Vie10202017

Últ. Act.Vie, 20 Oct 2017 3pm

Back Usted está aquí: Tapa | Inf. General | ADOLFO ALSINA Y GUAMINÍ: "Si caen 20 milímetros, la situación volverá a ser complicada"

Inf. General

ADOLFO ALSINA Y GUAMINÍ: "Si caen 20 milímetros, la situación volverá a ser complicada"

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

Los intendentes de Adolfo Alsina, David Hirtz, y Guaminí, Néstor Alvarez, señalaron que la problemática por inundación de sus territorios aún está lejos de poder solucionarse y mostraron su preocupación ante la inminencia de nuevas lluvias para lo que resta de la semana.

   Desde hace varias semanas, ambos territorios -junto a una parte de Puan, Salliqueló, Daireaux y Tres Lomas- se encuentran jaquedos por la presencia de agua en su territorio, con caminos rurales inundados y ejidos urbanos amenazados por el inminente ingreso de agua.

   Esto llevó también a que la Provincia decidiera decretar la Emergencia Hídrica para estos distritos, una medida que -entre otras cuestiones- permitirá llevar a cabo obras de hasta 1,5 millones de pesos sin tener que pasar por procesos licitatorios.

   Sin embargo, el período de tranquilidad que supuso tener casi un mes sin precipitaciones parece llegar a su fin. Para los próximos días, los pronósticos anuncian lluvias en toda esta cuenca y, seguramente, el retorno de los problemas.

   “En realidad, todavía no salimos de la emergencia. La situación es muy compleja y con 20 milímetros que caigan, la situación volverá a ser difícil. Las napas están cargadas y los cursos de agua, a pleno”, señaló Hirtz.

   Al respecto, remarcó que en las últimas semanas se pudo llegar a los sectores más complicados, permitiendo llevar a cabo varias obras y recomponiendo y permitiendo que varios lugares vuelvan a ser transitables.

   “Somos concientes de que estamos lejos de resolver la situación, pero hoy estamos un poco mejor, tanto en materia vial -el sector más complicado- como en las localidades de San Miguel Arcángel y Villa Maza, donde hay agua alrededor de las plantas urbanas”, sostuvo.

   Por su parte, Alvarez remarcó que en la actualidad, entre el 35% y 40% de los campos de Guaminí se encuentra inundado, aunque destacó que en las últimas semanas se pudo trabajar con algunas motoniveladoras.

   “Hemos recuperado muchos caminos, pero eso no significa que estén óptimos. En algunos, solo se puede pasar en camioneta. Hay que recordar que en determinados sectores llegamos a tener hasta 1,5 metros de altura de agua”, recordó.

   Sin embargo, más allá que reconoció que las lagunas de los campos han bajado, aclaró que la situación es aún muy complicada.

   También indicó que en varias localidades hay complicaciones por el agua, por lo cual se han hecho algunas obras: en Garré se hizo una defensa contra inundaciones, se cambiaron algunas bombas de achique y se optimizó el sistema de desagües pluviales; en Casbas se puso en funcionamiento un sistema de bombeo para achicar el líquido que escurría hacia un bajo donde se construyó un barrio del Plan Federal; en Bonifacio se formó una laguna muy grande en la parte trasera del hospital local y se está trabajando en una defensa, y en Guaminí -aunque por ahora no hay problemas- se llevó a cabo un recambio de bombas.

Fuera de peligro

   El titular de la Zona VI de la dirección provincial de Hidráulica, Daniel Mas, aseguró a La Nueva. que en el distrito de Guaminí ya no hay problemas por anegamientos en zonas urbanas, que considera que las localidades de este distrito se encuentran “fuera de peligro” y que en Adolfo Alsina -si bien persisten los problemas por inundaciones- la situación es estable.

   Además, aclaró que la Provincia decidió que cada territorio mantenga el agua -sin enviarla a otras zonas- y esperar la normalizacion del sistema, siempre defendiendo las zonas pobladas.

   “Estamos haciendo una obra de defensa fuera de Bonifacio para proteger el hospital, ya que había un viejo canal y se utilizó como relleno sanitario. También esperamos que baje el agua para hacer un relevamiento topográfico”, dijo.

   “En tanto, en San Miguel Arcángel estuvimos complicados el año pasado, pero ahora está escurriendo agua, más allá que los accesos a algunas zonas urbanas todavía están comprometidos”, añadió.

   Los vecinos de Villa Maza, en cambio, todavía están obligados a llevar a cabo un rodeo de 120 kilómetros para viajar hacia Rivera, ya que el camino de 30 kilómetros que normalmente utilizan todavía está inundado.

   “En este caso, el camino provincial está muy erosionado, se encuentra mucho más alto que la línea de campo y ha quedado anegado con las lluvias”, remarcó.

   Por último, ratificó que la laguna de Puan aún no alcanzó el nivel estipulado para comenzar a achicar agua hacia el sur del distrito de Adolfo Alsina, ya que debería crecer otros 50 centímetros.

(*) LA NUEVA