Sáb07202019

Últ. Act.Vie, 19 Jul 2019 8pm

Back Usted está aquí: Tapa | Inf. General | MI REALIDAD: "EL BULLYING EN PRIMERA PERSONA"

Inf. General

MI REALIDAD: "EL BULLYING EN PRIMERA PERSONA"

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

UNA JOVEN DE 16 AÑOS NOS CUENTA SU EXPERIENCIA PERSONAL Y COMO EL BULLYING LA LLEVO CASI A  ATENTAR CONTRA SU VIDA.

«Muchas veces pienso y pienso. No sé quien soy y no sè que quiero. No sè a dónde ir. Muchas veces me hicieron sentir que no valía. Me hicieron sentir una mierda!. Tal vez no era así. En fin, eso lo sentí.
Pasé por muchos malos momentos. Y por mas que trato de olvidarlos, siguen ahí.


Marcaron mi vida y creo que eso nadie o cambiaría. Tal vez necesito un poco de cariño. Pero no de cualquier persona. Sino de mi mamá, la cual estuvo siempre. No de la forma que quiero, pero en fin, siempre cuidò de mi.


Ella tampoco tuvo un vida fácil, hizo lo que pudo y eso siempre lo valoré. Tal vez un abrazo, o un "te amo" de ella, me hubiera sacado de tanta mierda. Tal vez ella no se dio cuenta. Muchas noches me he acostado llorando esperando un abrazo. Pero eso nunca sucedió. Fue un error de las dos. Mío por no haberlo hecho saber y de ella por no darse cuenta lo mal que la estaba pasando. Tal vez digan: "eso es una boludez". Para los demás será una boludez, para mi no. No la juzgo por eso. La entiendo, pero también me hubiera gustado que me hayan comprendido un poco más. Y no juzgarme por lo que era y lo que soy. Todos somos humanos y cometemos errores.
Cuando mi mamá estuvo presa, me tuve que ir a vivir a una localidad del distrito. Y desde ese momento comenzó el infierno para mí. Ya no era la de antes, me hicieron tanto pero tanto daño que hasta ganas de vivir no me daban. En tercer grado me sentía sola, sentía que nadie me quería. Y sì, fue así. Lo comprobé cuando entré en la secundaria.


Ahí se me fueron las ganas de todo. Sí, sufrí bullying. Me hacían sentir una mierda. Una persona que no merecía vivir. Tal vez ellos no se daban cuenta el mal que me causaban. Sufrí durante 3 años y ya no quería màs. No querìa màs burla, no querìa que nadie más se ría. Ya no lo iba a poder soportar. Una vez me quise matar. Agarré la caja de pastillas que había en casa con muchos remedios. Pero me arrepentí. Porque yo tengo una familia. Pero cada dìa se me hacía muy difícil. Quería, pero no podía. Estaba sola. Era yo contra todos ellos. Pero ¿Saben qué?. Ellos ganaron. Saben por qué. Porque nadie me ayudò. Nadie se puso en mi lugar. Porque fue màs fácil decirme: la próxima que contestes va una firma, en lugar de quédate tranquila te vamos a ayudar. Nadie supo entenderme. Nadie etendiò el dolor que llevaba por dentro. Pisaba el colegio y tenìa miedo. Miedo a que se volvieron a reir de mi, a burlarse, a insultar. Mi miedo tenía razón, porque eso nunca cambió.


Siempre fui el juguete de mi salón. Hacìan y dejaban de hacer conmigo lo que querìan. Soportè tres años y ya no quería màs. Por ese maldito colegio tuve que dejar a mi familia,. La familia que me cuidó y me apoyó. Metì miles de excusas para decirles el por què me quería ir cuando la única verdad estaba era que estaba con miedo al colegio. Me hacía la enferma para no ir. Yo querìa terminar el colegio ahì, junto a mi familia pero por mi maldito miedo me tuve que alejar de ellos. Y no saben cuánto dolor me costò. Lloro todas las noches queriendo volver. Espero algún día mi familia pueda perdonarme….


Y sì, me culpo porque fue màs fácil huir que enfrentar mis miedos. Un miedo en el cual estaba sola porque nadie supo ayudarme. Nadie escuchó mis miedos, nadie me apoyó. Y no lo digo por mi familia. Porque ellos siempre estuvieron.Lo digo por el colegio, los profesores, etc… Mi mayor deseo es volver para estar bien con mi familia. Pero no puedo. Porque tengo muchísimo miedo a que todo vuelva a suceder y no quiero. Quiero ser feliz, pero nunca puedo. Siento un vacío enorme en mi. Sin ellos mi vida no tiene sentido. Trato siempre de esta con una sonrisa. Pero por dentro mi mundo se destroza cada día màs. Siento que le fallé a mi familia, pero no lo hice queriendo. Ahora si yo no les hablo, no me hablan y eso me duele demasiado. Siento que me dejaron sola. Pero están en todo su derecho. Espero algún dìa puedan perdonarme y entenderme. Ahora mi meta es terminar el colegio y ser el orgullo de mi mamá. Sin màs BULLYING.


No luchè por lo que màs querìa que era mi familia. Me rendì en medio de la batalla. Quise ganarla pero no supe cómo. Muchas veces necesité ayuda y no la tuve. De parte de nadie màs que mi familia. No fue lo suficiente para ganar la batalla. No tenía amigos ni salìa de mi casa, no tenía a nadie para charlar sobre mis problemas. No hablè con mi mamà para no lastimarla porque fue muy fuerte para mi todo lo que viví en el colegio. Y ahì estuvo mi error. Guardarme todo para mi fue peor. Espero que ahora sepan ayudar a los que también sufren bullying. Que les sirva mi caso de ejemplo. Porque no se lo deseo a nadie. Me siento màs sola que nunca. A pesar de todo les deseo el bien, que puedan cumplir sus sueños y sus metas».