Jue07202017

Últ. Act.Mié, 19 Jul 2017 7pm

Back Usted está aquí: Tapa | Policiales | Categorías | Policiales | PUNTA ALTA: pigüense detenido por abusar de menores que eran prostituidas por su madre

Policiales

PUNTA ALTA: pigüense detenido por abusar de menores que eran prostituidas por su madre

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

Efectivos de la Policía Federal detuvieron en las últimas horas a Daniel Agustín Comelli, de 44 años, y César Luis Ramadori, de 48, acusados de ser los "clientes" de cuatro menores, a las que su madre obligaba a prostituirse en Punta Alta. Ramdori,

reside en Punta Alta pero es oriundo de Pigüé. Las detenciones se concretaron tras realizarse dos allanamientos en la vecina localidad. La proxeneta, cuya identidad no trascendió para proteger a las víctimas, fue detenida en diciembre del año pasado, en un procedimiento realizado en una casa de Alvear 1.380, donde residía junto a las adolescentes.

La denuncia fue impulsada por el Servicio de Promoción y Protección del Niño de Punta Alta, que además dispuso de un operativo especial para darles resguardo a dos bebés, de uno y dos años de edad, hijos de una de las víctimas. Desde ese momento, la causa quedó a cargo del fiscal especializado en delitos sexuales, Mauricio del Cero. Según pudo averiguar LA BRÚJULA 24, hay muchas pruebas contundentes en contra de los acusados, entre ellas, una gran cantidad de escuchas telefónicas a las que tuvo acceso la Justicia.

Del Cero confirmó que se comprobó que los hijos de las nenas "son producto de los abusos". "Es un caso de explotación de la prostitución infantil agravada por el vínculo que unía a la explotadora con cuatro de sus hijas. Poco se sabe del papá de las nenas", aseveró. "Esto no es un prostíbulo por la condición de menores de edad de las víctimas explotadas sexualmente; esto es algo gravísimo por lo poco frecuente de la situación, algo que es más habitual en el norte del país. Los 'clientes' son corruptores porque no existía consentimiento por parte de las víctimas", añadió. "Los 'clientes' se llevaban a las nenas a un par de domicilios utilizando un remis fijo", finalizó Del Cero, al tiempo que confirmó la existencia de "escuchas telefónicas fuertes".

(*) LA BRUJULA