Dom12102017

Últ. Act.Dom, 10 Dic 2017 10pm

persichini cerramientos
tecnoalfa
Back Usted está aquí: Tapa | Política | Categorías | Provincial | La reunión del Comité de Cuencas se aplazó para el jueves

Provincial

La reunión del Comité de Cuencas se aplazó para el jueves

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

 Se iba a realizar mañana, pero se pospuso por cuestiones de agenda de Silvosa. Este jueves, representantes del Comité de Cuencas Regional de Cuencas del sistema de lagunas Las Encadenadas del Oeste volverán a verse las caras este jueves en General La Madrid con el subsecretario de Infraestructura Hidráulica de la Provincia, Rodrigo Silvosa.

 El encuentro se iba a llevar a cabo mañana, pero debió ser pospuesto por cuestiones de agenda del funcionario provincial. Será a las 11, en el Salón Blanco del palacio municipal.

En las últimas semanas, a partir de las copiosas lluvias que se han dado en nuestra región -sobre todo en la zona de Coronel Suárez, Guaminí y Adolfo Alsina- varias localidades han quedado al borde de la inundación, sobre todo las del norte de la cuenca como Bonifacio. Allí, gran parte de los campos están anegados y ya se descuenta que la cosecha fina y la gruesa se encuentren perdidas.

Lo más difícil es el humor general: cada pedido de una de las partes es respondido en forma negativa y casi violenta por vecinos de los otros distritos. Si bien funcionarios y representantes del comité de cuencas tratan de ser más políticos, lo cierto es que los pueblos están nerviosos.

 

Por ello, se espera que Silvosa -y la Provincia, en definitiva- sea quien tome una decisión. 

Las posiciones son bien distintas: Guaminí, sin dudas el distrito más complicado, necesita desesperadamente poder trasvasar aguas de las lagunas Alsina y del Monte. El canal aliviador hacia el sistema del Salado ya no alcanza, y necesita poder derivar hacia Epecuén.

 Además, pide que ya no se desvíe agua hacia el sistema desde el Partidor de Piñeyro, y que el agua del río Sauce Corto se envíe por el arroyo Huascar hacia el Vallimanca.

  Aquí entra a tallar la posición de Coronel Suárez. Los productores, Sociedad Rural y municipio aseguran que si se permite esto último, muchos campos en ese camino quedarían inundados debido al gran caudal que desciende desde las sierras de Curamalal. Además, sostienen que no se puede enviar más agua a un sistema colapsado, como es la cuenca del Salado.

Carhué y Adolfo Alsina sostienen la tercera posición. Tomando como argumento fundamental el recuerdo de la inundación de Epecuén en 1985 y el hecho que el nivel de la laguna está aún 2 metros por encima de lo establecido en el manual de operaciones de la cuenca como el permitido para trasvasar líquido desde aguas arriba, desde el municipio se niegan rotundamente a la posibilidad de la apertura de las compuertas de Rolito y en ingreso de más agua.