Lun05222017

Últ. Act.Lun, 22 May 2017 6pm

Back Usted está aquí: Tapa | Política | Categorías | Educación | Un hecho histórico: ya se está dictando Medicina en Pigüé

Educación

Un hecho histórico: ya se está dictando Medicina en Pigüé

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
13 ZONA DOMINGO FOTO MEDICINA UPSO-SDARC-180957C

Después del curso de nivelación, la cursada comenzará a fin de marzo o principio de abril. La clase está compuesta de 16 estudiantes de la región vinculados con el ámbito de la salud.

Ya con los 16 estudiantes que este año llevarán a cabo el primer año de la cursada, en Pigüé se está cumpliendo uno de los proyectos más esperados de los últimos tiempos en toda la región, y que seguramente marcará un antes y un después en la vida académica de la UNS y de la UPSO: el dictado de la carrera de Medicina.

Esta es la primera experiencia en su tipo en todo el país, ya que no existen casos de carreras de esta especialidad que se dicten en la región específica que las requiere.

Hasta el momento, en las instalaciones de la Universidad Provincial del Sudoeste se llevó a cabo un curso adaptatorio para los estudiantes que van a cursar el primer año. Al cumplirse exactamente con el cupo estipulado para la cantidad de alumnos, en esta oportunidad no se realizará un examen eliminatorio.

La cursada continuará en las próximas semanas en Bahía Blanca, en la sede de la UNS, donde los estudiantes pigüenses participarán de un curso nivelatorio junto a los restantes inscriptos de la carrera.

La realidad, hoy, indica que quienes se inscribieron en Pigüé tuvieron más posibilidad de cursar la carrera, respecto de aquellos que lo hicieron en Bahía Blanca. En este último caso, de 400 inscriptos sólo podrán quedar 60; en Pigüé, sólo cumplieron con los prerrequisitos 16 estudiantes, de los 16 cupos posibles. Sin embargo, los aspirantes solo se podían inscribir en una de las dos sedes.

La cursada en sí comenzará entre los últimos días de marzo y los primeros de abril, en la sede pigüense de la UPSO.

El proyecto siempre fue tomado como un desafío importante para la Universidad Nacional del Sur, tanto por la necesidad de mantener la calidad académica, así como por la posibilidad de abrir sus puertas hacia toda la región de influencia de la ciudad de Bahía Blanca.

La cursada se llevará a cabo en convenio con la UPSO, en el marco del programa de estudios universitarios Peuzo. Por este medio, la universidad provincial pondrá a disposición sus instalaciones y financiarán la docencia; y la UNS tendrá a cargo el dictado de la carrera y el otorgamiento del título.

Según el decano del departamento de Ciencias de la Salud de la casa de altos estudios bahiense, Pedro Silberman, por el momento el balance de los primeros meses -entre los cursos nivelatorios de alumnos y tutores médicos- es muy bueno. Además, remarcó que la mayoría de estos alumnos son personas vinculadas a la medicina “que no podrían haber estudiado en Bahía Blanca o en otra universidad” por cuestiones económicas.

“Tenemos la plena confianza en que la calidad de la formación que van a tener estos estudiantes es mejor que la de cualquier universidad del país.

Según Silberman, la que está aplicando la UNS en Bahía Blanca y en Pigüé es innovadora, que no se aplica en casi ninguna casa de altos estudios del país, y que es modelo en todo el mundo. El resultado, explicó, será un profesional más analítico, crítico y entrenado en el autoestudio, algo que no se da naturalmente en otras carreras.

“Esto también se ve en los resultados, porque vemos como nuestros egresados ingresan en las mejores residencias y hospitales del país”, consideró.

En los próximos años, esperan más inscriptos

Según Silberman, en los próximos años habrá mayor cantidad de inscriptos en las sedes de la UPSO en Pigüé y Coronel Suárez para estudiar Medicina.

“La gente necesita tener la seguridad de que la carrera es sólida; por ejemplo, para ingresar en Bahía Blanca tenemos inscriptos varios estudiantes de Pigüé. Creemos que con el tiempo se va a ir afianzando la confianza de la gente”, dijo.

“Cuando planeamos el dictado de Medicina, apuntábamos a gente del medio, que ya estuviera asentada en la ciudad, porque consideramos que una vez que se reciba seguramente continuará viviendo allí”, añadió.

Por último, reconoció que hay grandes expectativas en el ámbito académico.

(*) la Nueva