29.5 C
Pigüé
domingo, enero 24, 2021
  • Personajes
Otras

    A rendir!!!!

    Destacadas

    PERRO EXTRAVIADO

    Hace una semana se extravío este perro que responde al nombre de "negro" y lleva un...

    FEMICIDIO EN GRADO DE TENTATIVA

    Según informó la comisaría de Pigüé, en la fecha siendo la 1 hora, personal de dicha dependencia...

    COVID: 9 CASOS NUEVOS POSITIVOS Y 11 RECUPERADOS

    El informe diario de la Secretaria de Salud indica que se registraron 9 casos nuevos positivos de...

    •  Un alto porcentaje de chicos de escuela secundaria se lleva cada vez más materias. Un panorama que preocupa y sin solución a la vista en corto plazo.

    examen2

    Los alumnos se llevan cada vez más materias, una situación que se venía repitiendo pero que va en aumento. ¿Cuáles son las causas?. Hay mucho para analizar en esta cuestión en la que no juega un único factor; «ella» consultó a una Profesora de Enseñanza individual, lo que sería hoy « Coaching estudiantil», a la Directora de un establecimiento secundaria y una madre nos brindó su opinión al respecto.

    La Profesora Celia Minujín, coaching estudiantil, manifestó que, básicamente encuentra que los principales problemas son la desmotivación, desatención y desgano, mientras que en el aprendizaje los chicos presentan dificultades en la comprensión lectora.

    « Encuentro que los chicos tienen incapacidad para decodificar o comprender conceptos, ellos, por ejemplo, dicen: lo digo con mis palabras, pero las palabras de ellos, como no leen, no estudian, no saben expresarse y no tienen vocabulario. Osea, al tallo hay que llamarlo tallo, no palito que va para arriba, les parece que saben pero cuando lo tienen que decir, le faltan palabras, esto es producto de las redes sociales y la tecnología, hoy están en un cumpleaños y todos están con los celulares, nadie está comunicado entre sí»; comenzó analizando la docente.

    Por otro lado indicó que, según los propios chicos, adolescentes, en el aula, se «cuelgan», osea no prestan atención a la explicación del profesor, además, en general, copian en la escuela, pero después tienen desorganización.

    «Yo puedo comentar lo que experimento, lo que dicen los chicos y los padres cuando los traen; ellos dicen: es un haragán!!!, pero el chico no sabe como hacer, sé que también hay mucho facilismo, como falta de compromiso y se han perdido cualquier cantidad de valores, y también es cierto que la escuela ha permitido porque vienen directivas desde la Dirección General de Escuelas con ese mismo criterio: hay que contener, pero el tema de contener no es estudiar»; afirmó Celia Minujín.

    Agregó que es común, hoy por hoy, que los profesores no sepan cómo motivar a los chicos, ya que la única motivación es a través de la computadora.

    Asimismo reconoció que es un tema muy serio el hecho de que los chicos no sepan estudiar: « esto viene desde la primaria, no comprenden, no tienen lectura comprensiva, no todos, pero en general, no leen, ellos están con juegos en la computadora. Es otro tipo de desarrollo mental, pero cuando van a investigar, es común que copien párrafos inconexos, porque no leen, se trata de resolver el problema ya»; señaló Celia. Para agregar que es preciso que el aprendizaje temprano del estudio.

    « Para poder estudiar hay que sentarse, estar una hora, hoy existe una realidad que el padre y la madre trabajan, antes estaba la mamá sentada al lado y nos tomaban la lección, al menos hasta cuarto grado, el chico necesita la seguridad y la confianza de lo que estudió, esté bien. Por eso es importante que se basen en cuadros sinópticos, mapas conceptuales, que son una herramienta para estudiar»; dijo la coucher estudiantil.

