15.1 C
Pigüé
viernes, abril 23, 2021
  • Informe Especial
Otras

    127 ANIVERSARIO: homenaje a los fundadores

    Destacadas

    18 NUEVOS CASOS POSITIVOS

    El informe diario de la fecha indica que hoy en el Distrito se registraron 18 nuevos casos...

    ALLANAMIENTO POR NVESTIGACION Y COMERCIALIZACION DE ESTUPEFACIENTES

    La Jefatura distrital de Seguridad del distrito de Saavedra informó que con fecha 21 del corriente personal...

    ANIVERASRIOBajo un cielo plomizo, que ya presagiaba que iba a hacer mirar a los pigüenses hacia arriba todo el 4 de Diciembre, comenzó la jornada del 127 aniversario de la ciudad. Alrededor de las 8hs, en el mástil central de la ciudad, el Intendente Grenada y la Presidenta del HCD, Mabel Cledou izaron el pabellón nacional bajo los acordes de la banda Militar Cura Malal del Regimiento de Infantería Mecanizado 3. Posteriormente, se entonó el Himno Nacional Argentino y además de la bandera principal de la ciudad, se elevó hacia el gris cielo la bandera de ceremonias del Instituto Niño Jesús, la única de las instituciones educativas locales que se hizo presente.

    Posteriormente, el público presente se fue trasladando a los monumentos que recuerdan a  Clemente Cabanettes – en Casey y la avenida homónima; hacia el monumento a Casey – en Plaza Sarmiento- y al monumento a Francisco Issaly frente a la fuente de ingreso a la ciudad. En cada caso, con un toque de silencio y ofrendas florales se recordó a los tres fundadores de la ciudad.

    Clemente

    En el año 1880 llegó a Buenos Aires el señor Clemente Cabanettes y al poco tiempo fundó la primera empresa de teléfonos que se llamó “El Pan Teléfono” de la cual pronto se retiró, por desavenencias con los directores y se trasladó a Olavarría para ocuparse de dos máquinas trilladoras, en la trilla de trigo de esa región.
    En ese tiempo pensaba en formar una Colonia Aveyronesa en la Argentina, solicitando al Gobierno de la Provincia de Buenos Aires una porción de campo que estaba vacante lindando con la línea de campos de Curamalal al Oeste, pero de un momento a otro, el gobierno enagenó esos campos y Cabanettes que entonces conoció a Casey, convino con él en formar la Colonia en campos de Curamalal y eligió la parte de Pigüé, para lo cual se pidió al Ferro Carril Sud una estación con este nombre. Pues las estaciones proyectadas, eran solamente la actual Arroyo Corto y la de Saavedra, que se llamó Alfalfa hasta la fundación del partido de ese nombre.

    EDUARDO

    El convenio entre Casey y Cabanettes, era la venta de diez leguas de campo, tomando por base la línea nor oeste para formar la colonia, al precio de diez y seis pesos la hectárea, a pagar en varios plazos, pero Cabanettes nada dio cuenta de esta compra, y al contrario recibió anticipos en dinero, para hacer el viaje que proyectaba a Francia a traer los colonos, y mientras tanto estableció en Pigüé la administración de la colonia, que se preocupó en preparar alojamiento para los colonos a su llegada. Se hizo un edificio que luego perteneció al señor Juan Fischer en propiedad. El señor Fischer fue empleado o administrador de la Colonia durante más de cuarenta años. Se hizo un gran galpón de cuarenta metros por cincuenta para guardar las futuras cosechas hasta su venta, y se levantaron en la intersección de cada cuatro chacras una casa de fierro para cada una y un pozo de agua potable en común. Todo esto con los fondos proporcionados por el señor Casey.

    FRANCISCO

    Cabanettes llegó a Aveyron e hizo propaganda para su empresa que ya había empezado por su orden el señor Francisco Issaly. Se ofrecía a cada colono doscientas hectáreas de terreno que debía cultivar seis años seguidos y entregar la mitad de todo lo cosechado libre de gastos. El cumplimiento de esta cláusula hacía que al cabo de ese tiempo el colono recibiera la escritura de propiedad, cualquiera que fuera el valor de la cosecha entregada.
    Había otra cláusula que pedía al colono que anticipara en efectivo 5.000 francos a cuenta de todo lo que se le proveería a su llegada, incluso animales de labor, implementos agrícolas y semillas, pero no se encontró un solo colono que suscribiera a pesar de ser ella esencial para Cabanettes que no contaba con capital para tal empresa y ya estaba en deuda con Casey..

    Es preciso saber las dificultades que tuvo que vencer Cabanettes en el Aveyron, para formar el contingente de colonos. Las autoridades estaban en su contra y la prensa aveyronesa lo atacó ferozmente tratándolo de aventurero y explorador de la pobre gente que quería llevar a América donde le pagaban por cabeza para hacerlos trabajar en terrenos plagados de bestias feroces. Hasta decían que en Pigüé había sapos monstruosos que se tragaban a los niños. Precisamente en las Sierras de Pigüé existen los sapitos más chiquitos y pintorescos del mundo, que son a la vez cantores. Estos animalitos los describe Darwin en su viaje a Bahía Blanca en el año 1833.
    Mientras tanto, su demora en Francia, hizo que los fondos proveídos por Casey para el establecimiento de la Colonia en Pigüé se agotaran, y el Señor Dresse, su representante aquí, solicitó a Casey una ampliación del crédito, el que objetó que ya había provisto lo convenido, pero al fin consistió en proveer más fondos hasta la llegada de los colonos.
    Los colonos viajaron acompañados por Issaly y luego desde Buenos Aires, junto a Cabanettes llegaron a Pigüé el 4 de Diciembre de 1884, con un número de cuarenta familias a quienes estableció en los alrededores de Pigüé y a lo largo de las sierras.

