Mié05242017

Últ. Act.Mié, 24 May 2017 6pm

×

Mensaje

[Bitly service] Message: RATE_LIMIT_EXCEEDED

Back Usted está aquí: Tapa | Mujer | Categorías | Personajes | Gabriela Arias Uriburu brindó una charla en Pigüé

Personajes

Gabriela Arias Uriburu brindó una charla en Pigüé

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
DSC 3434

Gabriela Arias Uriburu brindó una charla esta tarde en el Materno Infantil Mamita, a beneficio de esa institución y el Instituto Coreográfico Pigüé. La llegada de Arias Uriburu fue gestionada por Leticia Iacovelli y el diputado Pablo Garate, quien aportó económicamente para afrontar los gastos.

Arias Uriburu contrajo nupcias en Guatemala, en el año 1991 con Imad Shaban, a pesar de ser ella católica y el musulmán. Tuvieron tres hijos: Karim (12-5-92), Zahira (25-12-93) y Sharif (5-4-96). Pero la llegada de los hijos no fue suficiente para sobrellevar el matrimonio multicultural, por lo que en 1997, Gabriela plantea su decisión de divorciarse ante la Justicia Civil guatemalteca, quien además le otorga la tenencia de los tres hijos.

Sin embargo, el 10 de diciembre de 1997, Imad Shaban, ilegalmente saca a Karim, Zahira y Sharif de Guatemala, y se radica con ellos en Jordania, su tierra natal, donde residen hasta la actualidad.


Frente a esta tragedia, dos posibilidades se abrieron en la vida de Gabriela: sucumbir ante lo impuesto, dejándose morir, enloqueciendo e intentar un contrasecuestro con riesgo de vida para sus hijos, o transformar la agresión en salud y un futuro para sus hijos y para ella. Este último fue el camino que eligió. Llevó el caso a los Foros Internacionales, logrando importantes avances en materia de legislación y tratados, más allá de su propia conflictiva personal. Se convirtió en un referente mundial en la lucha por los Derechos del Niño. Creó la Fundación Foundchild | Niños Unidos por el mundo | http://www.foundchild.org.ar, para atender casos similares, pero trabajando en pos de los niños, pues ellos son los afectados en estas tragedias.


En la actualidad y luego de muchos años de tragedia, horror y terror, Gabriela ha llegado a un final exitoso y de acercamiento con sus hijos, donde su familia transita un nuevo camino sin contra secuestros ni pérdidas parentales, cultivando salud física y emocional, creando caminos de superación e instando hacer posible la vida.


La travesía de Gabriela la llevó a tener una forma de expresión particular, trabajó sin cesar sus recursos y herramientas, forjando su ser en valores integrados, con una cosmovisión amplia y un compromiso singular.

"Todos tenemos una historia y el cambio en la humanidad, será lo que vos hagas con ella. Cuando ocurre la historia con mis hijos, que fue una tragedia tremenda. Un puede preguntarse por qué o puede preguntarse para qué. Allí encontré un camino que me puso la labor de reencontrarme con mis hijos, una necesidad de reconstrucción y esto marco la diferencia y la historia de un cambio paradigmático. Cambió la cancillería, la ley, es la primera vez que se pone el nombre de los niños. Nunca se resolvía en favor del niño. Y esto destruye el sentido de comunidad que necesita el chico" resumió Arias Uriburu.

Preguntándole "a cada padre cuál es su lugar en la vida de su hijo. Con las preguntas uno se reubica para resolver la historia, siempre a favor del chico. Muchas veces si resolver en favor del chico, si gana él, gana uno como padre. Yo podría haber decidido luchar por mis derechos, pero mi camino decidió hacer otra cosa. Lo que quiero dejarle a la gente es preguntarse el para qué, el para qué del cáncer, del dolor, de la tragedia familiar. Y alli hace un camino nuevo que se lo deja a la familia y la sociedad. Por eso son importantes las historias de vida".

Arias Uriburu, dijo que, "cada vez hay mas conflictos de pareja poniendo los chicos en el medio. El chico necesita de su papá y de su mamá, con lo  que hay. Con lo bueno y con lo malo.. El chico debe saber que hoy tenemos esto, mañana no se sabe. Lo importante es lo que nutrimos de la vida de nuestros chicos".