la gestión?, ¿Será para la lista?.

Lo concreto es que el 47% que sumaron las dos listas de Cambiemos pintó de amarillo el distrito y no había clima para festejos en calle San Martín. ¿La soledad de Magallanes a la hora de hablar de los resultados sin la compañía de Corvatta y Merquel, estará deslindando responsabilidades electorales?. Corvatta dijo en radio que «mi tropa se relajó, el único preocupado era yo», por lo que está claro donde apunta los dardos a la hora de señalar con el dedo. Se trata de una derrota más dura que en las elecciones de medio término de 2013 a manos de Capotosti. Aquella vez, Corvatta se recuperó. Ahora parece, paradójicamente, que vienen «tiempos de cambio» si es que se pretende dar vuelta rápidamente la página y reimpulsar la gestión.


En Maipú 84 hubo un festejo contenido porque la interna se definió por 53 votos en el final. Pero tan exigua diferencia a manos de una lista que se armó en un mes, encabezada por un vecino ignoto en la política y que casi nunca habló de política, obliga a las conducciones de la UCR y el PRO, a revisar sus armados electorales. Hace dos años, la UCR se fue al Progresismo equivocando el rumbo y no logró que el voto a Cambiemos - que ayer volvió a hacer estallar las urnas- los depositara en Rodez 99. Grigoriades y los suyos, también generaron una sangría que técnicamente les empató la elección casi sin tiempo ni estructura.


Cledou, que hasta minutos antes de cargar los últimos votos, es «el ganador moral» del domingo, pero terminó perdiendo y no podrá integrar la lista de Cambiemos. Teniendo en cuenta cómo se dio la interna, se puede considerar ganador, pero se quedó afuera. Aunque su grupo logró erosionar a las conducciones tradicionales y obligan, ahora, a un proceso de consenso que no se pudo, o n se quiso, desandar en la previa.


Los 3066 votos de Cledou, son también un triunfo de «la no política». Quizás, algunos votos sean de castigo y no de apoyo. Pero los sumó desde una campaña totalmente apolítica. No tiene más de un mes de experiencia, escasa oratoria, no habló de ninguna propuesta concreta y comenzó a recorrer el distrito en los últimos días. Globos, un nutrido grupo de jóvenes, mucho entusiasmo, humildad desde el discurso y ausencia absoluta de contenido ideológico en la campaña, lo llevaron a estar a un pasito de ganarle a todos.


Los «políticos de la política» deberán tomar debida nota de que, además del fenómeno CAMBIEMOS muchas cosas están cambiando en la política, también en el distrito.
1PAIS, se desdibujó en la polarización de Cambiemos vs Unidad Ciudadana y su campaña propositiva y con el mayor voltaje político de todas las listas, no cuajó en la sociedad. Quizás, los votantes no quieran hablar de política y sigan presos de la grieta de manera cuasi fanática. O el armado Stolbizer Massa, terminó restando más de lo que sumó,.


En definitiva, se trató de una encuesta. A la luz de los resultados, nadie pudo festejar del todo. Cambiemos, si logra unirse bajo un solo globo amarillo, tiene enormes chances de lograr un octubre contundente y llegar a un bloque de 7 concejales para lograr mayoría y Presidencia en el HCD. El oficialismo, está obligado a un profundo replanteo para intentar la heroica de llegar al tercer concejal. 1 PAIS, necesita redoblar esfuerzos para mantener una banca sin que la polarización termine en un fuga de votos.


Pasaron las PASO. Pasó el primer tiempo. No hubo vencedores. Pero sí, clarísimas caras de vencidos.