11.8 C
Pigüé
domingo, septiembre 19, 2021
  • Política
Otras

    Corvatta a Cristina: “En el interior, su candidatura no nos haría bien”

    Destacadas

    M50 – Hay dos líderes

    Amigos de Ariel y Pieles El Vasquito igualaron sin goles y son los...

    Un tercio del Palma es de Ingenieria Celular

    Al culminar la primera de las tres ruedas previstas en el Guillermo Palma,...

    El Apertura del Locos se define en la última

    Ettonazzem y FG Electromecánica se sacaron de encima a sus escoltas y entre...

    B1SqUpDJb 930x525 “En el interior, su candidatura no nos haría bien”, se animó Hugo Corvatta, el veterano alcalde de Saavedra”, dice Clarín hoy que el Intendente y Presidente del PJ, Alejandro Hugo Corvatta le dijo a la ex Presidenta en el asado del martes en casa de Cabandiè. Y segùn el matutino, es clara ” La grieta peronista entre conurbano e interior”.

    La nota completa: .Cristina de Kirchner sembró pánico. Al principio fue una teoría sobre los vaivenes de Florencio Randazzo y terminó en alerta sobre una política sistemática de la Casa Rosada contra “sindicalistas, gobernadores y después intendentes”. Un “carpetazos para todos”.

    La hipótesis que circula en el planeta K, y que la ex presidente abordó de refilón, sostiene que los movimientos del ex ministro son producto de una presión política del PRO. “Mide 7 puntos y está solo ¿porqué insiste con ir a una interna?”, apuntan y lo acusan de ser funcional al gobierno.

    Recién bajada del avión, la ex presidente se apareció sin avisar el martes en la cena que alcaldes y dirigentes del PJ bonaerense compartieron en la casa del diputado Juan Cabandié, en Caballito. Todavía no habían servido la entrada. “¿Acá no se come?”, rió y agregó: “Mañana tengo que ir a Tribunales así que me quedo un ratito nada más”. No fue así.

    A 50 días del cierre de listas para las primarias y horas antes de inciar su gira Europea -parte el viernes y vuelve el 16 de mayo-, la ex presidente volvió a verse frente a frente con intendentes del PJ casi un año después del último encuentro.

    Escuchó a los intendentes y lanzó advertencias. Aseguró que luego de las elecciones, Mauricio Macri “profundizará el ajuste” y que “irá por la caja de los jubilados” para cubrir el déficit, pidió que hagan esfuerzos para sellar la unidad en la provincia, pero nada dijo sobre si será o no candidata.

    No hizo ni una mueca cuando unos cuantos le pidieron (algunos le suplicaron) que sea candidata. No todos. “En el interior, su candidatura no nos haría bien”, se animó Hugo Corvatta, el veterano alcalde de Saavedra. La grieta peronista entre conurbano e interior.

    “Le contaron que estaban reunidos y quiso pasar a saludar: pero se quedó hasta las 2 y media de la mañana”, contó uno de los comensales. Como llegó cuando todos estaban sentados, le hicieron un hueco y terminó sentada entre Alberto Descalzo, cacique de Ituzaingó, y Verónica Magario, la matancera que rankea como principal oferta si la ex presidente no juega.

    La incertidumbre sobre su postulación es, además de un histórico rasgo K, una maniobra táctica que mejora las condiciones de negociación de La Cámpora. Lo que dejó en claro es que “jugará”: hará campaña, se meterá en la disputa y en los armados.

    En ese proceso, ya consiguió que las “cenas de unidad” del peronismo bonaerense se hagan en el barrio porteño de Caballito, en la casa del neocamporista Cabandié y convocados por Máximo Kirchner, que se mueve como ordenador silencioso de esa mesa grande.

    En criollo: como CEO político de la figura más taquillera del PJ, Máximo se instala en el centro de un dispositivo donde se juntan La Cámpora, el PJ bonaerense, el grupo Fénix, intendentes del interior y la mitad del grupo Esmeralda. El otro pedazo resiste con Randazzo, que ayer se desconectó por unos días.

    El martes ficharon el jefe del PJ Fernando Espinoza y los intendentes Magario, Martín Insaurralde, Ariel Sujarchuk, Leo Nardini, Wlater Festa, Jorge Ferraresi, Mario Secco y Francisco “Paco” Durañona, entre otros. La novedad fue la incorporación de Mariano Cascallares, de Brown, un sciolista que integró los Esmeralda, Corvatta por el interior y Juan José Mussi de Berazategui.

    El “bloque Caballito” tomó cuerpo para visibilizar que el peronismo no quiere internas. En particular, los alcaldes que tiene que cuidar su territorio, no quieren una PASO que les cuesta plata y les perfora sus dominios.

    Lo que deja, al menos hasta acá, al ex ministro de Interior en franca minoría militando las virtudes de una primaria que casi nadie quiere. “Tiene tres intendentes”, lo torean tirando el número para abajo. En verdad, son unos pocos más a los que se suma el Movimiento Evita, el espacio de Julián Domínguez y un puñado de sindicalistas.

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    M50 – Hay dos líderes

    Amigos de Ariel y Pieles El Vasquito igualaron sin goles y son los...

    Un tercio del Palma es de Ingenieria Celular

    Al culminar la primera de las tres ruedas previstas en el Guillermo Palma, el equipo de Ingeniería Celular...

    El Apertura del Locos se define en la última

    Ettonazzem y FG Electromecánica se sacaron de encima a sus escoltas y entre los dos se definirá el...

    NO SE REGISTRARON NUEVOS CASOS

    Hoy sábado no se registraron nuevos casos positivos de Covid-19, si 3 recuperados. Casos activos 15 y personas aisladas 30.

    ¡VUELVE EL PÚBLICO MASIVO A LAS CANCHAS DE LA LIGA! APREVIDE autorizó el ingreso de hasta 500 espectadores

    La Superintendencia de Policía Regional Sur Bahía Blanca notificó en el mediodía del sábado a las dependencias policiales en el ámbito de...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas