Sáb08182018

Últ. Act.Vie, 17 Ago 2018 6pm

Back Usted está aquí: Tapa | Editorial | Categorías | Correo de Lectores | Echeverz recibió un anómino por sus opiniones en una carta pública

Correo de Lectores

Echeverz recibió un anómino por sus opiniones en una carta pública

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

El militante radical local, Ing Lionel Echeverz, recibió una carta anónima arrojada bajo la puerta de su casa con una catarata de insultors hacia su persona. Aunque el escrito no amenaza la integridad física de Echverz, es claramente intimidatorio. El anónimo, escrito a máquina, lleva la firma de "VIVA PERON, CARAJO". Echeverz, había distribuido una carta pública con la siguiente opinión:

PROTESTA Y REPRESIÓN

Planteado así parecieran ser las dos caras de una misma moneda .Cuando se desata una crisis sectorial o social irremediablemente se disparan ambas acciones . De tal modo se instala una fina línea divisoria entre el conflicto planteado y su resolución . Esto es así cuando el marco es democrático y de respeto institucional , ya que si al frente del gobierno se ha instalado una concepción autoritaria y antidemocrática en el ejercicio del poder ,  posiblemente nos despertemos con un plan sistematizado de represión a las movilizaciones populares .

Por tal razón es importante en primer término tener en claro el contexto político en el que se desarrolla el conflicto . No es lo mismo protestar ante un gobierno legítimamente elegido por el pueblo , que efectuarlo frente a una dictadura .

Entonces sí ahora debemos determinar los distintos grados de responsabilidades , estando el gobierno en primer término  al tener que garantizar la integridad física de los manifestantes . Y en segundo lugar  las organizaciones convocantes porque no pueden tentarse en creer que pueden hacer lo que quieren en nombre de un reclamo por más justo que sea . El uso del espacio público solo debe ser para darle visibilidad al conflicto y no para vulnerar otro derecho importante como es el de la libre circulación . Cuando ello se produce el gobierno a travez de las fuerzas de seguridad tiene el deber de restablecer el orden público .

Sin pretender usarlas como chivo expiatorio de los desbordes producidos ,

han demostrado reiteradamente que no están entrenadas para afrontar estas revueltas callejeras .

Carecen de una formación tal que les permita desplegar una estrategia capaz de aislar a los violentos del conjunto en una marcha . Y esto sí es responsabilidad absoluta del gobierno . No puede responder a la provocación violenta de unos pocos con una ofensiva represiva indiscriminada . Tiene que limitar su accionar represivo para recuperar el espacio público solo a quienes lo perturban , a la vez que debe garantizar en simultáneo la integridad física del resto .

A su vez la autoridad política debe velar por el cumplimiento de un protocolo desarrollado para tal fin y con los objetivos enunciados . 

Por otro lado las organizaciones convocantes deben ultimar los medios para evitar ser infiltrados por los violentos o en su defecto aislarlos y dejarlos en evidencia ante las fuerzas de seguridad .

Hoy estamos transitando un tiempo sumamente difícil , en el que se entrecruzan los justos reclamos con el oportunismo de los que hasta ayer fueron gobierno . Y para ello el peronismo kirchnerista no duda en aliarse con los que siempre están dispuestos a generar caos , a montarse sobre los conflictos , profundizarlos , sacarlos del curso democrático que tienen que tener para hallar su resolución y a cambio generar actos provocativos y vandálicos .

El gobierno no puede caer en esta trampa valorando más el costado político de la gestión , creando las condiciones para institucionalizar un ámbito propicio para que discuta con quienes saben , las acciones a emprender bajo estas circunstancias .

                                                                   Lionel H. Echeverz