Jue07182019

Últ. Act.Jue, 18 Jul 2019 7pm

Back Usted está aquí: Tapa | Editorial | PERROS Y MAS PERROS

Editorial

PERROS Y MAS PERROS

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

por WALTER DITRICH (Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.).-Ni la falta de viviendas, ni la inflación, ni las fuentes de trabajo, ni la red de agua colapsada, ni las tarifas.... El gran tema que ocupa a los pigüenses, al menos a juzgar por las redes sociales, siguen siendo LOS PERROS SUELTOS. Tema del que se viene hablando hace años. Que fue foco de debate en la campaña electoral anterior, y sobre lo cual, también parece haber una especie de grieta. Por un lado, los proteccionistas extremos que no están de acuerdo con las capturas y los refugios para alojar a los perros sueltos. Y por el otro, los vecinos víctimas de los pichichos callejeros que muerden, ensucian y molestan.


Se ha llegado a tal punto, que se ha creado una página de Facebook, titulada: «ALERTA PIGUE, PERROS MORDEDORES», donde se va dejando registro de los casos que se denuncian públicamente, de manera preocupante en la ciudad. Es un tema remanido, muchas veces hemos dicho que bastaba con consultar las estadísticas de la guardia del Hospital. No pasa semana sin que llegue alguien herido por mordeduras.


Hace unos días, la protectora de animales PATITAS, fue noticia porque al hacerse cargo del cuidado y atención de decenas de mascotas, quedó en un quebranto económico. Y recurrió a la comunidad para poder seguir funcionando. Aunque la demanda que atienden es tal, que se encuentran casi colapsada en su capacidad operativa. Sus integrantes no están de acuerdos con los refugios para perros porque consideran que se convierten en depósitos de animales.


Los expertos, coinciden en que se debe empezar por la tenencia responsable y los planes de castración. Aquí se vienen haciendo hace tiempo y seguramente esa política dará sus frutos en el futuro. Es más, ayer el HCD aprobó el contrato de dos veterinarios, por una remuneración de $15mil por mes cada uno, para llevar adelante esa tarea que la comuna hace de manera gratuita. También, siguen colocando chips identificatorios a las mascotas. Pero todo esto, funciona para quienes ya son tenedores responsables de mascotas.
El tema son los vecinos desaprensivos. Los que sueltan sus perros, los que los pasean sin correa, los que no cuidan su sanidad, los que no abren la puerta ni se hacen cargo cuando su mascota muerde. El gran tema son los perros sueltos que ya se han convertido en LOS DUEÑOS DE LA CALLE, y hacen muy complicada la vida diaria en la ciudad.
Leyes hay. Repasemos la ordenanza 5730 que ya tiene diez años:


« Los propietarios, tenedores o guardadores de animales utilizados para su defensa y la de sus bienes deben adoptar las previsiones necesarias para que éstos no escapen a la vía pública. Queda prohibido el ingreso y/o permanencia de animales en locales a los que habitualmente concurre público, en los días y horarios habilitados a tal fin, a excepción de los comercios del rubro alimenticio» dice la ordenanza de tenencia responsable de mascotas. Mas clarito: falta la multa.


En el caso de los animales mordedores, la norma establece claramente que: « Dispóngase que todo animal que en la vía pública muerda o lesione o ataque de cualquier manera a una persona o que muerda o lesione a otro animal, será capturado por el Organismo de Aplicación y alojado en lugar seguro, alejado de personas y congéneres a excepción de las personas encargadas de su cuidado y observación, hasta tanto se constaten indicios claros de su readaptación y que no es portador de enfermedad transmisible al hombre». La Comuna suele no tener lugar suficiente para alojar canes. Entonces, termina no capturando por falta de lugar para alojar los perros. Entre el año pasado y este, la Provincia envió o enviará (según se dijo) unos $500 millones de subsidio para obras. ¿No será tiempo de invertir un poco en solucionar el tema de los perros sueltos?


Por otro lado, la captura que tanto preocupa a los proteccionistas, también está legislada. Pues, la ordenanza establece que, «El Organismo de Aplicación queda facultado al retiro y secuestro de todo animal suelto que deambule en la vía pública, con o sin dueño aparente, que se observe abandonado o haya sido dejado suelto por su dueño, tenedor o guardador.....La captura se realizará bajo la supervisión de profesionales o idóneos en la materia, por personas específicamente adiestradas y debidamente equipadas para tal efecto, quienes evitarán cualquier acto de crueldad, tormento o escándalo público. Asimismo podrá requerirse la colaboración, para el procedimiento, de entidades protectoras de los animales, requerirse el auxilio de servidores públicos o de cualquier profesional o persona cuyos conocimientos y práctica se consideren necesarios para el mismo». Podrá hacerse invitando al pichicho a subir a la perrera, pero es claro que se puede capturar, la ley lo permite y es claramente «garantista» en cuanto a no tolerar el maltrato animal.


Y sobre los lugares de alojamiento para perros abandonados, la ordenanza establece en su Artículo 48º expresa que, « La Municipalidad de Saavedra dispondrá de lugares afectados al refugio, albergue, guarda o alojamiento transitorio de los animales bajo su custodia o secuestrados por imperio de la presente Ordenanza y demás legislación vigente, los que deberán contar con instalaciones que aseguren la confortabilidad, atención veterinaria e infraestructura mínima para los mismos. Los lugares destinados para tal fin podrán ser de propiedad del Municipio, los que obtenga mediante cesión gratuita u onerosa, pudiendo asimismo celebrar convenios de colaboración con entidades protectoras que dispongan de esos asentamientos».


Parece claro. Se trata de cumplir las normas, proteger a los vecinos que pagamos los impuestos y merecemos salir a la calle con tranquilidad y seguridad. Los legisladores han pensado en preservar los derechos de los animales y preven que quienes han generado asociaciones para protegerlos puedan participar de su cuidado y velar por su correcto cuidado.


Es claro que el tema ya no da para mas. Incluso, ha habido casos de heridas graves. ¿Se seguirá esperando que el número de víctimas o la gravedad de las heridas aumente?.


Hay que proteger los derechos de los animales y las leyes así lo establecen.
Pero también están los derechos de las personas, y a pesar de que las reglamentaciones también los contemplan, parece que no son tan importantes.