Lun05202019

Últ. Act.Dom, 19 May 2019 7pm

Back Usted está aquí: Tapa | Editorial | La justicia falla

Editorial

La justicia falla

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

«En el año 2004, #PabloCuchán mató, descuartizó y quemó en una parrilla a #LucianaMoretti, una adolescente de quince años. Fue condenado por la justicia luego de que confesara el crimen. Pero lo dejaron en libertad condicional aduciendo "buena conducta".

Este hombre hostiga a ex novias y a otras mujeres, a través de las redes sociales. El sábado pasado agredió a una mujer, quien se tiró de un auto en movimiento para escapar de este femicida. Policías que estaban en el lugar le ordenaron detener el coche, pero siguió la marcha hasta chocar contra un árbol. Lo detuvieron, se negó a hacerse los tests de alcoholemia y drogas, y lo trasladaron a una comisaría. Hace un rato, lo dejaron de nuevo en libertad. ¿En qué clase de balanza jurídica el crimen de un femicida bestial puede compensar, con buena conducta dentro de la cárcel, el asesinato de una piba? En la misma balanza machista en donde una piba de diecisiete años, fanática de los boliches, es condenada por mala conducta estando en libertad.  Este es Pablo Cuchán, el femicida que está suelto» escribió Karina Borodnikoff de la Revista Sudestada.


Se trata de otro capítulo de la justicia injusta. Doña Justicia se tapa los ojos cada vez más y no nos mira a la cara. Es que no podría mirarnos a los ojos sin ponerse colorada. Y falla. Falla del verbo fallar que además de los fallos judiciales significa también: «Dejar de cumplir una cosa su función .....No dar o rendir el resultado esperado».


La justicia «falla» y entonces los asesinos salen por buena conducta; los femicidas caminan por las playas; los ladrones de guante blanco disfrutan de sus botines en paraísos fiscales, los ladrones de guante blanco nunca van presos y las cárceles están llenas de ladrones de gallinas.
Cuchán está libre. La justicia falla. Está fallada.