Informe Especial

En Pigüé la venta de nafta premium cayó un 31%

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

En el último año el consumo de nafta de mayor octanaje cayó casi el 26% en la región. En contrapartida, el expendio de súper subió el 5,27%. Con el gasoil sucedió lo mismo: la venta del premium mermó el 6,76%, pero la del común aumentó el 9,56%.

Si bien en mayo pasado logró cortar 9 meses consecutivos de caídas en las ventas, el sector de los combustibles líquidos no sólo sigue sufriendo la retracción del consumo, sino también un inédito retroceso en la comercialización de gasoil y naftas premium.

Los datos nacionales impactan: entre mayo de 2018 y el mismo mes de este año el expendio de diesel cayó el 6,1% y, el de la nafta premium, nada menos que el 24,8%. En el mismo período, la venta de los combustibles de menor calidad subió el 9,87% (nafta súper) y el 18,44% (gasoil común).

PUBLICIDAD

Bahía Blanca y la región reflejan esta realidad. Un relevamiento de La Nueva. en 17 de las principales ciudades de la zona determinó que en ese mismo período la venta de naftas premium se retrajo, en promedio, un 25,73%. Ese guarismo llega al 31% en la ciudad de Pigüé.

Esto implica que en mayo se vendieron casi 1,1 millones de litros menos que un año antes.

En el caso del diesel, la caída regional fue del 6,76%, lo que representa unos 340 mil litros menos.

Un dato clave: entre mayo de 2016 y el mismo mes de este año los combustibles aumentaron entre 144% y 158%. La inflación, en tanto, fue del 145,3%.
Bahía Blanca tuvo porcentajes cercanos al promedio zonal: -5,34% en diesel y -25,83% en nafta premium. Si se traduce ambos porcentajes a litros, se deduce que se vendieron, en total, casi 710 mil litros menos de combustibles líquidos.

En el caso puntual de la ciudad, esta caída se compensó -e incluso se superó- con las subas en las ventas de nafta súper y gasoil común, que fueron del +7,36% y +15,42%. En total, más de 900 mil litros.

“Está claro que hay un cambio muy fuerte en los hábitos de consumo, que yo creo que se va a mantener”, señaló Fabio Rodríguez, presidente de la Cámara de Operadores de Combustible de Bahía Blanca y el Sur.

En cuanto a las ventas, el dirigente señaló que desde inicio del año pasado hasta hoy la caída general del sector, a nivel nacional, fue del 5% al 10%, lo cual -se sinceró- “muestra un panorama mucho mejor que el de otros rubros de la economía, que tuvieron mermas del 40% o 50%”.

“El golpe fuerte al consumo lo sufrimos el año pasado, cuando el dólar pasó de 18 pesos a 40. En agosto o septiembre llegamos al piso de caída en las ventas, que fue del 15%, y desde ese momento el mercado se recuperó algunos puntos”, señaló Rodríguez.

(*) LA NUEVA