20.5 C
Pigüé
viernes, octubre 22, 2021
  • Informe Especial
Otras

    40 años después, un globo aerostático surcó el cielo pigüense

    Destacadas

    El “Bibliomóvil” recorre el distrito

    Los Bibliomóviles son vehículos de la Conabip que funcionan como bibliotecas itinerantes con un equipamiento que...

    Notararigo recorrió obras en marcha

    El intendente Gustavo Notararigo visitó hoy las 25 viviendas que se construyen en Pigüé y ayer...

    Habilitaron el tramo pavimentado a la cárcel de Saavedra

    Esta obra fue financiada por la provincia de Buenos Aires en su última etapa de colocación...

    IMG 9939En la 25 edición de la suelta de globos, despegó un globo aerostático con un colorido impresionante de unos 1.300 globos que los pequeños soltaron a su paso por frente a los hangares. Con dos pasajeras mujeres, el globo fue impulsado hacia un costado de Pigüé siguiendo un rumbo por le que volaría a un lado de la ciudad

    Pero un cambio en la condición climática, hizo que la aeronave se topara con una corriente de aire que lo desvió hacia la izquierda dirigiéndose por sobre la población, generando además la situación térmica alguna posible inestabilidad. Ante lo cual, el piloto decidió descender, a fin de no correr riesgos innecesarios, Y lo hizo dentro de la cancha de Deportivo Argentino mientras algunos chicos de esa entidad jugaban un partido. No hubo inconvenientes y el aterrizaje fue totalmente normal, pero la sorpresa de los pequeños jugadores fue mayúscula.

    En el globo viajaban como pasajeras dos mujeres: Marcela Ferraro quien había contratado el viaje y Eli González, ganadora del sorteo realizado en el lugar.
    La suelta de globos fue un éxito y quedará en las retinas de los presentes, la imagen del globo aerostático rodeado de cientos de globos multicolores decorando el cielo pigüense.

    Quince años en globo

    Carlos Niebuhr es el piloto del globo aerostático que participó del evento organizado por el Jardín 906 con motivo de los 25 años de la suelta de globos, hace quince años vuela en globo y desde hace treinta años se desempeña como instructor de vuelo de planeador y hasta se casó en un globo con Leticia Márquez.

    « En el Club había un piloto, el primer piloto argentino Rolf Hossinguer, campeón mundial de vuelo a vela, el tema es que Leticia se aburría porque yo volaba todo el día, daba instrucción y ella nada, hicimos un viaje con el yerno de Rolf y ahí me di cuenta de que el globo se puede compartir con la familia. Osea en el globo volamos juntos… Es una actividad mucho más social, el planeador es muy individualista, estoy ahora totalmente volcado al vuelo en globo, me encanta. Lo comparto con ella y hasta nos casamos en el globo».

    El piloto explica que «nos casó un compañero, es que el Comandante tiene capacidad de juez. En vuelo la aeronave es territorio nacional, entonces el comandante asume los tres poderes en el aire, igual que un capitán de barco, o de aeronave. Fue muy lindo porque aparte marcó en el mundo un recuerdo que no se borra», contó el piloto.

    Carlos añadió que hay personas de Pigüé que recuerdan que vino una vez un globo hace muchos años, esto deja demostrado, opinó, que el que alguna vez vio un globo le queda registrado por siempre.

    En Argentina no existe la fabricación de globos aerostáticos, el motivo principal es que no hay tampoco un mercado, ni pilotos. « Los globos a Argentina vienen de España en general, algunos de Inglaterra, uno o dos de Estados Unidos y puede ser alguno de Alemania, pero tomemos en cuenta que en el país habrá a los sumo quince pilotos, volando regularmente habrá nueve»; dijo Niebuhr.

    Y agregó que « el ser humano fantasea con volar hasta que uno le dice que suba, y no sube nadie, por otro lado muchos hacen el curso. En mi experiencia de diez que lo hacen, uno o dos quedan volando, no olvidemos que el ser humano vuela desde hace unos 150 años, navega desde que tiene uso de memoria. Osea, el agua y la tierra son medios habituales. El aire no, hay como un miedo creo, y el globo tiene otro problema, que no hay control».

    «En una aeronave uno despega de un aeródromo y vuelve al lugar, uno controla lo que hace, en el globo, uno sube y el viento es el que lo lleva, creo que ese es un factor y otro motivo es que los que se dedican a la actividad no han querido promoverla. Y en globo el único control es subir y bajar, en realidad, para ser específicos el globo no vuela, flota, se desplaza junto con la masa de aire»; afirmó Niebuhr.

    El piloto explicó que en cualquier actividad de vuelo se debe preparar el mismo, esto es, las cartas meteorológicas, la dirección del viento, siendo, esta primera parte, la planificación, la más importante.

