¿CÓMO ES EL PROYECTO DE PANIFICADORA LOS HERMANOS EN EL LOCAL DE CASEY Y ALSINA?

0
349
aa925fb2-6d93-4043-bf2b-9903a5bed293

aa925fb2-6d93-4043-bf2b-9903a5bed29366b4d7ce-0b76-449e-b5a9-5a6ff80bcee0Panificadora Los Hermanos, de Alberto Distel es una empresa familiar con 30 años de experiencia en el rubro que hoy emplea 12 personas de las cuales 7 no pertenecen a la familia Distel. Abastece Pigüé, Bahía Blanca, Puan, Casbas, Suárez, Tornquist y Saavedra con panes salados: pan, pan de panchos y hamburguesas, prepizzas, tostadas, pan rallado, pan de mesa y pan de miga.

Cuenta con 5 vehículos de distribución y reparto que a diario recorren, Pigüé, Coronel Suárez y Bahía Blanca. En la actualidad cuenta con dos espacios físicos de trabajo: Av. Mitre 623 (de propiedad de la familia Distel) y Francia 445, local que la empresa alquila, para sala de corte, envasado y distribución de pan de miga.

El proyecto

Luis Distel, hijo del propietario, explicó en qué consiste el proyecto que desarrollara la panificadora en el edificio de Av. Casey y Av. Alsina que han alquilado al municipio con la aprobación del Concejo Deliberante. “Trabajar en dos lugares es un trastorno y se pierde mucho tiempo” comentó el joven quien a la vez dijo “Hemos perdido clientela por no tener la habilitación nacional. Somos proveedores de la Cooperativa Obrera que tiene sucursales en la provincia de Buenos Aires, La Pampa, Río Negro y Neuquén y se han puesto más exigentes con este requisito y no lo veo mal. Nosotros tenemos habilitación provincial y no podemos pasar a otras provincias” dijo.

Con respecto al edificio de Casey y Alsina, el joven empresario detalló “La idea es habilitar ese lugar ya que las condiciones dan para hacerlo. Tenemos que hacer muchas reformas: oficinas, recepción, cambiadores, duchas además de todas las divisiones internas del circuito de producción y del personal. Lo estamos diseñando y cuando esté listo lo vamos a presentar en bromatología. El circuito arranca en el lugar de materias primas, elaboración, fermentación, cocción, desmolde, reposo, corte y envasado, depósito y hay que generar un lugar para hacer la carga y descarga interior, porque este tipo de productos comestibles no se puede mojar en caso de lluvias. Nosotros alquilamos solamente dos galpones con un baño de mujeres y otro de hombres. Hay dos portones grandes de acceso – uno sobre Casey y Alsina – y nosotros adaptamos todo a esos ingresos” explicó Luis Distel.

MAS INFORMACION EL MARTES EN NUESTRA EDICION IMPRESA