Jue07202017

Últ. Act.Mié, 19 Jul 2017 7pm

Back Usted está aquí: Tapa | Policiales | Categorías | Judiciales | A diez años del absurdo homicidio, los padres de Alfredo Marcenac le rindieron un homenaje y cuestionaron a la Justicia

Judiciales

A diez años del absurdo homicidio, los padres de Alfredo Marcenac le rindieron un homenaje y cuestionaron a la Justicia

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

El joven fue asesinado de tres balazos el 6 de julio de 2006 cuando caminaba junto con dos amigos por avenida Cabildo al 1700; el autor de los disparos, Martín Ríos, llegó a juicio pero fue declarado fue absuelto después de que se confirmara su inimputabilidad

Adrián Marcenac ahora mira la vereda de Cabildo al 1700, en Belgrano, donde diez años atrás fue asesinado de tres balazos su hijo Alfredo, de 18, y todavía no entiende cómo ocurrió el absurdo homicidio en una avenida céntrica y teniendo en cuenta que el autor de los disparos, Martín Ríos, había protagonizado tres ataques anteriores y nadie se ocupó de investigar y encontrarlo.


"Ríos tenía un arma legal, tenía un permiso entregado por el Estado. ¿Cómo pudo este asesino tener un arma en forma legal? ¿Cómo pudo haber cometido el homicidio en un lugar tan céntrico? Hubo tres ataques anteriores que nadie investigó. Hace diez años todo ocurrió por la desidia del Estado, la misma desidia que hay hoy para no cambiar nada y que todavía mueran en la Argentina nueve personas por día por el uso de armas de fuego", afirma a LA NACION el padre de la víctima a metros de donde hace diez años murió su hijo a manos de Ríos, que fue absuelto por la Justicia argentina al confirmarse su inimputabilidad.

A mediados del mes pasado, la Cámara Federal de Casación Penal confirmó la decisión del Tribunal Oral en lo Criminal 26 de la Capital Federal, que había dictado la absolución en un segundo juicio y ordenó el alojamiento de Ríos en un hospital del Servicio Penitenciario Federal (SPF).


"Después de diez años este asesino puede quedar libre de culpa y cargo. Diez años después tengo un fuerte rechazo y repudio al sistema judicial argentino", agregó Adrián Marcenac.

En el lugar donde cayó muerto el joven estudiante estuvieron familiares, amigos y vecinos de Belgrano. Hubo jóvenes que repartieron volantes con la imagen del autor de los disparos donde se podía leer: "La familia Ríos y nuestra justicia penal decidieron hacer pasar por un pobre loco, esquizofrénico e inimputable, que no comprendía lo que hacía. Ríos es un peligroso asesino que no puede estar libre. Como fue absuelto, en poco tiempo un médico y un juez le firmarán la salida y estará en las calles dispuesto a matar nuevamente".