    Para indicar además, que se presentan muchas interferencias a la hora de estudiar, como el celular al lado y la computadora.
    «Muchos chicos tienen todo lo que hay que tener, un espacio ideal y confortable para estudiar, pero los «aparatitos» los desconectan, es cierto también que hay desmotivación, no sólo los chicos, los grandes también, por otro lado a veces los papás depositan en la escuela lo que ellos no han podido hacer. Ya en el jardín lo llevan y dicen: a ver si me lo pueden arreglar porque ya no sé que hacer con él; esas palabras son terribles, si no puede el padre o la madre, ¿Cómo podrá el maestro que tiene que ocuparse de 20 chicos con distintas problemáticas?».
    Al concluir Celia Minujín opinó que el facilismo, propuesto desde el Estado para aprobar a los chicos, termina siendo nocivo, ya que se está formando a una persona con falta de compromiso, que luego se traslada al trabajo, por ejemplo. Además el facilismo también lo impulsan en la casa, «así como la falta de exigencia y límite».

    Desde la escuela

    Por su lado la Directora del Colegio La Salle, Graciela Favre, indicó que el tema en cuestión tiene varias aristas para señalar, en principio, afirmó que los chicos son como los hemos formado los grandes. Al intentar desmenuzar el tema, aparecieron también como causas, el facilismo, la tecnología, falta de esfuerzo y de exigencia, de lectura y, en consecuencia de vocabulario, entre otros.
    «En todos los colegios los chicos se llevan muchas materias, sucede lo mismo tanto en los chicos que pueden o podrían continuar una carrera universitaria o en un emprendimiento familiar, como los que, a primera vista, no tienen esa posibilidad, ninguno hace esfuerzo por aprobar las materias, creo que se juntan muchas cosas, por un lado, la sociedad ha cambiado mucho, tenemos todavía una generación de docentes, entre las que me incluyo, que nos está costando entender el código de los chicos, por lo tecnológico, pero por otras muchas cosas más».. «Muchos docentes, que ponen realmente mucha onda para llegar a ellos y así y todo les cuesta, también está el docente que sólo le interesa cobrar el sueldo, pero es verdad que todos los cambios que se han generado en los últimos tiempos a los docentes nos ha afectado»; reconoció Favre.

    Asimismo, si bien admitió que es posible falten estrategias motivantes para los chicos, de parte del docente, también es cierto que los chicos no ponen nada de sí mismos.

    En este punto aparece una coincidencia con la primer docente consultada: el facilismo. Graciela Favre ejemplificó: « por la tarde asisto a clases de gimnasia, donde van chicas más jóvenes también, y la profesora decía: veo que ponen más esfuerzo las mujeres de 40 a 50 años para enganchar una coreografía o hacer determinado ejercicio, que las chicas jovencitas que donde no les sale, listo no lo hacen más, no intentan; y esto es algo que se ve mucho, si no es rápido, si no sale, fue, en todos los niveles hay facilismo, chicos más humildes a familias con más recursos, siempre está el adulto detrás, si no estudió, si no sabe, si no le sale, a pagar particular».

    También reconoció que los chicos tienen el nivel intelectual suficiente y, es más, la exigencia en el sistema educativo ha bajado demasiado, por lo que no se puede argumentar que les resulte dificultoso. « A nosotros no nos gusta tener que aprobar a un chico que tiene capacidad y que durante todo el año no hizo nada, porque también es un engaño para el chico, desde nuestra escuela promovemos que los padres no manden los chicos a particular, pero que el chico haga entonces el esfuerzo, y hay materias que no habría que ni ir a particular, porque es sentarse y estudiar, igualmente ellos saben que al final el sistema los va a aprobar, creo que es un grave daño que se les está haciendo, está comprobado que ahora, los comercios o empresas que tienen que buscar empleados, busca gente grande, al revés de lo que se daba antes. Esto me lo han dicho personas que hacen evaluaciones para la búsqueda de un empleado, es que llegan a horario, son responsables, no faltan por cualquier cosa, no están todo el día con el celular, osea que es real que les estamos haciendo daño, ya que después estos chicos no son queridos en el mundo el trabajo, no son productivos»; opinó la Directora consultada.

