Dom05202018

Últ. Act.Dom, 20 May 2018 8pm

persichini cerramientos
distruta
prestamos ya
el angel
Back Usted está aquí: Tapa | Editorial | Categorías | Correo de Lectores | SOLICITADA DE TEXTILES PIGÜÉ

Correo de Lectores

SOLICITADA DE TEXTILES PIGÜÉ

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

“Hasta que un día el paisano, acabe con este infierno y haciendo suyo el gobierno, con solo una ley se rija…o es pa’ todos la cobija o es pa’ todos el invierno.” (Arturo Jauretche)

Días pasados hemos dado a conocer públicamente, mediante una foto en las redes sociales, la cifra que pagamos de energía eléctrica y que asciende a más de medio millón de pesos. Fuera de toda lógica que se pueda aplicar, a las apuestas por sostener y hacer crecer nuestras empresas sociales, tratamos de encontrar eco en nuestras demandas como trabajadores y trabajadoras, ante quienes han sido elegidos democráticamente y que tienen la responsabilidad de estar atentos a estas situaciones.

Debe conocer nuestra sociedad, que estas son tarifas que se vienen aplicando sistemáticamente desde que el Gobierno de Cambiemos modificó el cuadro tarifario y que Textiles Pigüé, en acuerdo con la C.E.L.P. nuestra cooperativa también del pueblo de Pigúé, está pagando de todos modos. Acá queremos resaltar esta relación, propia de entendernos en las dificultadas que atravesamos pero pensando también en las ajenas y que no hacen más que profundizar la relación entre vecinos primeros y del sector puntual de cooperativismo en segundo término, cuestión que saludamos fervorosamente y agradecemos.

Lo hicimos porque somos trabajadores y tenemos demandas y porque hemos definido hace mucho tiempo en nuestra empresa cooperativa, que no nos interesa dividir nuestras organizaciones por creencias personales políticas y tal es así que históricamente por nuestras unidades productivas, han pasado y han sido convocadas todas las expresiones políticas partidarias del Distrito de Saavedra. El reclamo es para todos, están en ese lugar de recibir y nosotros en este lugar de exigir. Las quejas suben y las directivas bajan en el mundo actual.

Pero también lo hicimos porque entendemos que de nuestro trabajo dependen muchas familias y no creemos justo que se actué con desinterés de parte de nuestros representantes, en cuanto a que estamos hablando de la mayor fuente de generación de empleo por detrás del Municipio y con una potencialidad, en contextos distintos, de hacer crecer esa estadística favorablemente.

En lugares pequeños, de pocos habitantes, se impone el trabajo colectivo y sin vanidades. Debe ser alejado de toda picardía política, porque no la necesitamos. Y no porque seamos caídos del catre en los análisis de ese tipo, sino porque de lo que se está hablando y con eso no podemos jugar, son de nuestros hermanos o hermanas, nuestras novias o novios, nuestros padres y madres, nuestros amigos o amigas, nuestros hijos e hijas nuestros vecinos y vecinas, en fin, estamos hablando de personas, hombres y mujeres de nuestro espacio, que imaginamos, de puro curioso que somos y que por haber vivido esa situación estamos sospechando, que hay urgentes necesidades básicas que se deben cubrir en muchas familias piguenses.

Ahora que los discursos no sirven de nada y las caretas se caen de a una, queremos ver a qué intereses representan algunos sectores políticos de nuestra ciudad o si solo es por incapacidad o faltas de ideas. Estas últimas dos señalizaciones las podemos pasar por alto, ya que lo que estamos reclamando no son resultados, que incluso sabemos que no pueden ofrecer, porque a veces no depende de acciones locales, sino ACOMPAÑAMIENTO. El mismo que hemos ofrecido, ni más ni menos que el mismo, promoviendo espacios de discusión con todas las fuerzas políticas de la ciudad, poniendo a disposición nuestras instalaciones, nuestros profesionales, nuestra experiencia para el desarrollo productivo y social de la ciudad.

Y entonces, por primera vez después de mucho tiempo, queremos ir a recoger eso que sembramos desde el nacimiento mismo de Textiles Pigüé. Queremos cosechar la comprensión, la calidez, la solidaridad y el acompañamiento de los hombres y mujeres del Distrito, porque fueron inicialmente las semillas de siembra puestas por nosotros y que le dieron lógica y sentido a la conformación de una cooperativa que se propuso, no solo ser rentable y eficiente para el mercado sino solidaria con su sociedad a través de todos los convenios inclusivos, que se han firmado y trabajado, principalmente con las áreas donde se atienden situaciones de alta vulnerabilidad social, dándoles a esos jóvenes posibilidades ciertas de modificar su triste pasado.

Programa Envión, Patronato del Liberado o escuela de educación especial son solo algunos de los ejemplos de eso, tanto como la CONAMI, que alcanzó a más de doscientos cincuentas vecinos inyectando más de tres millones de pesos a nuestra localidad. Las ferias, los festivales de arte que nos involucran como trabajadores con la educación y lo cultural también nos llenan de orgullo. Que decir de ese histórico berretín que tenemos los trabajadores de la autogestión, las universidades, de donde surgen nuestros profesionales, espacio que consideramos estratégico para el sector y con el cual nos queremos seguir vinculando.

No debe olvidar la sociedad de nuestra ciudad y deben conocer las nuevas generaciones también la historia, porque sin ella no vamos a ningún lado, que no hemos descansado por repetir que esta era una empresa del Pueblo de Pigüé y no solo de quienes, por circunstancias de la vida, esa que son tan dolorosas, tuvieron la acuciante necesidad de llevar a cabo una gesta histórica y revolucionaria, que fue provocada por las prácticas mafiosas de políticas neoliberales, que nos enfrentó incluso a poderes reales, realizado esto con mucha valentía además de seriedad social y política, tomando sin temores las herramientas de nuestras fábricas haciéndolas no solo eficientes y competitivas sino además seguras y solidarias.

Pudimos cumplir nuestra palabra, allá cuando se escrituró la planta en el año 2014, cediendo los trabajadores a su pueblo activos inmobiliarios que se cuentan por muchos millones de pesos, como lo son la planta de Avenida Casey y los terrenos del Parque Industrial y de los cuales se espera que más temprano que tarde, llenar de vecinos en actividades fabriles, culturales, las que ustedes decidan, porque es de ustedes queridos vecinos, ya no solo de algunos pocos ex trabajadores de la Gatic.

Tenemos una responsabilidad enorme por el contexto y un compromiso asumido con los desocupados de nuestro hermoso país pero no podemos hacerlo solos y por eso los seguimos convocando. Por muchas razones y limitaciones propias de recursos pero también porque no lo creemos justo. Históricamente se nos ha cargado esa responsabilidad. En la actualidad podemos contabilizar a lo largo y ancho de este país más de cuatrocientas fábricas y empresas recuperadas que proponen generar economía y pensar la justa distribución de esas riquezas que generamos, quedando sus resultados en nuestras localidades, a contramano de lo que se nos quiere indicar desde el mercado, que hemos decidido no defina, la suerte de ninguno de nuestros compañeros, pero no está alcanzando hoy por desgracia.

Necesitamos sostener nuestras empresas y para eso deben generarse políticas públicas inteligentes, ordenanzas y leyes que desde lo técnico y lo político nos den escenarios al menos descifrables. Y es por eso que hemos gritado, es por eso que los seguimos convocando. Las puertas están abiertas, pasen si quieren compartir necesidades, pasen, entren y vean que aquí hay vecinos y trabajadores del pueblo de Pigüé.

Siempre Venceremos!