19.8 C
Pigüé
domingo, octubre 25, 2020
  • Deportes
Otras

    Abel Adriel «Nunca pensé vivir algo así»

    Destacadas

    FALLECIMIENTO 25/10/2020

    Falleció en PIGÜÉ a los 42 años HUGO DAVID TRECH sus restos recibieron sepultura en la Necrópolis local. CASA DE...

    FALLECIMIENTO 25/10/2020

    Falleció en PIGÜÉ a los 86 años JOSE ERNESTO  BARRIA sus restos recibieron sepultura en la Necrópolis local. CASA DE...

    Los municipales despidieron a Hugo Trech

    Con evidentes muestras de dolor los agentes municipales se congregaron frente al hospital para despedir los restos...

    DSC08202Tres semanas después de una operación que le permitió volver a comer de manera normal, nuevamente trabajando después de varias semanas inactivo y hasta con ánimo para ir a entrenar aunque por ahora sólo pegándole un poco a la bolsa, el boxeador Abel Adriel se recupera de una fractura de mandíbula que sufrió en su última pelea el año anterior y por lo que debieron intervenirlo quirúrgicamente dos veces, y habiendo sufrido además el abandono del principal responsable de la organización que no tenía nada en regla.

    «El principito» tal su apodo boxístico, estuvo tirado cinco días en la cama de una clínica de San Nicolás sólo con suero y calmantes, después en un hospital lo operaron mal, volvió a nuestra ciudad donde el diagnóstico fue que debía volver a intervenirse quirúrgicamente algo que finalmente ocurrió en el Hospital Penna de Bahía Blanca gracias a la ayuda de Pigüé por la Vida, y hoy se recupera sin problemas.

    «Ahora puedo decir que estoy bien, en carrera de vuelta, tal como debió ser desde un primer momento», señala para luego dar detalles de lo ocurrido el sábado 7 de diciembre en San Nicolás donde viajó acompañado por Leo Giménez de la escuela de box Nueva Esperanza, invitado a un festival que curiosamente organizaba su rival de esa noche

    .
    «Fuí llamado por Matías Figueroa que era mi rival, un boxeador con 35 peleas, fuimos confiados como siempre, y el festival se desarrolló en un gimnasio de una escuelita», señala y que su rival es de San Nicolás.

    La pelea

    «Estaba bien preparado, la pelea la iba ganando por dos puntos, era a seis rounds, y faltando un minuto para terminar el combate, fue una pelea sucia, me tiró varios cabezazos, creo que se empezó a desesperar porque no me podía encontrar y creo que me confié en el último round, fui desbocado, me comí una izquierda que me tiró, yo estaba con la guardia baja, me agarró a pleno en el maxilar izquierdo y me quebró el derecho. Osea que sufrí fisura de mandíbula y quebradura de maxilar», cuenta y que se dio cuenta enseguida que estaba quebrado «me toqué con la lengua y me dí cuenta que tenía todo quebrado, así que di un paso atrás, por suerte no perdí el conocimiento, y él se me vino encima me tiró una seguidilla de manos, y yo como me dí cuenta que tenía la mandíbula quebrada y no me sentía bien, apoyé la rodilla en el suelo, me acosté en el piso y empecé a largar mucha sangre lo cual asustó a todos los que estaban ahí».

    «Cuando uno sube a un ring sabe que esto le puede pasar o que un golpe te puede quitar la vida, así que uno es conciente de los riesgos arriba de un ring», cuenta para agregar que lo peor sobrevino después.

    «No había médico ni ambulancia, tuve que esperar 25 minutos hasta que llegó una ambulancia. En realidad nosotros cuando llegamos nos llamó la atención que no nos pidieron la licencia y tampoco nos revisó un médico previo a la pelea, ya que normalmente el médico te tiene que controlar la presión, tomarte las pulsaciones, y en este caso no fue así, me pareció raro, pero yo estaba metido en la pelea», afirmó. Y que después de una espera que pareció eterna llegó la ambulancia que lo trasladó a una clínica privada donde sólo le colocaron suero y calmantes durante cinco días.

    Abandonado
    a su suerte

    «Tal vez si de entrada me hubiesen llevado al hospital que es público, se hubiese facilitado más todo, pero a mí me llevaron a una clínica, estuve cinco días donde sólo me daban suero y calmantes con el maxilar quebrado, no podía comer nada, tomaba a través de un sorbete mientras Leo Giménez se movía para todos lados reclamando atención», dice. Y también intervino su hermano Roberto que había peleado en La Pampa el mismo día y viajó para acompañarlo en ese duro trance.

    «Logramos hablar con el intendente, que nos dijo que no estaba enterado de nada, ni sabía que había un evento boxístico, y ahí es cuando me llevan al hospital, me atendió un médico especialista en maxilo facial y me dijo que me tenía que operar el lunes sin falta. Pero necesitaba unas placas de titanio que valen unos 15 mil pesos, que es algo que debió cubrir un seguro que no existía, y el organizador me tuvo a las vueltas hasta el último día, que las placas venían de Mar del Plata, que me quedara tranquilo, y el lunes cuando llegó el momento de operarme las placas no estaban. Así que me operaron sin esas placas, me pusieron alambre para atarme la boca y un par de días después me dejaron viajar a Pigüé», cuenta y que se vino tranquilo para su ciudad pensando en que sólo era cuestión de tiempo hasta recuperarse totalmente.

    Pigüé por la Vida

    «Me atendí en Pigüé y me dijeron que no estaba bien operado, así que me fuí a Bahía Blanca, donde el dr. Giménez especialista en maxilo facial, me dijo que estaba soldando mal y que tenía que operarme de vuelta para quebrarme nuevamente ubicar bien la mandíbula, colocarme las placas con los tornillos, me dió fecha y me hizo un presupuesto por todo que era arriba de los 50 mil pesos, y eso para mí era imposible», relata. Y que a través de su novia se contactó con la Fundación Pigüé por la Vida que le brindaron todo el respaldo económico para afrontar los costos de esta intervención quirúrgica.

    «La verdad no tengo palabras para agradecerles, ellos me ayudaron en todo, y hasta me han llamado después de la operación que fue hace dos semanas, para ver cómo andaba», señala Abel y que la operación fue en el hospital Penna, donde permaneció internado una semana, y ya de regreso a Pigüé volvió a trabajar en una fábrica de premoldeados y hasta se ha animado a moverse un poco en el gimnasio pegándole un poco a la bolsa.

    «Leo Giménez también se portó de diez, porque cuando estaba allá esperando para que me operen le dije que se venga si yo podía arreglarme, pero se quedó conmigo, y se movió para todos lados junto con mi hermano, se turnaban para cuidarme, la verdad fue tremendo como se portaron conmigo», confía.

    Volver

    «Esas placas que me colocaron no se sacan, quedan ahí, se hace como un callo, y por supuesto que al médico le dije que yo quería volver a boxear, y el médico me dijo que hay casos en que volvieron sin problemas y otros que no, pero yo creo que voy a quedar bien, estoy confiado que va a soldar bien y creo que de a acá a fines de año voy a estar peleando de vuelta», afirma. Y que el médico le dijo que juega a su favor que es joven, ya que sólo tiene 24 años.

    «Es algo que le puede pasar a cualquiera, yo me confíe, me comí esa mano y después me dí cuenta que ni siquiera se habían controlado los guantes, estaba todo mal», cuenta y que una situación de ese tipo nunca la vivió en su carrera en la que acumula unas 25 peleas en el plano rentado.

    Además confía que ya iniciaron acciones legales hacia el municipio de San Nicolás, que constataron que no existía comisión municipal de boxeo y lo que más le dolió fue la actitud de Matías Figueroa «porque me mintió permanentemente y después nos pedía que no accionemos legalmente porque tiene una hijita, pero yo también tengo un hijo, y él no se portó bien», afirma. Y agrega «sé que algo así te puede pasar, pero lo que uno espera es que te puedan operar rápido y volverte a tu pueblo, y yo no la pasé bien, estuve a la deriva, en un momento los médicos me miraban y decían ‘y que hacemos con este’, la verdad estuvo duro sobre todo al principio».

    «En un momento le dije a Leo, vámonos y vemos en Pigüé que hacemos, alguno me va a dar una mano, aunque por suerte también hubo algunas familias de San Nicolás que no nos conocían y se acercaron a ayudar, gente que había ido al festival y es que hubo muchos que se asustaron, y hasta un hombre se desmayó por la cantidad de sangre que yo largué arriba del ring, y al otro día vino su señora para ver cómo estaba yo», señala.

    «No quiero que Matías Figueroa siga haciendo estos eventos así, y hasta pudo haber ido preso por abandono de persona, y la verdad nunca me tocó vivir algo así», dice en el tramo final quien incursionó como modelo, participó de un evento televisivo donde estaba Susana Giménez, lo contrataron para viajar a Panamá, de donde se vino a los cinco meses porque extrañaba sobre todo a su pequeño hijo.

    «Ahora veníamos bien, yo estaba séptimo en el ránking argentino de los medianos, después de esa pelea, tenía otra pelea la semana siguiente en Concepción del Uruguay donde cerraba el año, pensaba en subir en el ránking y tener una chance por el título y la verdad no la pasé bien en las fiestas, pero ahora volví a trabajar, porque uno tiene que hacer otra cosa además de boxear, porque una pelea se hace cada dos o tres meses, y con esa platita uno no puede subsistir, y sino se tiene respaldo hay que trabajar, y por suerte pude volver a laburar», dice y sólo tiene palabras de agradecimiento para Pigüé por la Vida, Leo y Gabino Giménez, su hermano Roberto, su novia y demás familiares y todos los que se preocuparon por su estado de salud.
    «Ahora ando mejor, pero pasé días bravos, hasta salí a correr con los alambres en la boca, y mi novia y mi hermano me decían que estaba loco y que tenía que tranquilizarme, y después de la operación estoy mejor», señala finalmente.

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    FALLECIMIENTO 25/10/2020

    Falleció en PIGÜÉ a los 42 años HUGO DAVID TRECH sus restos recibieron sepultura en la Necrópolis local. CASA DE...

    FALLECIMIENTO 25/10/2020

    Falleció en PIGÜÉ a los 86 años JOSE ERNESTO  BARRIA sus restos recibieron sepultura en la Necrópolis local. CASA DE DUELO : Casella Nº 345 -  PIGÜE....

    Los municipales despidieron a Hugo Trech

    Con evidentes muestras de dolor los agentes municipales se congregaron frente al hospital para despedir los restos de su compañero Hugo Trech,...

    FRANCISCO SCHILEREFF CONTRATADO EN MIAMI: “CUANDO EMPECÉ A BAILAR SENTÍ QUE QUERÍA HACER ESO EN MI VIDA”

    Francisco nació en Las Flores, provincia de Buenos Aires. Creció en Coronel Suárez y comenzó su entrenamiento...

    17.5MM LA LLUVIA CAIDA HASTA EL MOMENTO EN LA CIUDAD DE PIGÜÉ

    Según el informe del servicio meteorológico local la lluvia caída es de 17.5mm. Ahora el cielo está nublado, con una temperatura: 16.7°C,...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas