Dom02192017

Últ. Act.Sáb, 18 Feb 2017 1pm

Back Usted está aquí: Tapa | Mujer | Categorías | Personajes | Un viaje de egresadas 50 años después

Personajes

Un viaje de egresadas 50 años después

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
185ad855-3fb6-4004-bdac-56c42ae787b9

La promoción 1966 del INJ viajó a Carlos Paz para reencontrarse, conocer de sus vidas, abrazarse, emocionarse y disfrutar

 Un día, como si querer, comenzó a gestarse un nuevo viaje de egresadas, el de la promoción 1966 del Instituto Niño Jesús que iba a cumplir 50 años de haber culminado, quizá, una de las etapas más lindas de sus vidas.

Ellas se recibieron de maestras normales nacionales, un título que obtenían por entonces al culminar el quinto año de la secundaria.
Su primer viaje de egresadas entonces, lo concretaron a Bariloche, no en colectivo, con chicos lindos y un coordinador, sino en tren y…con algunas de las monjas del colegio, claro, eran otros tiempos.


Así lo recordó Silvia López, una de las promotoras del reciente viaje: «nuestro verdadero viaje de egresadas en el `66 fue a Bariloche, éramos 42, en este fuimos doce, muchas, por diferentes motivos de la vida no nos pudieron acompañar, pero algunas estuvieron en el almuerzo que se realizó después, así que de un modo u otro, se festejó el aniversario»; contó la ex alumna del tradicional colegio de nuestra ciudad.


Recordó que, en principio, al hablar con algunas de las ex compañeras, se planteó la idea de reunirse un fin de semana en Sierra de la Ventana, aunque luego de deliberar se entusiasmaron y se decidieron por Carlos Paz, así fue como el 24 de octubre salieron de nuestra ciudad para regresar cinco días después con vivencias y recuerdos que no olvidarán.


"Compartimos hotel, excursiones, pero sobre todo, y lo que más nos queda es la charla y los mates, volvimos todas difónicas, hablábamos todo el día, de todos modos cada cinco años nos reunimos, pero a algunas hacía mucho no las veíamos, en nuestro curso casi la mitad eran pupilas, antes no había tantos colegios, así que teníamos compañeras de varios lugares, de Casbas, Saliquelló Bonifacio, Carhué, también de Bahía Blanca, en el encuentro que se hizo el sábado pasado en ele colegio vino una compañera que no la veíamos desde el día del egreso, yo no pude estar porque me había ido con la omelette a Crespo, Entre Ríos", comentó Silvia López.


Las ex alumnas que viajaron a Carlos Paz para festejar sus cincuenta años de egresadas son: Susana Vaylet, Raquel Alazard, Cleria Alvarez, Nidia Ramos, Susana Issaly, Mirta de Víctor, Raquel Balado, Silvia López, Teresita Verhulst, Cristina Rodríguez, Alicia Chatelain y Ana María Ganeau.


" Con nosotros, en el mismo colectivo, viajaron unos chicos de Aparicio, eran más o menos dieciocho, un ejemplo, chicos encantadores, creo que hasta se portaron mejor que nosotros, o al menos hablaron menos, una de nuestras compañeras, Alicia Chatelain, no le había dicho a nadie, y en Guaminí, cuando paramos para que suba una de las chicas, se vistió de monja y así bajó para recibirla, ella no entendía nada, y nosotros tampoco porque no la habíamos visto, entonces empezó a dar órdenes y a tomar lista, fue muy divertido"; contó Silvia López.


Y ese viaje, cincuenta años después, es guardado como un tesoro por las protagonistas, al menos en el caso de nuestra entrevistada, la felicidad se le pintaba en la cara al relatarlo: " nadie va a volver a tener dieciocho años, pero fue tan lindo haber compartido esos días, encontrarse con esa gente que fue tan amiga, que compartió secretos y tantas cosas de la adolescencia, a mí, por ejemplo, me tocó compartir habitación con dos de las mejores amigas que tenía entonces, que eran pupilas, estar con ellas otra vez después que la vida nos llevó por distintos caminos, fue muy bueno, se los recomiendo a todas, aunque sea dos días en Sierra de la Ventana o en una cabaña acá, es muy gratificante"; dijo Silvia López.


Antes de la despedida del grupo, acordaron un nuevo encuentro, otro viaje que concretarán, si Dios quiere, el próximo año al que se podrán sumar las que no pudieron ir en esta oportunidad.


Medio siglo ha pasado, muchas historias en cada una de estas mujeres, sus sonrisas y sus lágrimas, hoy, tuvieron un mismo motivo, el del reencuentro.