Vie10202017

Últ. Act.Vie, 20 Oct 2017 12am

Back Usted está aquí: Tapa | Editorial | REINAS

Editorial

REINAS

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

(POR WALTER DITRICH.- Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.).- En la previa de la fiesta de la Primavera, nuevamente la prohibición de realizar concursos de belleza se coló en la opinión publica. Es que desde Abril, esta vigente una ordenanza - votada por unanimidad- que prohíbe al Municipio organizar o patrocinar eventos donde se elijan reinas. Se entiende, que se trata de competencias banales, que cosifican a la mujer y sólo destacan atributos superficiales como la belleza física. La norma, está en consonancia con resoluciones que cada vez más se sancionan a lo largo y ancho del país.


La inminencia de la fiesta hizo que algunas personas e instituciones manifiesten su deseo de seguir eligiendo reinas. Y, quizás por la coyuntura electoral, el intendente dejó la puerta abierta a "gambetearla ordenanza". Corvatta dijo que « va a haber que buscar algún mecanismo que respete la ordenanza donde no sea el municipio quien solvente o lleve adelante la elección de la reina, las instituciones deberán usar su inventiva, nosotros por ahí tenemos ideas para aportar al respecto, y a lo mejor podemos tener la reina de la primavera, cumpliendo en forma cabal con la ordenanza".


Es cierto que este tipo de actividades están arraigadas en las tradiciones locales. Como muchas prácticas que se han ido desterrando - afortunadamente-. Hace unos años hasta se fumaba dentro de los hospitales, por ejemplo.


La discusión es más profunda. Vale la pena preguntarse: ¿Una reina a quién y qué representa?. Dejando de lados falsas excusas y argumentos poco creíbles, es claro que las soberanas se eligen por sus atributos físicos. Por lo cual, se puede concluir en que, si una escuela presenta una postulante a un concurso de belleza, está suponiendo que a toda esa comunidad educativa la representa la chica con mejores curvas, «más estilizada» o con la altura necesario.


«La Señorita Pigüé es la embajadora de los pigüenses" se esgrime. Por lo cual, todos los pigüenses somos representados por un par de bellas piernas y cautivante sonrisa, cuidadosamente aleccionadas para repetir nuestros atributos turísticos y el calendario de eventos culturales.


¿No serán también embajadores y embajadoras pigüenses, nuestros deportistas, artistas, intelectuales, estudiantes graduados con honores, emprendedores, inventores, los solidarios que trabajan por los demás?.


Yo creo que nos representan más. Aunque estén gorditos, no usen corona y sus medidas sobrepasen las 90- 60-90..