Mar10162018

Últ. Act.Mar, 16 Oct 2018 12pm

Back Usted está aquí: Tapa | Editorial | "A Carabinazo y palo"

Editorial

"A Carabinazo y palo"

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

Por WALTER DITRICH. (Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.«La Constitución te ampara, a carabinazo y palo» cantaba Larralde hace unos años describiendo el ajuste de los ' 90 que necesitaba, indefectiblemente;  de represión en las calles. Ningún sector social soporta ajustes sin resistir. Nadie aplaude maltratos, que le saquen o que no lo den,  sin protestar. Protestan lo trabajadores, los piqueteros, los jubilados, los empresarios, los chacareros.

Todos aquellos que ven vulnerado algún derecho o se sienten perjudicados. Protestan. Y sino aceptan ser ajustados, hay que ajustar a los palos.

En ese contexto y en el de hoy, con la vuelta del Fondo Monetario Internacional y las metas de ajuste que ese organismo exige, es obvio que se tema un andamiaje represivo para acallar a quienes se resistan. «Las Fuerzas Armadas podrán participar en seguridad interior» dijo Macri en Campo de Mayo, como si tratara de un nuevo slogan de campaña. Igual que aquello de  "la pobreza cero» o cuando dijo que «en mi gobierno la inflación no será un problema».

Esa frase, irresponsable, alarmante, temeraria, dolorosa, encendió todas las luces de alarma. Porque actuando en «seguridad interior» las Fuerzas Armadas torturaron, desaparecieron personas, tiraron gente al mar, se apropiaron de bebés, violaron mujeres y cometieron las más cruentas violaciones a los derechos humanos que recuerde nuestra historia. Fue hace 30 años, es cierto. Por eso mismo, el Presidente debería tenerlo muy presente. Porque pasaron 30 años, nada más que 30 años, Macri que es EL COMANDANTE EN JEFE DE LAS FUERZAS ARMADAS, debería  ser más cauto al lanzar una frase que habilita a llenar de tanques y botas las calles del país.

«La ley de defensa nacional, evitará para siempre que las fuerzas armadas se involucren en la seguridad interior» había dicho Alfonsín. Fue por el consenso político de todos los sectores políticos. Un acuerdo, que parió esta democracia que tenemos y aún no dejó los pañales.

Macri fue temerario, irresponsable. O bien, pretende romper ese consenso politico que alumbró esta recuperación democrática.

Es cierto que el decreto 638 no habilita a las fuerzas armadas a reprimir piquetes.  Habla, de «apoyo logístico» a las demás fuerzas de seguridad en la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico, por ejemplo, de cuidar fronteras y «objetivos estratégicos». ¿Si alguien rodea la Casa Rosada, no es un objetivo estratégico?. ¿Si trabajadores impiden el abastecimiento de combustible, cortan el acceso al Congreso o un aeropuerto, o paralizan Vaca Muerta, no es un objetivo estratégico?.. ¿Cuándo el campo cortó las rutas país y hubo desabastecimiento, no hubiera sido «estratégico» que los tanques despejaran los piquetes?.. No lo sé.

El decreto me genera dudas. Los dichos de Macri me dan temor.

Porque pasaron 30 años de la dictadura. Porque las Fuerzas Armadas no son lo que eran. Porque las hipótesis de conflicto que se mantienen son anacrónicas. Porque es indispensable repensar el rol militar en la Argentina de hoy. Porque necesitamos Fuerzas Armadas modernas, democráticas, bien equipadas y al servicio de la comunidad. Porque cuando el brazo armado del Estado se involucró en «la seguridad interior» la patria se tiñó de sangre. Porque hay heridas aún abiertas que deben respetarse. Porque los argentinos nos merecemos un futuro mejor, pero sin desconocer nuestro pasado. Porque se está hablando de un tema DEMASIADO IMPORTANTE para la Argentinidad toda, no se puede ser irresponsable. Menos, si se tiene responsabilidad de gobierno.

Nunca más 30 mil desaparecidos. Nunca más la democracia presa de dictadores.  Nunca más, 44 héroes en el fondo del mar por la desidia y el abandono de las fuerzas armadas en democracia como pasó con el ARA SAN JUAN.

El lugar para repensar el rol de las fuerzas armadas es el Congreso. La casa del pueblo.

La Constitución nos ampara.

Los carabinazos y los palos NUNCA MAS.