Lun08202018

Últ. Act.Lun, 20 Ago 2018 11am

Back Usted está aquí: Tapa | Mujer | Categorías | Salud | BioNeuroEmoción: una invitación a escuchar al corazón

Salud

BioNeuroEmoción: una invitación a escuchar al corazón

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

Un método mediante el que se acompaña a la persona a encontrar factores que condicionan su vida ayudando a sanarse.

La BioNeuroEmoción es un método de consulta humanista mediante el cual se acompaña a la persona a encontrar los factores inconscientes que condicionan su vida. Darse cuenta de dichos factores y actuar en consecuencia permite lograr una mayor coherencia emocional y, por ende, un mayor estado de salud.

Para ello, la BioNeuroEmoción basa su método en los estudios sobre las enfermedades y su sentido de adaptación. Se apoya principalmente en conocimientos de biología y anatomía, y utiliza varias metodologías, como son la Programación Neuro-Lingüística, la Hipnosis Ericksoniana, el estudio del árbol genealógico y el desarrollo de una visión integral, entre otros.


Así define al método el principal referente e investigador del tema a nivel mundial como es el español Enric Corbera quien lleva adelante este sistema que ayuda a sanar el cuerpo y el alma de las personas desde hace varios años, aunque en nuestro país es relativamente nuevo el conocimiento y la aplicación del mismo.


En nuestra ciudad, Susan Williams, se ha capacitado en el tema y sigue haciéndolo, así es que se encuentra habilitada para ser «acompañante» del método de BioNeuroEmoción, en la entrevista con «ella», explicó que resultan de mucha importancia todos los conocimientos de las metodologías mencionadas para acompañar al consultante en la resolución de conflictos emocionales que generan alguna sintomatología física, enfermedad puntual y/o comportamiento repetitivo problemático que sea necesario modificar.

La terapia

La BioNeuroEmoción no puede equipararse a una terapia o tratamiento. Tan sólo es un método mediante el cual el interesado consulta una percepción alterna sobre una problemática determinada.


Al respecto, Susan Williams explicó: « la consulta en BioNeuroEmoción es amplia respecto a que lo más importante es poder encontrar, junto al consultante, la emoción oculta o el conflicto emocional que origina la sintomatología o el comportamiento que la persona está queriendo trabajar, entonces se utilizan distintas técnicas y se requieren tanto de datos biológicos como la historia clínica de la persona porque, de ninguna manera este es un método que se contrapone a la medicina tradicional ni a ninguna otra terapia, simplemente, es un método complementario, cada consulta es propia, individual y se utiliza de la psicogenialogía todo lo que es el análisis del árbol genealógico».


Agregó que si el consultante no posee toda la información requerida, ésta llegará en la sesión o el proceso, encontrando o recordando datos y/o eventos: « la importancia de tener datos del árbol genealógico de uno está directamente relacionada con lo que científicamente está comprobado de que, genéticamente, no sólo heredamos el color de ojos, de pelo, el tipo de piel, sino también la información cuántica de lo que ha sido la historia de nuestros antecesores, las creencias que marcan nuestras vidas que nos dicen que debemos hacer tal cosa, que esto está bien, aquello mal condicionan desde la gestación de un ser humano de lo que va a ser su mapa o su manera de mirar la vida, hace que sean importantes las fechas de nacimiento de esos ancestros, historias vividas, hechos especiales de ellos, todo genera información, la biología siempre busca la mejoría biológica, el menor del árbol, el de abajo debe reparar lo que no reparó el de arriba para que no continúe repitiéndose».

¿Porqué nos
enfermamos?

Hoy por hoy no es ningún secreto de que las emociones pueden enfermarnos o nuestra forma de pensar o ver la vida, así también se sabe, a través de la psicogenealogía, que cada uno de nosotros está habitado por tres generaciones que nos preceden, por lo que los secretos guardados en una generación resultan un manantial de traumas insanos.


«El doctor Hammer, oncólogo de la nueva medicina germánica, ahora es muy mayor, tenía un hijo que muere en un tiroteo en la vía pública, él desarrolla un cáncer de testículo, su esposa, cáncer de ovario, las dos glándulas de la fertilidad del ser humano, entonces empieza a vincular impacto emocional con aparición de patologías, y a investigar en sus pacientes lo referido a buscar el impacto afectivo previo a la aparición del cáncer, así vas haciendo los correlatos, hay un tratado al respecto que vincula ciertos tipos de conflicto con ciertos tipos de aparición de patología, esto es lo que dice Jung, que evoluciona lo que había investigado Freud en su momento que es que todo lo que no se logra procesar adecuadamente en el interior, todo lo que el alma llora, lo llora el cuerpo, es un semáforo rojo que hace que nos preguntemos que es lo que estamos viviendo desarmónicamente que hace que nuestro cuerpo se tenga que expresar de tal manera»; explicó Williams, para agregar que Enric Corbera dice que la enfermedad viene a salvarnos porque es una llamada de atención para revisar la vida, poder reprogramarla y vivirla de un modo diferente, con otra mirada, ya que la percepción de la realidad es la que hemos aprendido por educación de nuestra historia familiar.

¿Qué se puede sanar?

A través de la BioNeuroEmoción, habla de que descubrir la emoción primaria que un acontecimiento nos marcó de manera inconsciente o no, nos puede sanar; así lo informó la entrevistada, para ampliar: « la posibilidad de trascender las situaciones de impacto emocional lo tiene cada persona, hay que poder ubicar el impacto, y a partir de ahí visualizar la no repetición de se comportamiento, la desaparición de esa patología, los resultados son liberadores»; afirmó.
Además aclaró que el consultante, al recibir la información tiene la oportunidad de sanar o de continuar con ese «programa» de información que lo encuentra con determinado padecimiento.

El papel del terapeuta o especialista en BioNeuroEmoción cumple con la tarea de acompañar el proceso de búsqueda del consultante, él es quien deberá, al encontrar la información que permite liberar emociones ocultas, puede abrir las puertas a nuevos comportamientos.


La cantidad de consultas necesarias no es fija, sino que varía en cada uno y, depende, también, de la actitud de cada persona, según explicó Susan Williams.
Están habilitadas a llevar adelante el método de BioNeuroEmoción, las personas certificadas por el Instituto Español de BioNeuroEmoción, luego de recibir la capacitación correspondiente.


« En Argentina, Enric Corbera, tiene su convenio de formación con la Facultad de Ciencias Médicas de la Facultad de Rosario y de Mendoza, en este momento es él con su equipo que imparte la formación a través de las universidades, en España es en su instituto, donde ahora iré a Barcelona a especializarme, yo estoy habilitada a hacer atenciones personalizadas o grupales»; indicó Williams.

Conocemos a nuestra entrevistada como profesional del área del Trabajo Social y funcionaria de un ente estatal por lo que resulta inevitable la consulta sobre su vinculación con la especialización en la BioNeuroEmoción, a lo que respondió: « como nada es casualidad en la vida, todo es sincronicidad, a través de una patología que tuve y de la cual, emocionalmente, no me podía reponer, empecé a investigar y mi hermana menor que conocía sobre esto, me sugirió que me conectara, así encontré, no solamente una metodología de acompañamiento a las personas, sino un modo de vida que permite ir preguntándote permanentemente para que cada cosa que uno hace y permitirte tener una nueva mirada sobre los vínculos, te posiciona de un modo diferente a la educación que tenemos en Occidente, totalmente racionalista, donde lo emocional no se desarrolla, realmente pude hacer un proceso interno y sanarme»; aseguró Susan Williams, quien sintetizó, finalmente, que la BioNeuroEmoción apunta a «encontrar la historia detrás de la historia».

SS
* Las consultas con la especialista en BioNeuroEmoción se pueden realizar en su domicilio particular.