Mié08152018

Últ. Act.Mié, 15 Ago 2018 7pm

Back Usted está aquí: Tapa | Inf. Especial | Mario Markic: «toda historia deja de ser ordinaria para convertirse en extraordinaria»

Informe Especial

Mario Markic: «toda historia deja de ser ordinaria para convertirse en extraordinaria»

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

(por Walter Ditrich).- Desde 1996 Mario Markic(64) transita el camino. Y por esas cosas de los rumbos periodísticos, el conductor del afamado programa de TN pasó por nuestra ciudad con pocos meses de diferencia. Había estado en diciembre cubriendo la omelette gigante. «Fue una linda experiencia, la pasé muy bien. Regresé para hacer base en Pigüé y trabajé en Espartillar con el proceso de las trufas».


Markic, recorrió el emprendimiento «Trufas del Nuevo Mundo» en Espartillar y el hotel Peumayén. Degustó las trufas y aseguró que, «no tienen la intensidad de los hongos, es otro tipo de sabor, mucho menos definido. Es un sabor que me remite, como a tierra mojada, una cosa así. Es lindo descubrir sabores que son muy delicados».
Mario Markic es un periodista, conductor y escritor. «Ponete a pensar que cualquiera de nosotros es una historia en sí mismo. Lo mismo pasa con las comunidades. El pueblo mínimo es también una historia», nos dice.


En la charla, que tiene lugar en el hotel Mulehue, dice que, «ayer mismo hablando mientras cenábamos, hablamos de otros pueblos de la zona y saqué ideas de poder hacer cosas..... Así se logra. Cada viaje te generan otros viajes».


Quien dice que también desarrolla programas en lugares muy conocidos, pero con historias que no lo sean. «Yo me impongo ir a lugares conocidos o no, que yo no conozca. Para mi no hay grandes ni chicas historias. Para mi hay historias y en función de eso trabajo. Toda chica que tomo para trabajar deja de ser ordinaria y se convierte en extraordinaria. Por el interés que me genera. Y luego es el efecto que le da el medio, porque sale en TN. Se mira de otra manera por el mero hecho de que fue contada su historia».


Cuando se lo interroga sobre para hacer buenas reportajes es mejor saber escuchar o saber preguntar. « Para el programa que y hago es mejor saber escuchar. Para ser periodista es mejor saber preguntar. Para la diaria es mejor preguntar. Hay que ser rápido, porque esa gimnasia te posibilita la repentización y la respuesta impactante, o el título», dijo Markic. «La verdad también sale provocando al interlocutor. Las cosas se pueden decir de varias maneras. Hay periodistas que lo conmueve la fama y preguntan cualquier cosa en cualquier momento. Hay que encontrar el momento. Pero dar el tiempo, aunque sin la mansedumbre de dar todo servido».
«Estoy orgulloso de que me digan que entrevisto bien. Yo necesito que la persona se abra y la persona se descubra hablando con alguien como si lo conociera desde hace mucho. Yo creo que es lograr una empatía que viene con la impresión», dijo Markic.
Agregando que, «muchos periodistas jóvenes quieren hacer notas con personas importantes. Si uno pretende que una persona famosa te tire los títulos de tapa de su vida. Imagínate, Susana Giménez, Moria Casan o Tinelli, van a venir a darte la gran declaración justo a vos la primera vez que te ven.. Uno se va haciendo a los golpes. Uno tiene que considerar a todos importantes cuando uno trabaja».
«Los famosos conocen los códigos, tienen cientos de reportajes sobre el lomo. Manejan el reportaje, te hacen creer que lo manejas vos. No me interesa hacer notas con personas importantes, me interesa hablar con personas que me digan la verdad. Son las que encuentro vírgenes, que nunca hablaron antes», dijo el periodista.

La pluma

Markic proviene del periodismo gráfico, y asegura que, «es mi primer amor, yo sigo escribiendo. Y es la cuna, la base. Yo sigo escribiendo, publico cada vez que puedo. Los guiones de mi programa son una prueba de que sigo con la mano caliente. Pero, yo soy larguero para escribir y en televisión hay que ser más corto. Hay veces que tengo problemas por eso».


«Mis programas siempre son muy hablados, a veces porque el reportaje no es tan feliz como una hubiera pensado», dijo Markic.
Y cuando se le pregunta el por qué tanta gente lo sigue, «quizás sea el entrevistado, los lugares, la historia, mi voz, la narración, el paisaje. Tal vez con pocas cosas en contra. El programa por alguna de esas cosas se ve. En cualquier caso, es como un vaso con agua: mal no te va a hacer».


«Mi lugar en el mundo?, es Buenos Aires, porque me siento bien. Tiene sus problemas como ciudad, pero viajo mucho y es mi lugar. ... Yo entro y salgo continuamente. No padezco tanto la Capital como la persona que trabaja todo el día. Yo soy de la Patagonia que tiene rigideces climáticas, de tal modo que el lugar del mundo es donde uno es feliz y se siente a gusto..».


«Muchas veces me preguntan donde viviría sino fuera Buenos Aires... Creo que ya no podría vivir en un pueblo chico fuera de los medios de comunicación, porque forman parte de mi vida. Me gusta estar panza arriba de reposo, la lectura, pero enseguida extraño la actividad», dijo Markic.

La Argentina

«El país no es el que yo quisiera. Yo tenía la ilusión que la democracia arreglaba muchas cosas. Me subleva bastante que los números estadísticos son mucho peores que hace muchos años antes del derrocamiento de Isabel Perón, que tampoco era un momento bueno. Pero todos los índices todos van para atrás. Me duele mucho y me subleva. Por mas que es mi tiempo, yo tenía grandes ilusiones, y la clase política no fue buena. Es mi país, lo quiero mucho. Pero tenemos un problema dirigencial grave», dijo Markic.Marcando «no sé cuál es la solución, porque yo describo».

Y dijo, como ejemplo que, «a Rusia iban al mundial que con la grieta de los equipos, de River, Boca, aguante esto, lo otro. Los otros países no. Tenemos un problema de identidad. Yo soy argentino, no me gusta andar diciendo tengo ascendencia de acá o allá. Yo soy argentino, sino nos ponemos de acuerdo ni en el fútbol que es chiquitito, menos con el país».


Diciendo que, «en Argentina las leyes son orientativas, se cumplen mas o menos... No nos ponemos de acuerdo. Todos tienen excusas».
«Yo estaré en el camino hasta que le cuerpo aguante, el camino no termina. Mientras no sea aburrido. El camino tiene grandes posibilidades de continuar. Se puede ser muchas cosas, menos aburrido», dijo Markic.


Marcando que, «hay que interesar a los otros. Yo quiero tener a mis espectadores ahí, para que sigan mi programa. Con recursos honestos y contando buenas historias».
«Hoy empezamos muy temprano, hacía mucho frío. Pero mientras te genere ilusión el conocer. Uno también es periodista porque uno tiene las ganas de conocer cosas. Por qué las cosas son así y no de otro modo. La actitud del chico que pregunta y pregunta», marcó Mario Markic.


Y al final asegura que, «uno va encontrando el estilo con los años y las viviendas, y copia a los grandes maestros. Finalmente terminará contando su propia historia. Al principio, serán de otros, y después terminas contando tu propia historia y dejó de copiar y ya es él mismo».