23.2 C
Pigüé
jueves, abril 15, 2021
  • Info General
Otras

    A 10 años de la caída de De La Rúa :

    Destacadas

    Plenaria del Consejo de Articulación de Políticas de Género y Diversidad Sexual

    Cerró la Ministra Estela Díaz celebrando estos encuentros que posibilitan ir construyendo el Ministerio.Se realizó hoy de...

    Goyena: asfaltan la avenida Aristóbulo del Valle

    Como lo había anunciado el intendente Gustavo Notararigo, en el acto por el 119 aniversario de la...

    Sarmiento espera por una posibilidad para jugar este domingo

    Tras la decisión del gobierno municipal de Coronel Suárez de no permitir el ingreso de delegaciones...

    rau_recorMañana, martes 20 de Diciembre, se cumplirán 10 años de uno de los hechos histórico más resonantes, y a la vez más tristes en la vida de los argentinos. Ese día, Fernando De La Rúa abandonó la Casa Rosada en helicóptero, dejando tras de sí un país en llamas y la plaza de Mayo regada de sangre y muertos. Saqueos, corralito, manifestaciones, y un ramillete de presidentes en diez días, fueron apenas íconos de una crisis institucional de la que el país tardó mucho en recuperarse.
    Los ecos del cacerolazo, también llegaron a Pigüé días después. Cuando cientos de manifestantes se agolparon en el HCD y en cada de legisladores, ex legisladoras y funcionarios provinciales al grito de     que se vayan todos!.
    Pero cuando De La Rúa debió redacta  mano alzada su apurada renuncia, había un pigüense a metros de ese despacho. Se trata del Lic. Germán Rau, ahora ex Secretario de Producción Municipal; quien por ese entonces trabajaba en la Subsecretaría de Información de la Presidencia, bajo las órdenes de Juan Pablo Baylac. Es que en 2001 ese legislador bahiense era el vocero del Presidente De La Rúa.
    Hoy, integrando el gabinete de gobierno del Intendente de Adolfo Alsina, Rau llega a la entrevista con una carpeta de la Presidencia de la Nación y dentro nos muestra una copia de la renuncia manuscrita de De La Rúa.
    Mirando la letra, el texto, uno puede imaginar el momento  en que un Presidente que había llegado a la Rosada 2 años antes con un enorme respaldo popular, debió garabatear esas palabras antes de huir del caos social.

    2001

    «Yo en el año 2001 me encontraba en Buenos Aires culminando mi carrera universitaria, y desde año 1997 trabajaba con el Diputado Nacional Juan Pablo Baylac de Bahía Blanca…. Con el triunfo de la Alianza, en el año ´99, las posibilidades laborales se multiplicaron y aparecieron otras opciones, pero nosotros mantuvimos nuestra tarea desde la legislatura. Hasta que en junio de 2001 aparece la posibilidad a través de Rafael Pascual, quien era el presidente de la Cámara de Diputados y le ofrece a Baylac la posibilidad de trabajar en la Subsecretaría de Comunicaciones de la presidencia, es decir sería el vocero del gobierno nacional»; comenzó recordando el entonces ayudante del legislador bahiense.

