Lun10152018

Últ. Act.Dom, 14 Oct 2018 6pm

Back Usted está aquí: Tapa | Editorial | DIGNIDAD

Editorial

DIGNIDAD

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

(Por WALTER DITRICH. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.).- «Si yo tuviera una casa como esa.. ¿Sabés cómo tendría la vereda?.. Impecable!!» me dice una cooperativista. Son las tres y pico de la tarde. El sol del invierno pigüense calienta. Pero no mucho. Integrantes de la cooperativa de trabajo están juntando las hojas en Avenida Mitre. Es una tarea ardua. El colchón de hojas es impresionante.

Pero en una hora limpian la cuadra entera, incluida rambla y las veredas de las casas. Las hojas quedan en bolsones listos para ser recolectados. Son diez trabajadores. Tres varones y el resto mujeres. No les hace mella lo pesado de la tarea.


Me cuentan que cobran $2.100 la quincena por limpiar las calles. «La gente se piensa que cobramos 9 mil pesos. ¡Por 9 mil pesos junto las hojas con la lengua!», me dice otra cooperativista. Y me explican. Ahora que el plan cambió, desde Nación llegan $4.700 con la obligación de culminar estudios. Y de tarde, barren y juntan hojas contratados por el Municipio. «Yo llego a 9 mil pesos, pero no me alcanza. Me busco siempre otro rebusque los fines de semana» me aclaran.


La mayoría, por no decir todos, tienen familia a cargo.

Pienso en cuantas de las personas que critican los planes sociales serían capaces de barrer calles y juntar hojas por $2.100 la quincena. Recuerdo todo lo que se dijo cuando las cooperativas se crearon y veo como sus integrantes les taparon la boca con el sudor de su frente.

El trabajo dignifica. Es claro. Pero es necesario un salario digno para honrar al trabajador.


Los cooperativistas dan un ejemplo de esfuerzo y superación personal cada día. Es hora que reciban en contraprestación un salario justo.
No es deseable que el propio Estado, por la falta de trabajo, termine utilizando a los cooperativistas como mano de obra barata..
Para la dignidad del trabajador, salarios digno. Es lo justo. Es lo que todos reclamamos . Y es lo que debemos exigir. Que así sea.