    El tema del «facilismo» se vincula con el del consumismo; así surge de la charla con Graciela Favre: « los padres se esfuerzan mucho por darle cosas a los chicos que ni ellos mismos tienen, por ejemplo, si necesitan comunicarse con su hijo, cualquier celular sirve, pero hay muchos que tienen celulares con los que pueden comunicarse hasta con la luna, y el chico no hace nada en todo el año, no es un premio, me parece que la estamos errando los adultos».

    La Directora del Colegio local aseguró que hoy los chicos no tienen palabras, su vocabulario es muy precario porque no leen y no comprenden ciertos términos, además de no saber expresarse ni en forma oral, ni escrita. « Creo que esto no va a cambiar para mejor en lo inmediato, y que somos los adultos los que tenemos que orientarlos y cuidarlos bien, los hemos dejado algo solitos también, no me preocupa tanto que se lleven materias, sino esa apatía que tienen, porque puede no gustarle la escuela o estudiar, pero tal vez les podría gustar trabajar, desarrollar algún talento, pero, salvo excepciones, no les interesa nada».

    La opinión de una mamá
    La mamá de una alumna de nivel secundario que, como muchos de sus compañeros, está estudiando por estos días para rendir exámenes de varias materias, opinó al respecto: «En estos tiempos, con asombro y preocupación, vemos que la mayoría de los chicos, no asumen un compromiso con respecto a su educación. Esta generación esta plagada de distracciones de todo tipo, redes sociales, celulares, salidas, etc, etc. Su prioridad no es justamente el estudio, no lo toman como una responsabilidad, no aprecian el esfuerzo que hacemos los padres para pagarles su educación, ni siquiera “cumplen” porque serán reconocidos por sus padres, quizás con alguna concesión, (aunque esto no debería ser así, es su obligación estudiar), puede ser también que les demos demasiadas cosas que, justamente, sirven de distracción, las cuales no valoran porque creen que estamos obligados a dárselas.

    Considero que el sistema educativo también ha cedido con respecto a las exigencias, los chicos tienen mas posibilidades para rendir, recuperan los temas mas de una vez, hasta llegar a la nota demandada para no llevarse la materia, cuando esto no sucede, tienen mas de dos oportunidades para rendir las materias, y cuando se presentan, la mayoría de las veces, ni siquiera se preparan con el tiempo y nivel necesario. Lamentablemente, no miden las consecuencias de todo esto, al llegar a la Universidad, su nivel de estudio es tan pobre, que la decepción es grande, les lleva mucho mas tiempo, si es que lo logran, entrar, comparado con chicos que toman el estudio como una inversión para sus vidas. En fin, parece duro, pero antes, el que no quería estudiar salía a trabajar, seria bueno que esto sucediera hoy, si no existiera la obligatoriedad, las escuelas no estarían llenas de alumnos desinteresados»; concluyó la madre.

    Artículo anteriorTERRENOS
    Artículo siguienteLa lluvia llega tarde pero es oportuna
    - Avisos -

    Últimas Noticias

    PERRO EXTRAVIADO

    Hace una semana se extravío este perro que responde al nombre de "negro" y lleva un...

    FEMICIDIO EN GRADO DE TENTATIVA

    Según informó la comisaría de Pigüé, en la fecha siendo la 1 hora, personal de dicha dependencia procedió a la aprehensión de...

    COVID: 9 CASOS NUEVOS POSITIVOS Y 11 RECUPERADOS

    El informe diario de la Secretaria de Salud indica que se registraron 9 casos nuevos positivos de covid-19 y 11 recuperados. El...

    Fuerte impulso para la apicultora: Proyecto aprobado de Nebot

    El bloque vecinalista ha trabajado en un proyecto de ordenanza que promueve y facilita las herramientas para los productores apicolas de...

    GRAN CONSUMO ELECTRICO QUEMÓ UN TRANFORMADOR DE LA CELP

    Tres cortes en el servicio de energía eléctrica se registraron ayer cerca de las 16 hs. en la zona de calle Pellegrini...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas