Mar05222018

Últ. Act.Mar, 22 May 2018 10am

persichini cerramientos
distruta
prestamos ya
el angel
Back Usted está aquí: Tapa | Editorial | El y ella

Editorial

El y ella

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

(Por Walter Ditrich).- «Lo único que te puedo decir es que el camino es duro, pero vale la pena» le dijo el socio fundador de Textiles Pigüé a la trabajadora despedida de Dass. Ella, dice que prefiere estar con su guardapolvo frente a la máquina de coser. Pero la dejaron en la calle.

A él le pasó lo mismo hace casi 15 años. Ella dice que «por la dignidad del trabajo me obligaron a luchar». El ya transitó parte de esa ruta. Una noche, en una reunión en el Centro de Jubilados, cuando se propuso crear una cooperativa de trabajo para los abandonados de Gatic fue el primero en pararse y decir: «yo voy ahora, ¿Quién me acompaña?.. No tengo nada que perder!», dijo convencido y emprendió ese duro camino.

Ella pide apoyo político. El sabe bien lo que es remar contra la corriente. Ocupación. Represión. Indiferencia. Condena Social. Convencimiento y una lucha que no se pierde porque no se abondona.


Hoy se ven cara a cara. La Argentina que se empeña en repetirse, las malas políticas, los sinceramientos económicos y el capital que tiene menos corazón de Pinocho, los vuelve a acorrolar. El, resiste en cooperativa junto a sus compañeros tras ese largo y duro camino. Ella se está animando a transitarlo.


«Lo único que tengo para decirte es que el camino es duro, pero vale la pena. No hay un día en que yo no tenga ganas de venir a la fábrica, antes, con el patrón, no me pasaba» le dice él. «Yo no quiero más Dass en mi vida, quiero ser mi propio jefe» se convence ella. «Es duro, pero cada día estoy más convencido de que es el camino correcto» ratifica él. Ella agradece que la acompañen a transitarlo.

El tiene lágrimas en los ojos. Ella también.
Emociona verlos juntos. Aunque hubiera deseado que la Argentina no los hubiera juntado.