    A la Rosada

    La Subsecretaría de Información, es como «una oficina de prensa, dependíamos directamente de Nicolás Gallo, que era el Secretario de la Presidencia de la Nación, y nosotros lo que hacíamos fundamentalmente era, contrarrestar, desde el punto de vista argumentativo, las distintas críticas o posturas, básicamente de la oposición»; dijo Rau. «En aquellos años, si hacemos memoria, era una situación muy complicada, el gobierno de La Alianza no se había podido desembarazar de la convertibilidad, ese era un lastre muy grande que teníamos».
    El entrevistado continuó relatando que siguieron distintas decisiones de carácter político como el blindaje, déficit cero y la tablita de Machinea, que no dieron los frutos que se esperaban. Esto sumado a que De La Rúa se encontraba huérfano de partido político, ya que el radicalismo, desde el nivel nacional, no acompañaba la gestión, mientras que el vice presidente, Carlos « Chacho» Alvarez ya había presentado su renuncia tras el escándalo de corrupción en el Congreso. Por otro lado en la elección legislativa del año 2001, caracterizada por el voto «Clemente», fue una derrota para el radicalismo; también pierde De La Rúa en una interna con Suárez Lastra, lo que demostró un grado de debilidad muy importante, sobre todo siendo presidente de La Nación.
    Respecto a la oposición de aquel momento, Germán Rau recordó: « me acuerdo de la dura oposición de  Duhalde, Ramón Puerta, y Hugo Moyano, con las movilizaciones a Plaza de Mayo que eran bastante cotidianas, era muy fuerte la oposición, muy voraz. Y  realmente en el gabinete nacional no existían las espadas que debería tener un Presidente para defender una gestión de gobierno, recuerdo como el hombre más emblemático en ese sentido, a Cristian Colombo, que era el Jefe de Gabinete de ministros, que era un hombre que venía del sector privado, por supuesto con una vocación radical, y era el único que realmente trataba de sacar las papas del fuego. Porque después había una ausencia de funcionarios de primera línea que lo debilitaba mucho al presidente»; según aseguró el entrevistado.
    Al continuar con el análisis, indicó que, por ejemplo, Ramón Mestre, Ministro del Interior, no era el funcionario adecuado, el Ministro de Salud, Héctor Lombardo trataba al presidente como si tuviera artereoesclerosis, siguiendo, señaló que Rodríguez Llavarini, era un técnico muy eficiente, aunque no ejercía demasiada injerencia, y enumeró que en Defensa estaba Jaunarena,  en Trabajo Patricia Bullrich, quien sí había tenido un rol protagónico en su lucha con la CGT.

    Baylac

    « Baylac calza ahí con un temperamento muy fuerte, aguerrido, muy de barricada, muy político, a tratar de aclarar cuál era el discurso del presidente o la comunicación que quería ejercer el gobierno. Nosotros trabajábamos en ese sentido, en contrarrestar la argumentación de lo que la oposición planteaba, yo estaba en la tarea de ofrecerle al presidente todos los antecedentes de donde él se dirigía, todos los viajes que tenía, las visitas que hacía. En términos de biografías de personajes con quién se iba a entrevistar, las situaciones de los países que iba a visitar, es decir era un trabajo de investigación, que se facilita mucho porque hay una estructura muy grande a disposición»; sostuvo Germán Rau.

    De La Rúa

    Según asegura Germán Rau, el ex presidente Fernando De La Rúa, se mostraba como una persona muy pausada, amable, y extremadamente inteligente y lúcido. Aunque reconoció que uno de los problemas más serios que tenía, era la influencia del hijo, Antonio De La Rúa, quien luego fue más conocido por su noviazgo con la artista Yakira.
    «Nosotros éramos un área de comunicación presidencial en el ámbito de la Casa Rosada, y existía una igual,  con una estructura mucho más grande de equipamiento y personal, que la manejaba Antonio De La Rúa. Entonces lo que a nosotros nos pasaba, era que quizá veíamos la realidad de lo que ocurría, del día a día, de la calle, de la vorágine de aquel tiempo. Uno lo puede mesurar cuando salís de esa situación, y en Olivos, era como que existía un micro clima, donde la cosa no era tan seria, y que el justicialismo iba a acompañar un gobierno de unidad o que iban a ceder a algunos de los reclamos o ser más permisivos»; señaló Rau.

    Cavallo-mayor error

    Germán Rau  añadió que no sólo el justicialismo fue la causa de la salida de De La Rúa; sino que hubo muchas otras, y que la frutilla del postre habría sido el ingreso de Domingo Cavallo al gobierno; lo que terminó de cortar todo tipo de vínculo con la sociedad y de legitimación del gobierno.
    «Esa decisión del 1º de diciembre no me la olvido más, supongo que algunos funcionarios lo debían saber porque hay una ronda de consultas, nosotros no lo sabíamos, y teníamos que defender lo indefendible»; dijo Rau.
    Al referirse a aquel 1º de diciembre de 2001, Germán Rau cuenta que recibió a las 6 AM, en su casa, un resumen de noticias de todos lo diarios nacionales, en una encuadernación, por lo que al llegar a la Casa Rosada, ya contaba con un panorama de lo que decían los principales diarios del país. Además existe una empresa de comunicación, que se encarga de desgrabar las declaraciones de los funcionarios durante el día y te acercan el resumen. Estas cuestiones puntuales, marcan la agenda del día en una Subsecretaría  de Comunicaciones, lugar donde Rau desempeñaba sus funciones. Su tarea, junto a sus compañeros, era generar argumentos para que el gobierno contestara en los diarios del día siguiente.
    «Lo que es importante destacar, es que nosotros vivíamos, en menor medida que Olivos, también en un micro clima. Estábamos convencidos que la restricción de extracción de los cajeros (corralito)  era buena. Es decir vos estás inmerso en una situación de compromiso político, que te terminás autoconvenciendo de eso. Es la  famosa campana de queso, que te aisla. En  esa época era una vorágine terrible, las situaciones se daban de la noche a la mañana y con mucha virulencia, y cuando al agente le tocan el bolsillo y deja de tener posibilidad de poder retirar su dinero, eso fue el detonante de un desgaste terrible de un capital político que en menos de dos años  que tenía De La Rúa, se diluyó en poco tiempo».

    Cacerolazos

    El 18 de diciembre de 2001 se realizó el primer cacerolazo; fecha que no olvida Germán Rau, ya que además del momento político, se encontraba realizando su curso pre matrimonial en una capilla en Buenos Aires. « Cuando estaba ahí en la capilla se empezaron a oír ruidos, no recuerdo lo de las cacerolas, sino que la gente golpeaba las columnas de luz con un bulón o algún otro elemento contundente, eso era ensordecedor, tuvimos que levantar la reunión… Me acuerdo que en el curso tuve que decir qué hacía, donde trabajaba. Cuando dije que trabaja en la Casa Rosada con el Presidente, me miraron todos como quién mira un pollo al spiedo: estás al horno, pensaron todos… Nos fuimos con mi señora a casa, el día 19 renuncia Cavallo pensando que la situación se iba a descomprimir».
    Pero ese  mismo día se decreta el estado de sitio, que se Antonio De La Rúa a su padre y fue un error fatal. « Antonito es uno de lo grandes responsables de que no se hayan podido, por lo menos haber evitado muertes, que hubo muchas a lo largo del país, no sólo las de Plaza de Mayo… Su decisión del estado de sitio fue un gran error»; indicó Germán Rau.
    Continuó relatando que el 20 por la mañana se enteró por Crónica sobre la manifestación de toda la noche con cacerolas. « Ese día no tendría que haber ido a trabajar, pero quizás por inconsciencia, fui. Llamé a una chica que era de planta permanente de nuestra oficina, y me dijo que la situación estaba difícil y por donde se podía ingresar a la  Casa Rosada».
    «Una de las cosas que me llamó mucho la atención fue que todo el personal que había asignado de Casa Militar  estaba de combate, no con el uniforme cotidiano de trabajo. Entonces me dí cuenta que la situación estaba complicada. De la gente que trabajábamos con Baylac fuimos todos a trabajar. Cuando se desata la represión en Plaza de Mayo, que era un jueves, la marcha de las Madres de Plaza de Mayo estaba prevista para la tarde pero se presentaron antes. Me acuerdo que la Jueza Servini de Cubría también se presentó y la Policía reprimió con caballos, motos y armas de fuego,  empezó a haber muertes, y desde el día anterior ya estaba la situación de saqueo, ya a media mañana nos ordenaron que juntáramos nuestras cosas, al presentar la renuncia De La Rúa, ya sabíamos que no había vuelta atrás»; señaló Rau.
    Para asegurar que los mamayoría y vecinos comunes que se presentaron espontáneamente. «No se veían  banderías políticas de partidos que tradicionalmente participan de estas cosas.. Era gente común», dijo Rau.
    Por otro lado indicó que ese 20 de diciembre no pudieron ver a De La Rúa, y que le tocó tranquilizar a la familia vía telefónica, porque desde Pigüé se veía por la tele un panorama alarmante. «Recuerdo que incluso dentro de la Casa Rosada era difícil respirar, porque por el sistema de patios internos, se filtraba el gas lacrimógeno y nos  hacía mal a los ojos y la respiración» describió además.

    nuevo-7La renuncia

    La renuncia a la presidencia de La Nación, Fernando De La Rúa la redacta a mano alzada en una hoja con membrete de la presidencia, aunque en un principio la iba a redactar en la computadora. «En principio cuando se toma la decisión de renunciar, se lo tenés que comunicar al Presidente del Senado, en este caso. El estaba con el hijo… Se sentó en la computadora y empieza a redactarla en un archivo de word. Rodríguez Llavarini, el canciller, le sugiere que es una situación delicada, histórica, tenés que hacerlo a mano alzada. Le alcanzan una hoja con membrete y la redacta. Directamente por su seguridad se decide retirarlo en helicóptero. Era alrededor de las 7 de a tarde »
    «Nosotros estábamos adentro de la Casa de Gobierno, nos fuimos mucho más tarde, salimos en tandas, por Paseo Colón al 100. Yo me tomé un colectivo y llegué a mi casa. Fue una experiencia muy dolorosa, muy traumática, uno no se da cuenta de la seriedad de los hechos hasta que no lo ves», dijo Rau.
    Quien al otro día teníamos que hacer la mudanza de las pertenencias de Baylac. Fuimos con un taxiflet a la Rosada a la mañana del viernes.   Ramón Puerta firma como presidente previsional de La Nación, renuncia, luego es Camaño el presidente, en asamblea legislativa, se elige a Rodríguez Saa. Pero la otra mañana , llegamos al casa de gobienro y estaba lleno de chapas oficiales de San Luis. Por lo que ya estaba definido que sería Rodríguez Saá el Presidente, quien después duró una semana»; comentó Rau.
    Como reflexión final el Licenciado Germán Rau, declaró que de todo lo vivido a través de la situación histórica descrita, aprendió que es necesario «no aislarse de la gente.  Es difícil igual en ese ámbito, es que el poder aísla. A uno lo hace muy solitario,. Y también el saber elegir quienes serán tus colaboradores. La gente que te asesora y que quiere lo mejor para vos, y en este caso, para el  país. Acá estuvo muy claro de que De La Rúa, más allá de las humoradas de Show Mach, su esquema de asesoramiento más manejado. Y hay un grado de incapacidad también».
    Baylac, luego de la renuncia de De La Rúa, cumplió sus dos años de mandato que le restaban como Diputado Nacional y se retiró de la vida política activa. «Sufrió mucha discriminación dentro del propio partido y no se guardó, para preservar su imagen… Regresó luego a Bahía Blanca. Trabajó luego en una radio, pero quedó con un lastre y una imagen negativa terrible», resumió Rau.
    19y20diciembre2001Para decir que, «fue una situación muy traumática, muy dura. Pero yo lo volvería a hacer, porque a uno lo motiva el compromiso político, aunque los que estaban afuera sabían que era querer parar un tsunami con las manos».
    Explicando que uno de los principales responsables de la debacle fue el poder que  tenía el hijo del Presidente. « Nosotros no teníamos ni punto de comparación con el poder de asesoramiento que tenía su hijo…. El gabinete era prácticamente ausente, salvo Cristian Colombo que tenía un perfil.. Había una desconexión, don de las influencia y las decisiones pasaban por Antonito, Aito, Lopérfido. La mujer de De La Rúa, Inés Pertiné, tenía mucho poder de decisión. Recuerdo que Baylac decía que para llegar a la Rosada le tenías que caer bien a la señora».

    - Avisos -

    Plenaria del Consejo de Articulación de Políticas de Género y Diversidad Sexual

    Cerró la Ministra Estela Díaz celebrando estos encuentros que posibilitan ir construyendo el Ministerio.Se realizó hoy de...

    Goyena: asfaltan la avenida Aristóbulo del Valle

    Como lo había anunciado el intendente Gustavo Notararigo, en el acto por el 119 aniversario de la localidad del pasado 2 de...

    Sarmiento espera por una posibilidad para jugar este domingo

    Tras la decisión del gobierno municipal de Coronel Suárez de no permitir el ingreso de delegaciones deportivas de otros distritos, justo...

    COOPERATIVA AGRICOLA GANADERA DE CARHUÉ

    La Cooperativa Agricola de Carhué busca ENCARGADO DE FINANZAS. Ingresar en: http://www.grupoguardiola.com.ar/WEBSITE/ o enviar a info@grupoguardiola.com.ar...

    Hincha de El Negro

    (POR WALTER DITRICH.-).-  “Ya empieza equilibrioooo!!!” gritaba mi vieja desde la puerta de la cocina. La cita era once menos diez. Yo era hincha...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas