Mié12132017

Últ. Act.Mié, 13 Dic 2017 12am

persichini cerramientos
tecnoalfa
Back Usted está aquí: Tapa | Política | Categorías | Provincial | Peronismo partido: Merquel votó a favor del presupuesto de Vidal

Provincial

Peronismo partido: Merquel votó a favor del presupuesto de Vidal

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

La confusión en el peronismo se trasladó ayer a la Legislatura bonaerense, durante la votación por el presupuesto 2018 del gobierno provincial, finalmente aprobado por mayoría.

El bloque de diputados del Frente Para la Victoria, de extracción kirchnerista, votó con diferencias. Mientras 11 de sus 17 integrantes rechazaron el proyecto enviado por la gobernadora María Eugenia Vidal, los restantes 5 dieron su aprobación. Entre ellos, la saavedrense Marisol Merquel.

Con mandato hasta diciembre, pero reelecta por cuatro años más el pasado 22 de octubre en la lista de Unidad Ciudadana, donde ocupó el segundo lugar detrás de Carlos “Cuto” Moreno, Merquel es una dirigente del riñón del actual intendente de Saavedra, Hugo Corvatta.

Su decisión mostró un fuerte contraste con la posición de su compañero de bancada, el bahiense Gabriel Godoy, líder de La Cámpora en nuestra región. Godoy, también reelecto en la misma lista de Unidad Ciudadana en octubre, se opuso al presupuesto de Vidal.

Las distintas posiciones en La Plata, en buena medida, están vinculadas al contexto del peronismo, que busca reunificarse pero no encuentra cómo ni a partir de quiénes. Solo Cristina Kirchner aparece como conductora de un espacio con capacidad de movilización importante, pero su derrota en la provincia de Buenos Aires la debilita de cara al futuro.

Más endebles aún quedaron Sergio Massa y Florencio Randazzo, además de gobernadores como el salteño Juan Manuel Urtubey. Conclusión: no hay líderes claros.

“El voto de Merquel se explica porque el presupuesto es bueno para los intendentes y ella responde más a Corvatta que a Cristina. Como sea, esto muestra que Unidad Ciudadana era solo una construcción electoral y ya se está rompiendo”, le aseguró un experimentado analista a La Nueva.

Por su parte, en el bloque del FPV-PJ, un tanto más alejado del universo K, tampoco hubo unidad de criterio. Sobre 13 miembros, 4 votaron en contra y 9 a favor. En este último grupo figuró el actual concejal electo en Bahía Blanca, Marcelo Feliú.

ANALISIS:

El escenario fue tan amigable que Vidal ya tenía listo los votos necesarios el viernes 10 de noviembre, cuatro días antes de las sesiones donde se aprobó el paquete de leyes. Las manos afirmativas vinieron de la mano del intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde quien ofició de nexo entre esa parte del peronismo -que incluyó a varios alcaldes del Conurbano- y Calle 6. En otra postura, el titular del PJ bonaerense, Fernando Espinoza y la intendenta de La Matanza, Verónica Magario quisieron bloquear la votación junto a Mario Secco (Ensenada), Francisco “Paco” Durañona (San Antonio de Areco) y más de una docena de intendentes del Interior. En sí, la derrota de Espinoza quedó evidenciada y será relevante en la disputa por la conducción del PJ bonaerense que se acerca. Incluso, antes de las sesiones, cuando ya todo estaba acordado, los matanceros se reunieron con intendentes y legisladores que se iban a oponer al paquete de leyes y lanzaron duras acusaciones contra Vidal y los intendentes del Conurbano que negociaron con Cambiemos, a los cuales apuntaron: “No nos representan”. Además, enojados por la realidad que se acercaba lanzaron: “Queremos saber si se está acordando con alguien, cuáles son los términos de esos acuerdos”.

Bajo ese marco, la sesión terminó de plasmar la nueva partición del peronismo con escenas de sátira e irónicas. En Diputados, Walter Abarca, titular del bloque FpV-PJ de 13 miembros, tomó la palabra y habló sólo en nombre de cuatro legisladores que iban a votar en contra: Mauricio Barrientos, Alicia Sánchez y Liliana Pintos. Los nueve restantes votaron a favor: Valeria Amendolara, Manuel Elías, Marcelo Feliú, Rodolfo “Manino” Iriart, Alejandra Martínez, Ricardo Móccero, Andrés Quinteros, Evangelina Ramírez y Mariano San Pedro. La mayoría apoyaron la candidatura de Florencio Randazzo y, además terminan mandato el 10 de diciembre. Dato curioso, Quinteros –sentado al lado de Abarca- tomó la palabra en nombre de los que votaron a favor.

Situación similar se produjo en el FpV, bancada más kirchnerista y hegemonizada por La Cámpora. De los 17 diputados que la componen diez votaron en contra de la “La ley de leyes”: Rocío Giaccone, Miguel Funes, Gabriel Godoy, Lauro Grande, Lucía Portos, Santiago Revora, José Ignacio Rossi, César Valicenti, Avelino Zurro y Juan Debandi. A favor, votaron Juan Manuel Cheppi, Marisol Merquel, Juan José Mussi, Karina Nazabal, José Ottavis, Aníbal Regueiro y Marcelo Torres. De esta partición, Debandi tomó la palabra con duras críticas al proyecto enviado por el Ejecutivo.

Datos no menores, Cheppi y Ottavis son cámporas y además, el pintoresco ex novio de Vicky Xipolitakis, tras la votación salió a decir que votó en contra de la norma, cuando el sistema de la Legislatura bonaerense se basa en que el que vota en contra o en abstención, toma la palabra para manifestar su acción: Ottavis no lo hizo.

El caso del bloque Peronismo para la Victoria, compuesto por 6 legisladores, fue llamativo. Todos sus integrantes Fernando “Chino” Navarro, Graciela Rego, Gustavo “Tío” Di Marzio, Patricia Cubría, Horacio González y Hernán Doval votaron a favor del paquete de leyes, pero ninguno de sus integrantes hizo uso de la palabra para manifestar su postura, solo levantaron la mano a la hora de la aprobación. Esta bancada también apoyó la candidatura de Randazzo y cuatro terminan mandato en diciembre.

En el Senado hubo divisiones, pero no intrabloque. El bloque del FpV-PJ que tiene 10 legisladores votó en contra: Daniel Barrera, Sergio Berni, Gervasio Bozzano, Santiago Carreras, Cecilia Comerio, Darío Díaz Pérez, Mónica Macha, Juan Manuel Pignocco, Magdalena Sierra, Federico Susbielles. Por su parte, el Bloque Peronista que tiene 6 integrantes, votó integró a favor de la “Ley de leyes”: todos sus legisladores terminan mandato el 10 de diciembre.

Tras la votación, en los pasillos de la Legislatura hubo broncas y enojos. Molesto, un intendente del Interior bramó: “Nos traicionaron”.