36.6 C
Pigüé
sábado, enero 23, 2021
  • Editorial
Otras

    A 17 años del crimen del reportero gráfico: NO SE OLVIDEN DE CABEZAS

    Destacadas

    PERRO EXTRAVIADO

    Hace una semana se extravío este perro que responde al nombre de "negro" y lleva un...

    FEMICIDIO EN GRADO DE TENTATIVA

    Según informó la comisaría de Pigüé, en la fecha siendo la 1 hora, personal de dicha dependencia...

    COVID: 9 CASOS NUEVOS POSITIVOS Y 11 RECUPERADOS

    El informe diario de la Secretaria de Salud indica que se registraron 9 casos nuevos positivos de...

    José-Luis-Cabezas 658x400POR WALTER DITRICH (walter@semreflejos.com.ar).Lo imagino haciendo guardia detrás de una nube. La mirada atenta, la cámara lista, el lente limpio y el dedo índice siempre cerca del obturador.

    Lo veo incansable, esperando fotografiar la justicia. Esa imagen que espera ver cara a cara hace doce años. Lo adivino abatido, pero inclaudicable; esperando ir a descansar en paz de una vez por todas.

    No sé si alguna vez hizo fotografía área, pero estoy seguro de que lleva meses capturando con su lente lo increíble desde muy arriba. Vio volver a la calle a los que terminaron con su mirada y a quienes lo planificaron. Se embroncó disparando ráfagas de cliks a los impunes que saldaron demasiado rápido una deuda que se suponía eterna.

    Supongo que desde su barricada periodística en el cielo de los justos, no podrá entender lo que ve. Como no comprenderá qué es eso de los megapixeles que intentan destronar a su vieja compañera cargada de rollos. Estimo que compartirá momentos eternos fotografiando denuncias para los nuevos libros de Walsh o se tomará un cafecito con el Negro Fontanarrosa para reírse hasta el dolor de panza.

    Porque acá abajo, muchos de los que dijeron que nunca lo olvidarían parecen no recordarlo más. Hoy, a 17 años de su asesinato, estuvieron muy ocupados corriendo detrás del la vedette siliconada del verano y no miraron para arriba. Allá alto, donde  José Luis sigue esperando la denuncia cotidiana a los sicarios que lo masacraron impunemente en la cava de Pinamar y hoy siguen disfrutando del sol y la arena.

    «Sacarme una foto a mi es como pegarse un tiro en la cabeza», dicen que dijo Yabrán luego de que Cabezas congelara su rostro en 400 asas para toda la eternidad.

    Cabezas, espera que algún día se pueda decir que «matar a un periodista es como encarcelarse de por vida».

    VER VIDEO HOMENAJE DE LA ASOCIACIÓN DE REPORTES GRAFICOS

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    PERRO EXTRAVIADO

    Hace una semana se extravío este perro que responde al nombre de "negro" y lleva un...

    FEMICIDIO EN GRADO DE TENTATIVA

    Según informó la comisaría de Pigüé, en la fecha siendo la 1 hora, personal de dicha dependencia procedió a la aprehensión de...

    COVID: 9 CASOS NUEVOS POSITIVOS Y 11 RECUPERADOS

    El informe diario de la Secretaria de Salud indica que se registraron 9 casos nuevos positivos de covid-19 y 11 recuperados. El...

    Fuerte impulso para la apicultora: Proyecto aprobado de Nebot

    El bloque vecinalista ha trabajado en un proyecto de ordenanza que promueve y facilita las herramientas para los productores apicolas de...

    GRAN CONSUMO ELECTRICO QUEMÓ UN TRANFORMADOR DE LA CELP

    Tres cortes en el servicio de energía eléctrica se registraron ayer cerca de las 16 hs. en la zona de calle Pellegrini...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas