Dom10132019

Últ. Act.Dom, 13 Oct 2019 9pm

Back Usted está aquí: Tapa | Inf. Especial | Textiles Pigüé cumple 15 años

Informe Especial

Textiles Pigüé cumple 15 años

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

"Para nuestra Organización, el 20 de febrero es una fecha muy importante, hoy es más que eso, es orgullo, es coherencia, es inclusión, es vencer prejuicios, es sentirnos más que una fabrica textil!! FELICITACIONES COMPAÑEROS, gracias a los que iniciaron este proceso, a los que estan, a los que estuvieron y a todos los que confiaron y acompañaron. Acá estamos y acá estaremos!!!" publicaron desde TEXTILES PIGUE, con motivo de los 15 años de la cooperativa.

Hoy 20 de Febrero se cumplen quince años de la creacion de laCooperativa Textiles Pigue . Saludamos a todos aquellos que nos acompañaron a OCUPAR, se quedaron a RESISTIR, para permitirnos PRODUCIR ! escribió en un comunicado la Cooperativa de Trabajo Textiles Pigüé.

La Cooperativa Textil Pigüé anunció, desde su génesis, la determinación de un programa de incorporación de todos los compañeros despedidos, y con firmeza lo puso en práctica. Un aspecto clave fue la movilización de los trabajadores para que el Estado se haga cargo de los subsidios necesarios para poner en marcha la producción, estableciendo un aporte especial que garantice el salario y la cobertura social, permitiendo elevar el piso salarial de la masa trabajadora.

Así, el rol social de las fábricas recuperadas es el de constituirse en compensadoras ante situaciones críticas de despidos masivos y pérdidas de puestos de trabajo. A su vez, estimulan de manera constante nuevas experiencias sociales que buscan el aumento de la autoestima de los trabajadores que aparecen hoy bajo una nueva identidad “obrero- socio”.De esta forma, el control obrero será el cuerpo y alma de toda fábrica recuperada, ya que se trata de un programa que va más allá de una fábrica en particular y que plantea una acción común con otras empresas gestionadas por los trabajadores.

Profetas en su tierra

Textiles Pigüé es un emblema del movimiento de empresas recuperadas fuera de nuestra ciudad. Lo es por la magnitud de la planta, porque logró mantenerse y es la primera en lograr la escrituración definitiva. Como aquellos pioneros cooperativistas de El Progreso Agrícola en 1.888, hoy, los trabajadores de Textiles han abierto una senda en el movimiento cooperativo y son pioneros en la órbita de las cooperativas de trabajo.


«Yo creo que la cooperativa significó dividir el pueblo en dos opiniones, incluso nosotros lo vivimos en nuestras familias... Incluso, gente de sectores políticos estaba en contra y se dieron discusiones políticas. Hasta que se pudo consolidar la cooperativa pasaron muchas cosas., Hubo un momento que estuvimos todos juntos, hasta diciembre de 2003. Cuando aparece el tema de la cooperativa nos dividió. Todas las opiniones son respetables, como aquel que quiere un empresario y estar bajo un patrón. Nosotros ya probamos esa experiencia y la ley nos habilitaba para recuperar la fábrica y formar una cooperativa.. Nosotros hemos demostrado que se puede»., opinó Pedro Sánchez.


Ejemplificando que, «nosotros que cada cual es libre. Pero también decimos que nos dejen trabajar tranquilos. No nos generen estar siempre en la boca de todos o pedirnos que ocupemos a todos los desempleados de Pigüé. Como no se le pide al Molino o a otra fábrica».

Los jóvenes

De los trabajadores que fundaron Textiles, una década después 35 siguen en la planta. Según Sánchez, su desafió es explicarle a los jóvenes la historia de esos obreros que abandonados a su suerte optaron por un modelo solidario de autogestión. Como cuando deciden seguir pagándole el salario a un obrero a pesar de que ya no esté trabajando por su salud, pero «la memoria lo obliga». «Los chicos tienen que saber que hubo compañeros que dejaron la vida por este proyecto. Más allá de estar en un cuadro, en una pared, tienen que saber quién fue Miguel Alonso, quién fue Miguel Alazard, quien fue Julio Balzi... Son compañeros que perdimos, porque en esto, con el tiempo, te pasa factura la salud, preocupaciones Muchas noches sin dormir, no llegar con la plata, produce secuelas y en algunos casos le costó la vida a los compañeros. Eso nos sirve como soporte, todos los días».

Lo más difícil

Consultado acerca del momento más difícil para el proceso de la cooperativa, Pedro Sánchez dio que, fue el día del desalojo por la fuerza y la represión policial. «Vos sabés que a la corta o la larga, te sacan. Murúa hizo un trabajo para que saliéramos con algo, Se demoró todo lo que se pudo y se logró con su experiencia la tenencia en manos del intendente y los concejales y eso generó que pudiéramos seguir peleando».


«La otra fue cuando sale la expropiación: Porque a las 10 de la mañana el juez le dio la fábrica a Gotelli por el pago de un canon, y para todos ya estaba todo perdido. Pero nosotros sabíamos que a las 19hs salía la expropiación en la legislatura. Entonces, esperar todo eso sin decir nada, se hizo eterno...», recordó Sánchez.


La puesta en marcha fue también muy complicada. El trabajador recuerda que, «entramos en febrero, y en julio hicimos los primeros 3.500 kg. No teníamos caldera, ni muchas cosas, no teníamos plata, tampoco. El segundo mes fueron 7 mil kilos y después los 11 mil. Hoy estamos en 80 mil kilos. Osea que ha cambiado mucho».

«Esto seguramente servirá para demostrar que otro modelo es posible. Esto es un paso más y seguiremos demostrando. Le devolveremos a la gente, a los compañeros y a Pigüé con generación de trabajo....» resumió Pedro Sánchez.


Diciendo que diez años después, «hoy los compañeros saben que si de ellos depende de acá no se van más. Que se levantan al otro día y tienen donde ir a trabajar. Eso no es poca cosa...».

DETALLES DE UN ANHELO DEMORADO:

El convenio de escrituración que finalmente logró la CTTP había sido rubricado con la entonces Ministra de la Producción Débora Giorggi. Pero cuestiones políticas hicieron que se demorara. Sabido es que el entonces Intendente Grenada no estaba de acuerdo con que la Cooperativa y abogó por el desembarco de un inversor privado. Intercedió ante el Gobernador Scioli y el entonces Ministro Ferré y logró frenar la escrituración proponiendo la llegada de un grupo inversor (Fiducia). Algo que los trabajadores no aceptaron, porque según Sánchez, «siempre estuvimos de acuerdo en generar trabajo, pero no estábamos de acuerdo en regalarle todo el esfuerzo de los trabajadores cuando hubo gente que quería quedarse con todo o el manejo de todo lo que logramos».

Si hubiera habido decisión política en 2007 la fábrica hubiera sido formalmente de Textiles. «Lo que pasa es que los trabajadores tenemos que demostrar continuamente que sos serio, que estás inscripto, cada cosa era una demora. No te creen, la misma gente de Pigüé no creía. Tiene un error de concepto, dicen: estos que van a manejar una fábrica.. Y es un error, si nosotros incorporamos profesionales para el manejo y lo hicimos», aclaró Sánchez. La gente pensaba, «éstos negros, qué van a manejar esta fábrica!».


Con el cambio de gobierno, Corvatta apuntaló a Textiles y dio su apoyo para que ese convenio se hiciera efectivo. Lo propio hizo el Ministro Bretestein y Scioli lo prometió en Pigüé antes de las elecciones. Ahora, se concretó.


Respetando aquel convenio original que la Provincia no había cumplido, Textiles se queda con la planta de la ruta «con cargo». Es decir que tras dos años de gracia, deberá pagar $2,5 millones por esa planta en cuotas.


Textiles cede, en parte de pago, la planta de Alsina y Casey y dos terrenos en el SIP. Pero en lugar de obligarse a venderlos como en el convenio anterior, estos inmuebles fueron cedidos al Municipio, que deberá abonar un cargo de $2 millones.


«Eso cambió porque el Municipio quería generar trabajo en el centro y por eso cambiamos. Bien podríamos haberlo vendido por más dinero y achicar la compra de nuestra fábrica, pero decidimos aportarlo. Resignamos casi 800 mil pesos y achicaríamos nuestro costo por la fábrica, Pero lo cedimos para que se genere trabajo», dijo Pedro Sánchez.

TEXTILES PIGÜÉ: UNA HISTORIA DE LUCHA:

Sin estridencias pero sin pausa, los trabajadores de Textiles Pigüé, consolidaron en la legalidad de una escritura, el camino de la autogestión obrera que emprendieron hace una década. Esa elección no supone un lecho de rosas, pero puede terminar en triunfos importantes como el que logró la cooperativa de trabajo Textiles Pigüé, que recuperó la planta de Gatic en la localidad bonaerense que le da nombre. A casi diez años de haber sufrido una dura represión policial, los trabajadores titularizaron la fábrica a nombre de la cooperativa que conformaron para preservar sus fuentes de trabajo.


Pese a los palos policiales los laburantes de Pigüé persistieron en la búsqueda de su objetivo. ¿Quién puede negar que asiste la razón a los trabajadores que apuestan a preservar sus fuentes de trabajo cuando el sector patronal pretende liquidar bienes de las empresas adeudando salarios y eludiendo el pago de indemnizaciones?
Fue el 12 de agosto del 2004 que 300 policías boanerenses respondieron a una orden de una jueza de Garantías de la ciudad de Bahía Blanca y entraron a la planta de Gatic que estaba tomada por sus cien empleados desde diciembre del 2003.

“El día anterior habíamos visto movimientos raros y nos fuimos juntando en la fábrica. Al mediodía entraron cagándonos a palos, tirando balas de goma, gases lacrimógenos, pegándole a las mujeres. Resistimos hasta las 9 de la noche y el arreglo fue que los concejales de Pigüé quedaran como custodios de la fábrica. Y al otro día ya nos instalamos con carpas en el acceso”, recordó Francisco Martínez, presidente de la cooperativa.
Después llegó una reunión con el por entonces presidente Néstor Kirchner en la Casa Rosada, que respaldó el reclamo, y una ley provincial de expropiación sancionada por la Legislatura bonaerense en enero de 2005. Así los trabajadores pudieron arrancar a producir y se fueron cruzando con nuevas necesidades y desafíos.

Uno de los principales problemas es que si bien sirvió como un paraguas para frenar la posibilidad de nuevos intentos de desalojo, la ley provincial no significó que efectivamente la cooperativa pase a ser titular de la fábrica. Y eso es lo que se logró la semana pasada.

(*) ARCHIVO SEMANARIO REFLEJOS

VER VIDEO DE NUCLEO AUDIOVISUAL CON FOTOS DEL ARCHIVO DE SEMANARIO REFLEJOS: