21.1 C
Pigüé
jueves, abril 22, 2021
  • Editorial
Otras

    Aloe vera

    Destacadas

    NUEVO ENCUENTRO VIRTUAL DE LA MESA INTESECTORIAL DE PREVENCIÓN Y ABORDAJE DE LAS VIOLENCIAS DE GÉNERO

    En el día de hoy tuvo lugar un nuevo encuentro del año de la Mesa Intersectorial de...

    Daiana Ruiz la primera ganadora en Damas

    Como una muestra del crecimiento de este deporte entre las damas, se disputó el primer torneo local...

    PIGUENSE DETENIDO CON COCAINA EN EL AUTO: INCAUTAN MAS DROGA EN LA CASA

    Según informó La Brújula 24, Eduardo René Giles fue detenido ayer por la tarde a partir de...

    0000167937(por Walter Ditrich. walter@semreflejos.com.ar).- Cada día que pasa, descubren que Sergio Schoklender tiene más propiedades que el aloe vera. Yates, Ferraris, mansiones, gustos excentrícos, etc, etc, etc. Tras una atisbo de reacción cuando de desató el escándalo; rápidamente el gobierno y Hebe de Bonafini le soltaron la mano a quien fuera el regente del proyecto Sueños Compartidos y el timonel principal de la Fundación Madres de Plaza de Mayo.

    El caso,  tiene enormes connotaciones políticas, y cuando todo se mezcla; conviene ir separando  la paja del trigo para que el enchastro no termine manchando todo para terminar no esclareciendo nada.
    El escándalo salió a  luz porque la propia Hebe se peleó con Schoklender. El tema, no es de la índole privada de una ONG. Básicamente, porque todas las obras que dirige la Fundación de Madres de Plaza de Mayo se financian con enormes montos de dinero que aporta el Estado. Es decir, todos nosotros. Además, de la relevancia pública que tiene los involucrados. Porque las madres y Schoklender son noticia. Sergio, además, carga con un apellido que connota un horrendo crimen.  Debe ser lo único que ya pagó ante la justicia. Aunque, claro está; este pasado lo coloca en una enorme desventaja ante la opinión pública.
    Duhalde dijo que Schoklender mató a la madre y ahora está matando a las madres y Jorge Lanata aseguró que, «quien mata a su madre atravesándole un hierro en la cabeza, perfectamente puede mentir en televisión».

    No hace falta decir mucho más para describir de quién estamos hablando.
    Para seguir separando la paja del trigo, vale dejar en claro que quien denuncia a Schoklender como corrupto, no necesariamente está atacando a las madres de Plaza de Mayo. En consecuencia, el hablar de las cuentas poco claras del abogado de Hebe, no significa también ser un defensor de la dictadura y los crímenes más horrendos que esta cometió. Porque, desde la lógica de este gobierno, cualquier crítica hacia las opiniones de Hebe o los manejos de la fundación de las madres, se hace aparecer como una defensa de la dictadura. O bien, como si quien denuncia o critica lo hace como defensor  de la dueña de Clarín quien está investigada por la apropiación de menores.
    Esto es falsear el debate y seguir profundizando esa lógica de división de la sociedad entre los unos y los otros. Dicotomía que representa el A,B,C de los populismos y   tantos réditos le repara al discurso oficialista para no discutir lo que debe discutir.

    Si Schoklender robó debe ir preso. Si las madres lo sabían y no lo evitaron deben asumir su responsabilidad. Y si no  se dieron cuenta, también son responsables por confiar un proyecto semejante sin controlar cómo se llevaba adelante. Porque resulta increíble que quien durante años caminaba junto a Schoklender y lo llamaba «su hijo» nunca sospechara nada extraño de tan escandaloso comportamiento. Hebe, no puede tener impunidad por portar un pañuelo blanco. Se la puede criticar, investigar y castigar si cometió alguna falta. Personalmente, no creo que se haya quedado con un solo peso, aunque seguramente debe asumir responsabilidades en esta historia.
    Separamos más paja del trigo y vemos a los funcionarios que aportaron millones y miraron para otro lado a la hora de los controles porque «se trata de las madres». También tienen su gran cuota parte de responsabilidad.

    Y obviamente el gran telón de fondo de este embrollo es  la gran pelea entre los grandes empresas periodísticas y el gobierno. Donde todo se mezcla. Es necesaria una gota de sensatez para dejar en claro que quien pide que Schoklender no robe camuflado con un pañuelo blanco no es por ello un talibán que atenta contra la democracia. Ni avala que Ernestina Herrera de Noble no rinda cuentas por la procedencia de sus hijos.

    Despejando más chicanas de amarillismo berretas, debería revisarse profundamente el rol de los organismos derechos humanos. Estos días, el premio nobel Pérez Esquivel y la Diputada Donda (hija de desaparecidos) han reclamado que las organizaciones de derechos humanos se separen de los proyectos políticos.
    Es lógico que compartan la política de derechos humanos del kirchnerismo – que por otro lado es aplaudible-. Pero otra cosa es la identificación partidaria con un gobierno. Otra cosa es que un partido político pretenda apropiarse de las banderas que pertenecen a miles de personas que no comulgan con el kirchnerismo. Otra cosa es que los organismo de derechos humanos reciban aportes millonarios de las arcas del estado y se financien exclusivamente con la caja gubernamental.

    Las madres y las abuelas deben seguir el camino que fijaron sus rondas inclaudicables. Pero no parece conveniente que manejen millones de pesos para construir viviendas u hospitales. Los derechos humanos, es claro,  trascienden a los 30 mil desaparecidos y a los 500 nietos apropiados. También comprenden el derecho a la vivienda y la salud. Hebe, debería reclamar casas y hospitales; pero ¿También debe construirlas?. Una cosa es defender los más básico derechos de una sociedad y otra manejar una constructora.
    Está bien que las madres sean oficialistas, o deberían mantenerse al margen del gobierno más allá de que compartan su política de derechos humanos?

    El caso Schoklender bien sirve para un debate más profundo que trasciende el valor de un yate o los exabruptos verbales de Hebe.  Schoklender, parece, tiene más propiedades que el aloe vera. Tal vez, de toda esta maraña de corrupción, ideología, política barata y chicanas torpes; podamos quedarnos con alguna de las bondades curativas del aloe, en lugar de seguir descubriéndole propiedades ocultas como a Schoklender.

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    NUEVO ENCUENTRO VIRTUAL DE LA MESA INTESECTORIAL DE PREVENCIÓN Y ABORDAJE DE LAS VIOLENCIAS DE GÉNERO

    En el día de hoy tuvo lugar un nuevo encuentro del año de la Mesa Intersectorial de...

    Daiana Ruiz la primera ganadora en Damas

    Como una muestra del crecimiento de este deporte entre las damas, se disputó el primer torneo local del Pi Hue Golf reservado...

    PIGUENSE DETENIDO CON COCAINA EN EL AUTO: INCAUTAN MAS DROGA EN LA CASA

    Según informó La Brújula 24, Eduardo René Giles fue detenido ayer por la tarde a partir de un operativo que montó personal...

    POR LA PANDEMIA SOLICITAN MAS INSPECTORES Y FLEXIBILIZAR SUS HORARIOS DE TRABAJO

    El bloque del Frente de Todos, sugirió al Ejecutivo que ante el aumento de casos positivos...

    PROPONEN CREAR CANTERAS EN CAMPOS PRIVADOS PARA REPARAR LOS CAMINOS RURALES

    El bloque de Juntos por el Cambio, presentó un proyecto para que en los caminos rurales...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas