Jue07202017

Últ. Act.Jue, 20 Jul 2017 4pm

Back Usted está aquí: Tapa | Mujer | Categorías | Personajes | Alain Combes: El viaje que hizo su tío bisabuelo hace 132 años

Personajes

Alain Combes: El viaje que hizo su tío bisabuelo hace 132 años

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

Alain Combes nació hace 28 años en el sur de Francia, cerca del departamento de Aveyron, en Reyrac, departamento de Lozère donde su familia tiene una explotación ganadera en la verde campiña de esa región.


Él es técnico en agua potable y saneamiento y trabaja en la ciudad de Lyon. Suele ser habitual que jóvenes europeos se permitan un año sabático para salir a viajar, opción que tomó también Alain con la idea de viajar por Latinoamérica y llegar a Pigüé a conocer a sus familiares, es decir, repitiendo lo que alguna vez, hace nada más y nada menos que 132 años hizo Andrés Combes, su tío bisabuelo, que formó parte de los primeros colonos de nuestra ciudad. Otro fue el itinerario, los medios y también el objetivo; él pudo conocer esta tierra que solo imaginaba a través de relatos, además de conocer a sus parientes.


" Como trabajo en una empresa muy grande es más fácil tomarse un año porque trabaja mucha gente, el máximo es once meses, yo debo volver en febrero, hace bastante tiempo que tenía este sueño"; comenzó contando Alain.
Es un apasionado por la pesca con mosca desde muy pequeño, entre sus libros sobre el tema figuran fotografías varias de la Patagonia que atraparon a Alain, además, teniendo familiares en Pigüé, se planteó el recorrido que incluyó estos destinos, entre otros.


La idea también implicaba recorrer Argentina, Chile y Perú, llegó en abril a nuestro país pero su abuela enfermó y debió regresar a Francia en agosto para volver el 4 de octubre y retornar, nuevamente a su casa antes de las fiestas.


En principio, luego de arribar a Buenos Aires, vino a Pigüé, luego siguió hacia Iguazú donde conoció los principales lugares turísticos, como Ruinas de San Ignacio y Cataratas, entre otros, continuó por Córdoba conociendo las estancias jesuíticas, también Mendoza, Chile, el salar de Uyuni en Bolivia y, desde Potosí retornó a Francia. Después de acompañar a su abuela en sus últimos días en esta vida fue que regresó para recorrer el sur de Chile y Argentina incluyendo Ushuaia.


"No fue posible realizar la experiencia de pescar con mosca, es una actividad muy cara y no pude traer mi equipo de pesca por mi plan de viaje, sí conocí los ríos donde se practica esta pesca; en verdad disfruté de muchas cosas en este viaje, para destacar los paisajes y la gente de acá, me encantan los contactos humanos"; dijo el jóven francés.

Noroeste

En su viaje no podía faltar el Noroeste Argentino que, si bien, Alain se lleva muchos lugares hermosos en sus recuerdos, éste fue su lugar favorito, el norte de Salta y Jujuy, como Humahuaca, Purmamarca y Tilcara: " no conocía este tipo de paisaje, tan seco, árido y con montañas de colores, es muy hermoso, es diferente también, en el mismo país es muy diverso, tan distinto el sur del norte, tienen en común algo como el mate en todo el territorio, pero no lo demás"; comparó Alain, que, finalmente, no pudo llegar hasta Perú como lo pretendía, destino que ha quedado pendiente.


El joven entrevistado, a la hora de marcar una diferencia entre su país y el nuestro consideró que ellos son más individualistas y que dedican mucho tiempo a generar ingresos, dando demasiada importancia al dinero, mientras que los argentinos tienen menos en lo material, viven de una manera más simple, saben compartir más y disfrutar de la vida: "nosotros compramos muchas cosas y al final no disfrutamos mucho la vida, como compartir una comida, esto es una diferencia a marcar, he visto también que mis familiares de acá de Pigüé tienen a sus descendientes en la misma ciudad, en cambio nosotros nos dispersamos, en Francia, ya las familias no están cerca, ustedes tienen más raíces"; analizó Alain.


Por otro lado comentó sobre su interés por Pigüé, contando que su abuela era la que le contaba sobre este lejano lugar al que habían llegado familias aveyronesas, entre ellas los Combes. Al llegar aquí y ver esos campos que describía su abuela y que habían venido a sembrar los primeros colonos pudo apreciar y dimensionar esos relatos de ella: " es muy curioso pensar hoy en un viaje como el que hicieron ellos, ahora tenemos mucha información, cualquiera puede viajar cómodamente y estar del otro lado del mar en algunas horas"; reflexionó Alain.


En el año 2000 sus abuelos paternos pudieron cumplir el sueño de visitar Pigüé, siendo éste el único viaje que realizaron fuera de su país.
Su viaje por nuestro país lo realizó en colectivo y a dedo evitando lo tradicional turístico: " si bien voy a lugares turísticos, me gusta más el contacto con las personas del lugar, ir a la casa, compartir comidas, cocinar juntos, de hecho viajo en general sin hacer reservación, pero en el sur debí reservar en hostel".


Alain Combes se considera afortunado de haber realizado este viaje en el que pudo vivenciar tanto: " si me quedaba en Francia no hubiera tenido la visión que tengo ahora, uno puede ver lo que pasa en otro lugar por la televisión, pero es parcial, yo me llevo muchos recuerdos, un viaje es como la vida, es muy difícil hablar de él, porque pasa por las emociones, es muy personal"; concluyó Alain.