    Muchos elegían los terrenos sin tener en cuenta la parte no arable de los que tenían sierras, pues no siendo el precio por hectárea, eso les era indiferente.
    La bondad de las tierras en la falda de las sierras y su superioridad sobre las demás como posición para la protección contra las heladas, hizo que los que cultivaban esas chacras recogieran mejores cosechas, que fueron los que más tarde recibieron la escritura de propiedad, pagando los terrenos, no con la mitad de la cosecha, sino al precio de 24 pesos la hectárea pagaderos en seis anualidades sin interés, que correspondían a los contratos con que Casey reemplazó los primitivos.

    Provistos a su llegada los colonos con lo necesario para trabajar, se pusieron con todo empeño a sembrar trigo, aunque con poco éxito el primer año.
    El modo de arar consistía en hacerlo con un arado de una sola reja, sostenido de la mancera por un hombre y otro con una pica y una cuerda por orejera, guiaba dos yuntas de bueyes. Las máquinas atadoras para cosechar, se guiaban de la misma manera y el acarreo a la parva se hacía con unos carretones de dos ruedas que tenían por modelo los del Aveyron.
    El segundo año la sequía fue tan terrible, que desde el mes de Marzo hasta Septiembre no llovió, y algunos creyeron perdida la sementera de trigo que no había nacido, araron el mismo terreno para sembrar papas y maiz. En Septiembre las lluvias fueron bastante para que el trigo, el maíz y las papas, brotaran todos juntos y después de cosechar el trigo, algunos pudieron hacer una pequeña cosecha de papas, pero de todos modos el resultado fue mediocre.
    Al final de ese año, debía pagar Cabanettes una cuota de su compra del campo y devolver el capital adelantado, pero con la exigua parte de cosecha que le tocó, no le fue posible. Se le concedió un año de plazo, y de nuevo siéndole imposible cumplir.

    Casey decidió, de acuerdo al contrato, hacerse cargo de toda la colonia y entrar de nuevo en posesión del terreno, pero antes de someterse el asunto a los peritos arbitradores para definir la retribución a Cabanettes, sobre las mejoras que hubiera hecho en el terreno, Casey ofreció darle la suma de 50.000 pesos moneda nacional en efectivo, condonando la deuda que tenía y haciéndose cargo de las deudas de los colonos. Cabanettes creía que debía retribuírsele, fuera de las mejoras hechas en edificios, con el mayor valor que según el, habían tomado las tierras, calculando un aumento del 50 % sobre el precio de compra y aplicando este mayor valor a toda la superficie de la colonia, aún cuando no estaba ocupada por completo. El fallo de los arbitradores le fue adverso, y tuvo que entregar la colonia sin ninguna retribución ni beneficio.

    Este fue el resultado de su noble audacia al emprender una colonización en vasta escala sin capital alguno, pero hay que reconocerle el mérito de sus buenas intenciones, de su tenacidad y perseverancia ante las dificultades y su buena voluntad de favorecer a sus compatriotas, a quienes quería hacer prosperar a riesgo de su propio beneficio. Si Cabanettes no hubiera fundado la colonia de Pigüé, más tarde se hubiera fundado pero no una Colonia Aveyronesa. Por lo tanto los Aveyroneses que la componen y sus hijos, deben a su memoria reconocimiento y gratitud, y tienen el deber de perpetuar su memoria. Bien ha merecido el monumento que en este pueblo destaca su figura característica.

    Desde el Aveyron

    En los años 1880, los aveyroneses empujados por la superpoblación, la extinción de las explotaciones agrarias y la llegada de la filoxera (“la plaga que lo cambió todo”) en los viñedos de los valles, comienzan a plantearse la posibilidad de emigrar. Clemente CABANETTES originario de Ambec después de múltiples aventuras recorre los extensos llanos pampeanos, territorios recientemente conquistados sobre los indios. Por la reciente vía de ferrocarril, Clemente CABANETTES recorre los territorios y comienza a planear una futura emigración. Con dificultad Cabanetts y otro compatriota: Françoise Issaly logran la adhesión de unas 143 personas, radicándose en la localidad de Pigüé, en la provincia de Buenos Aires.DSC_0066

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    18 NUEVOS CASOS POSITIVOS

    El informe diario de la fecha indica que hoy en el Distrito se registraron 18 nuevos casos...

    ALLANAMIENTO POR NVESTIGACION Y COMERCIALIZACION DE ESTUPEFACIENTES

    La Jefatura distrital de Seguridad del distrito de Saavedra informó que con fecha 21 del corriente personal policial del Grupo Táctico Operativo,...

    El peronismo asegura que el presupuesto para mantener los caminos rurales “tiene que alcanzar”

    El Frente de Todos presentó un proyecto solicitando la reparación de algunos caminos rurales en los...

    NUEVO ENCUENTRO VIRTUAL DE LA MESA INTESECTORIAL DE PREVENCIÓN Y ABORDAJE DE LAS VIOLENCIAS DE GÉNERO

    En el día de hoy tuvo lugar un nuevo encuentro del año de la Mesa Intersectorial de prevención y abordaje de las...

    Daiana Ruiz la primera ganadora en Damas

    Como una muestra del crecimiento de este deporte entre las damas, se disputó el primer torneo local del Pi Hue Golf reservado...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas