CHARLA PREVENTIVA SOBRE ANIMALES PONZOÑOSOS

0
226
51385241 2193853427303891 6270875444430503936 n

51385241 2193853427303891 6270875444430503936 nOrganizada por zoonosis municipal y el foro de seguridad ayer docentes del Departamento de Biología, Bioquímica y Farmacia la UNS brindaron ayer una charla sobre animales ponzoñosos de la provincia de Buenos Aires.

En el auditorio del hospital municipal la Dra Natalia Stefanazzi, de la cátedra de zoología de invertebrados, explicó variados aspectos sobre las dos especies de arañas más peligrosas que hay en nuestra zona: la Loxosceles o araña reclusa y la viuda negra además de la dar detalles sobre los diferentes tipos de escorpiones y cómo actuar ante mordeduras y picaduras de estos animales.

La araña reclusa -dijo la profesional – es un especie interdomiciliaria, es decir que suele habitar en el interior de los hogares y al morder causa principalmente lesiones a nivel de la piel con alguno síntomas clínicos derivados mientras que el veneno de la viuda negra – que vive en las zonas rurales, es muy potente y afecta directamente el sistema nervioso con complicaciones graves a medida que pasan las hora de la mordedura si esta no se trata.

En cuanto a las víboras, la Dra. Nora Sidorkewicj de la cátedra de Anatomía Comparada, explicó que en nuestra zona las especies más peligrosas de importancia sanitaria son la yarará grande o víbora de la cruz (1,30 mts aprox) y la yarará ñata (0,90 mts) aunque aclaró que toda mordedura de un ofidio requiere tratamiento médico. Entre las medidas a tomar para asistir a una persona mordida por una víbora, la profesional enumeró: 

-Mantener la calma.
-Recostar a la víctima.
-Quitar todo lo que pueda causar compresión (anillos, pulseras, cintos, tobilleras, zapatos, etc)
-Lavar la zona mordida con agua y si es posible jabón.
-No aplicar desinfectantes.
-Nunca hacer torniquetes.
-No cortar, quemar, chupar o aplicar kerosene
-No administrar ninguna bebida – mucho menos alcohólica -.
-Si es posible inmovilizar el miembro con una tabla y ligadura suave.
-No intentar atrapar el ejemplar.
-No inyectar suero antiofídico. SOLO LO DEBE HACER PERSONAL CAPACITADO.
-Trasladar al centro especializado más cercano: Hospital Municipal de Tornquist y Hospital municipal de Bahía Blanca.

Además, la docente subrayó que la administración del suero antiofídico debe hacerla siempre personal capacitado, enfatizando que no se debe comprar este antídoto en farmacias, ni aplicarlo de manera casera dado que una dosis equivocada o mal colocada, puede poner en riesgo la vida del paciente. Participaron también de la charla el Dr. Jorge Werdin de la cátedra de zoología e invertebrados y la Dra. Mariela Lodovichi de la cátedra de anatomía comparada de UNS.