Mié05232018

Últ. Act.Mié, 23 May 2018 6pm

persichini cerramientos
distruta
prestamos ya
el angel
×

Mensaje

[Bitly service] Message: RATE_LIMIT_EXCEEDED

Back Usted está aquí: Tapa | Mujer | Categorías | Belleza | Solferino: Las carteras de la reina

Belleza

Solferino: Las carteras de la reina

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

• Marlene Disdel es la joven diseñadora de la marca local, talento, creatividad, capacitación y decisión son lo pilares de su emprendimiento.

 Marlene Disdel nació el 1º de febrero de 1995 en Pigüé; es la segunda hija de Patricia Inés López y Aníbal Disdel; cursó la escolaridad primaria hasta 5º grado en la Escuela Nº3, continuando luego en el Colegio La Salle, donde egresó como Bachiller en diciembre de 2012.Fue Señorita Pigüé 2011-2012 y mientras cursaba su último año de secundario se capacitó en la fabricación de bolsos y carteras.

« A mí me gustaba este rubro pero no me gustaba la idea de irme a Bahía Blanca a estudiar, averiguando, encontré un curso de una vez por semana en el Instituto Imagen en Bahía, como no exigen título, lo pude hacer mientras cursaba el último año de escuela, así es como cuando egresé, terminé el curso, todo junto y pude empezar a trabajar»; contó Marlene. Para aclarar que, si bien el sueño de muchas chicas es poder irse a vivir a una ciudad, no es su caso: «extrañaría mucho, a mis padres, mi novio y todo el ámbito de Pigüé»; dijo, reconociendo sus fuertes raíces al entorno cercano.La capacitación recibida estuvo a cargo de la Profesora Josefina Brown, diseñadora y titular de su marca en indumentaria en Bahía Blanca, quien  alentó y asesoró a Marlene con la idea de su emprendimiento en la fabricación de carteras y bolsos en Pigüé.

« Yo estaba bien decidida, era esto o esto, no encontraba otra cosa que me entusiasmara que no fuera el diseño, tampoco quería depender de otra persona; ya sabía coser porque había ido a aprender con dos modistas acá, con Silvia Perreti y  Norma Bahl, era costura de ropa y lo de las carteras surgió al encontrar el curso», dijo Marlene.

Solferino
Solferino Carteras nació en diciembre de 2012 en un taller que los padres de Marlene le instalaron en su habitación.  Solferino es un color rojo-morado pero, a la vez, un nombre con historia: « en verdad cuando íbamos a 6º grado, en la clase de plástica nos hicieron usar el color solferino, que es como el magenta, y nos contaron que así se llamaba por la sangre que había quedado en el campo de una guerra de Italia, y el nombre me quedó y, de hecho se lo puse a mi gato; así que la marca es por mi gato».A mediados del siglo XIX, los avances en la química lograron la aparición de los colorantes artificiales.

 En el año 1859, el ejército austríaco dominaba la región norte de Italia y, Napoleón III, tomó la misión de liberar a esta región. El 4 de junio de ese año, en el pueblo de Magenta, se libró una gran batalla y el ejército francés derrotó a los invasores austríacos. Antes de que se repusieran, Napoleón III se fue sobre lo que quedaba del ejército austríaco y apenas 20 días después, volvió a enfrentarlos en el pueblo Solferino (que significa Sol feroz) y les propinó la derrota decisiva.Es de anotar que, fue tan sangrienta esta batalla de Solferino, que ahí mismo Henri Dunant, impactado por esa carnicería, vio necesario que existiera una organización de asistencia a los heridos y fue entonces que fundó la Cruz Roja Internacional.Mientras la sangre teñía de rojo a los campos italianos, en Francia los químicos lograban teñir telas por primera vez con colorantes artificiales; eufóricos por el descubrimiento y también por las batallas recién ganadas, decidieron guardar en el nombre de dos colores, la memoria de las hazañas de su heroico ejército. Nacieron así, de la misma circunstancia, los purpúreos colores  magenta y solferino.

 Significado de solferino: Constituye la armonía entre el sol y su fulgor, solferino hace rememorar la esperanza que renace entre los pueblos y entonar los aires de la libertad. Es el color mismo de la armonía. «Solferino Carteras» se hizo realidad cuando con una máquina Singer común, Marlene Disdel cosió su primera cartera en el garage de la casa de sus padres, pero primero debió realizar una primera inversión en lonas, cuerinas y cueros.

« En todo me ayudaron mis padres, más adelante me tuve que comprar la máquina industrial para poder coser los cueros, primero me hice un stock de diseños míos y los llevé a vender a «Antú», como se vendieron bien, me hice el facebook y ahora vendo todo por ahí, por encargue, ya no puedo hacer para llevar a comercios porque no me da el tiempo, las clientas eligen de mi álbum de fotos, o bien proponen sus modelos que sacan de Internet o de alguna cartera propia, en otro color o textura o no»; señaló Marlene.En cuanto a la moda de este 2013, se impuso la gamuza en varios colores: azul Francia, fucsia, bordeaux, rojo, verde musgo y el clásico negro, combinados con tachas o flecos y dorado o animal print. La ventaja a destacar es que la cartera no tiene por que combinar con el calzado como se imponía hace años atrás.

 «En una misma cartera van tres y hasta cuatros colores, los tamaños son diversos, pueden ser con bolsillos externos, internos, son forradas, hay morrales, bandoleras o más clásicas, todo depende de lo que pidan, me mandan en general una foto en facebook, así que esta herramienta, la verdad, es muy válida, al principio vendía poco, pero ya se conoce mi producto y los pedidos no dejan de llegar»; dijo Marlene.

Sueño
«Mi sueño es poder tener mi negocio, tener mis carteras e incorporar algo de ropa de diseño y seguir con el taller»; confesó Marlene y reconoció el apoyo de los padres y el acompañamiento de las clientas que se siguen sumando.En una época en la que conseguir trabajo es complicado, y la relación de dependencia también, la creatividad, el talento y la capacitación ganan espacio, así es, como muchas jóvenes como Marlene Disdel deciden su propio camino como emprendedoras. Por el valor, el esfuerzo y el buen producto, merecen aplauso y éxito.