    En la cancha de Argentino
    El globo aerostático que se elevó el sábado 14 desde el Aeroclub local, debió aterrizar a los pocos minutos en la cancha del Club Argentino, donde se estaba desarrollando un partido de fútbol de inferiores. Al respecto el piloto explicó: « la prioridad en este tipo vuelo donde no hay mayor interés que el disfrutar de él, no hay que ir a apagar un incendio ni transportar un herido solamente es una actividad placentera.

    No se corre ningún riesgo, cuando yo despegué había condiciones favorables porque se hizo un hueco en la meteorología que me permitió estar flotando y desplazarme suavemente. En el momento que desvió el rumbo sobre la ciudad yo entendía que había un margen de riesgo que no quise asumir, el vuelo y el aterrizaje fueron seguros, son decisiones que uno toma, yo podría haber seguido volando, pero preferí estar seguro de que los pasajeros terminaran bien el vuelo. No estaban bien las condiciones del día, inmediatamente empezó a aumentar la velocidad del viento, se cubrió el cielo, entonces si uno es prudente esta actividad es totalmente segura»; relató Niebuhr.
    Su esposa, Leticia Márquez también contó que está realizando el curso de piloto de aeróstato: « todavía no vuelo sola, me encanta el vuelo, es un placer que no se puede reproducir en palabras».

    El globo se infla, en principio, como una carpa, con un ventilador, al estar completo, se le da calor con el quemador y así, levanta vuelo, y la altura la decide el piloto, dependiendo de la habilitación que posea, siendo el máximo unos tres mil metros que es límite que puede soportar una persona. «El atractivo del globo no es subir tanto, es flotar a baja altura, a partir de los 500 metros uno no tiene referencia, no sabe si se mueve, si baja, si sube, lo lindo de esta aeronave es que es muy segura a baja altura».

    «Y por otro lado este es el último vuelo romántico que queda, porque los demás tienen tanta tecnología, es tan sofisticado, y el globo sigue siendo básicamente el mismo vuelo que cuando o inventaron los hermanos Montgolfier en Francia, en la corte de Luis XV, ahora tengo condiciones más seguras, nada más, pero se trata de un vuelo que no tiene otra actividad aérea en estos momentos»; concluyó Carlos Niebuhr.

    Aquel alemán
    Hacía unos 40 años que un globo no surcaba el cielo pigüense. Rolf Hossinguer, fue pionero en la actividad y en la década del ‘ 70 visitó nuestra ciudad. Quizás por decisión del «Dios de los vientos», su alumno también voló aquí tantos años después el pasado sábado.

    Pero aquella experiencia de Hossinguer, no fue tan exitosa. El recuerdo, lo aporta Elisa Fox de Ayrinhac. Es que su esposo , Luis Ayrinhac, era piloto y miembro de la Comisión del Aero Club en esa época y «un día había carreras en el autódromo, ahí estaba todo el pueblo, y en el Aero Club había cuatro gatos locos, y vino un señor, un alemán, un personaje, era campeón mundial de vuelo a vela, habría unas veinte personas… Y él estaba con el globo desinflado contra el piso y no lograba inflarlo, le echaba un gas y nada, prendió un fuego, y cuando parecía que empezaba a levantar, otra vez se desinflaba, así estuvo horas, ya había ambiente de cargadas, y habían rifado un viaje en la canastilla del globo, se lo había sacado el comisionista Combes, que vivía en la esquina del Colegio La Salle, pero cuando estuvo a un metro del piso, se tiró, le dio miedo»; relató Elisa.

    Así el personaje alemán siguió : « nosotros con Luis y otros autos, salimos a la ruta y seguimos la recorrida, el globo llegó hasta Espartillar, se cayó en un abrepuñal, pero el alemán igualmente abrió una botella de champagne para festejar, yo no recuerdo bien la fecha, será hace como cuarenta años, mi marido era vice presidente del Aeroclub»; dijo Elisa Fox.
    Lo cierto es que en Pigüé, hubo una vez un globo aerostático, antes que el que voló el sábado 14 y como suele pasar en este tipo de vuelos, rara vez aterrizan en un lugar previsible.

    VER FOTOS EN NUESTRO FACEBOOK

    VER MÁS FOTOS EN NUESTRO FACEBOOK

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    El “Bibliomóvil” recorre el distrito

    Los Bibliomóviles son vehículos de la Conabip que funcionan como bibliotecas itinerantes con un equipamiento que...

    Notararigo recorrió obras en marcha

    El intendente Gustavo Notararigo visitó hoy las 25 viviendas que se construyen en Pigüé y ayer recorrió Goyena junto a la...

    Habilitaron el tramo pavimentado a la cárcel de Saavedra

    Esta obra fue financiada por la provincia de Buenos Aires en su última etapa de colocación de carpeta asfáltica, mientras que...

    Ciclo de capacitaciones sobre salud integral en adultos mayores

    Secretaría de Salud y área de Adultos Mayores invitan al ciclo de charlas “Construyendo el abordaje integral de la salud de...

    Mujeres de pie homenajeó a Mariana Cardozo

    La agrupación Mujeres de pie reconoció a Mariana Cardozo, mamá de tres hijos a quienes crió...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas