Vie10202017

Últ. Act.Vie, 20 Oct 2017 12am

Back Usted está aquí: Tapa | Mujer | Categorías | Personajes | Ana Laura Villanueva: De profesión maquilladora

Personajes

Ana Laura Villanueva: De profesión maquilladora

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

Ana Laura Villanueva es la menor de las tres hijas de Horacio y Verónica, nació el 31 de enero de 1984 en Pigüé, creció y se educó aquí en el Instituto Niño Jesús, al finalizar el secundario se fue a vivir a Buenos Aires con su hermana Alelén.


Siempre le había gustado maquillar, y era uno de sus juegos de pequeña, maquillar a las muñecas y amigas, más no sabía que era algo que se pudiera estudiar, para esto Alelén le ayudó a encontrar una escuela conveniente.


Se inscribió en la de Oscar Mulet, quien, más que un reconocido maquillador, es una leyenda en su profesión.


"Estudié un año con él, pero después hice otros cursos, se pueden hacer dentro de la escuela, especialización en ojos, en pieles, también el Centro Cultural Rojas hice un curso de efectos especiales, con prótesis, hacíamos dentaduras, se aprende a hacer sangre, heridas, orejas de duendes, acá se usa látex, espuma, hay miles de materiales que se utilizan, incluso de hacen moldes de los rostros; la verdad es un mundo de aprendizajes, no es lo mismo, por ejemplo, hacer un maquillaje para la tele, para teatro o para cine"; comenzó contando Ana Laura.


Aproximadamente a los dos años de haber iniciado a estudiar, comenzó a trabajar como maquilladora, antes, trabajó como camarera en el restaurante Sudestada; su hermana que por entonces trabajaba como asistente de producción en Telefe, le hizo una conexión en el departamento de maquillaje, luego de las pruebas, quedó seleccionada y estuvo siete años en la empresa.


" Al trabajar en la empresa, ellos te mandan donde quieren, en general si te toca una novela, no te mueven de ahí, sea ocho meses o un año, quedás fija ahí, y si no, te van rotando, también trabajé en el noticiero, en programas en vivo, en toda la grilla de la empresa, pero novelas hice bastante, con Juan Dartés, Estebanez, Eugenia Toval, Soledad Silveira, entre otros famosos, las mujeres más coquetas, las divas de la tele, que están mayores, son las que hay que dedicarles más tiempo, ellas tienen su estilo y sus mañas"; dijo Ana Laura, para aclarar que en televisión es necesario trabajar muchas horas y es agotador.


A través de referencias se fue de Telefe para trabajar en la tira "Ciega a citas", con Georgina Balbarrosa, Muriel Santana, Silvia Montanari, Silvina Luna y Rafa Ferro, entre otros. Además le surgían trabajos particulares por lo que debía ir al domicilio de distintas actrices.


"Como maquilladora, aprendía a trabajar profesionalmente en un mundo en el que no todos tienen la posibilidad, por ejemplo, aprendía a hablar con el iluminador, conocer el trabajo de un director, los tiempos que lleva cada cosa, es como una escuela, supongo que en otras actividades también sucederá algo así, como en un Hospital, te das cuenta como llega el actor esa mañana, cuando hay que callarse y cuando se puede hacer un chiste o poner música en la sala de maquillaje, yo trabajaba todos los días con unas treinta personas y más, se trata de un mundo en el que hay que cuidarse, hay chismeríos, pero no hay que prenderse, los actores son muy sensibles y tienen su ego"; relató Ana Laura.


Por otro lado el maquillaje le dio la posibilidad de viajar por muchas provincias, trabajó en un documental del INNCA, en CQC, maquillando a Ernestina Páis, con la particularidad de que venía de otro programa, se acostaba en un sillón a dormir y Ana Laura debía maquillarla dormida. Participó en el equipo de maquillaje en una película, "El ardor", con Gael García Bernal en la selva misionera, donde vivieron por tres meses.


Después de quince años en Buenos Aires, Ana Laura volvió a Pigüé, instaló una sala en su domicilio donde realiza maquillaje para eventos, dicta cursos y participó en el maquillaje de la serie sobre Herminia Brumana de la productora Núcleo.


"Para mí, esta profesión de maquilladora es muy linda, da muchas posibilidades, en mi caso fue una puerta a la televisión, pero más allá de eso, siempre es interesante, lo principal es que te tiene que gustar y me parece que la perseverancia y ser consecuente, poner todo de sí, se tienen los resultados, aunque en esto una localidad pequeña es más limitante"; finalizó Ana Laura Villanueva.