10.4 C
Pigüé
lunes, octubre 18, 2021
  • Editorial
Otras

    Democracia en pañales

    Destacadas

    UN SOLO CASO ACTIVO

    La placa del dìa de hoy se mantiene como hace unos dìas con un solo casos activo...

    Ampliaron la obra de gas en el canal aliviador de Pigüé

    El proyecto original era de 180 metros lineales pero se extendió...

    BIBLIOMÓVIL EN ARROYO CORTO

    Desde Secretaría de Cultura se informó que en el día de hoy por la mañana se...

    saq1(Por Walter Ditrich- walter@semreflejos.com.ar).-  Poco tiempo hubo ayer para destapar champanes. El número redondo que culturalmente da para festejo terminó salpicado brutalmente por los nichos donde la democracia –que cumplió 30 años- todavía no plantó bandera. El núcleo duro del autoritarismo, la amenaza sombría a un sistema institucional siempre frágil, a pesar de su adultez, están sintetizados en las policías de casi todas las provincias del país.

    Con una decena de muertos se despertó la democracia treintona. Jaqueada la reina por peones que nunca lo fueron. Por ejércitos que el poder político nunca decidió operar. Y que están casi intactos, cincuenta mil hijos de Camps y de Etchecolatz en Buenos Aires. Mal pagos, pésimamente equipados, en un trabajo donde la vida es moneda de cambio. Pero eficientes al máximo a la hora de obedecer las órdenes de mantener controlada la protesta social. A palos, a gases, a postas de goma, a balas de plomo. Infalibles en el monopolio de la violencia.

    Ciudades enteras abandonadas a su suerte, grupos marginales incitados a la violencia y al saqueo, retirada estratégica del control y la represión para que bandas mixtas de transas con aporte policial siembren terror; comercios desvalijados, vecinos que se arman hasta los dientes y pasan la noche velando los mostradores, gente de barriadas confinadas que invaden territorios prohibidos y se llevan todo aquello que el sistema les niega diariamente y que, diariamente, soportan en silencio y resignación. Medios financiados por los gobiernos provinciales que se enteran a medias de su propio desastre, símbolos de felicidad veraniega (Peatonal San Martín, Mar del Plata) arrasados por la ausencia policial y la libertad delictiva, con visos consistentes de complicidad.

    Así vivimos los argentinos los 30 años de democracia.

    En Buenos Aires, donde decían que Dios atiende, la sangre no llegó a la Rosada. El «Papa» Capitanich (mensajero de Dios sobre la tierra); envió la Gendarmería a lomo de tortugas y acusó a los gobernadores de no controlar las crisis. La culpa es de los mandamás de cada feudo; salvo en el Chaco, claro.

    Cristina apareció en la Rosada para hablarles a sus militantes y dio un discurso duro; hablando de que se trataba de un atentado a la democracia y las instituciones. Palabras que volvieron a diagnosticar algo que ya sabemos. Aunque nunca dijo, ni parece que dirá, es cómo comenzamos a coserles los pantalones largos a esta democracia en pañales que vivimos los argentinos. Cristina, sigue hablando como si hubiera asumido ayer. Enumera el caos del 2001 y describe todo lo que mejoramos. Aunque, se olvida de mencionar que encarna un proyecto de poder que ya lleva una década.

    10 años donde ganamos muchas cosas. Pero donde faltan muchas otras por abordar.

    La inseguridad y la inflación, son dos enormes cuentas pendientes que el kirchnersimo nunca quiso solucionar. Básicamente, porque nunca las reconoció como problema.
    Ese combo, además del autoritarismo intrínseco de las policías y los chanchullos de la política que nunca faltan; generaron la explosión que vivimos.

    Cristina o Capitanich, quien sea que esté gobernando, deberán asumir las falencias que tiene nuestra democracia y leer, alguna vez, los renglones del debe en su gobierno. Es la única forma de comenzar a actuar en consecuencia.

    Debemos definir una política antinflacionaria, decidir qué policía queremos y generar una línea de acción nacional; necesitamos democratizar la justicia desde el consenso; es imprescindible mejorar el sistema educativo; trabajar en la defensa de los derechos humanos del hoy y apurar el proceso de maduración de nuestra clase dirigente.

    Alguien dijo alguna vez que en América Latina vivimos democracias de «baja intensidad». Es decir, democracias donde el ciudadano sólo ejerce el derecho al voto. Nada más. El sistema democrático le debe a los ciudadanos el acceso a la salud, a la justicia, el derecho a la seguridad, a un trabajo digno, a una vivienda, a una educación de calidad y al gozar de igualdad de derechos respaldados por instituciones democráticas que funcionen para todos. Y todas.

    La democracia argentina, sigue gateando en la «baja intensidad». Un estado embrionario del «mejor de los sistemas» donde raramente nuestros derechos trascienden el voto. Y encima, por temor a parecernos a los autoritarismos de ayer, tampoco se exige el cumplimiento de las obligaciones.

    Es responsabilidad de todos, enseñarle a caminar. Es nuestro deber que nuestra democracia tropiece lo menos posible en su proceso de crecimiento.

    Estos días, policías, trasnochados del autoritarismo, bandas de delincuentes y grupos marginales, le hicieron otra zancadilla a la pequeña democracia que logramos conseguir.
    Ojalá, podemos festejar los 60 años de democracia con la alegría que merecemos. Ayer, Cristina debería haber reconocido que, ella también, cometió algunos errores, en lugar de poner siempre la responsabilidad en el otro. Debería haber suspendido la fiesta porque no había mucho que festejar. Y debería habernos convocado a todos a ayudarla a construir una democracia mejor.

    Ojalá seamos capaces de hacerlo. Que así sea.

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    UN SOLO CASO ACTIVO

    La placa del dìa de hoy se mantiene como hace unos dìas con un solo casos activo...

    Ampliaron la obra de gas en el canal aliviador de Pigüé

    El proyecto original era de 180 metros lineales pero se extendió a 200. Se trata de...

    BIBLIOMÓVIL EN ARROYO CORTO

    Desde Secretaría de Cultura se informó que en el día de hoy por la mañana se presentó el Bibliomóvil en la...

    Matías Nebot y Griselda Cledou recorrieron nuevos emprendimientos

    En el día de hoy los candidatos a concejales Matías Nebot y Griselda Cledou, estuvieron recorriendo nuevos emprendimientos de la localidad de...

    Pigüé por la vida entregó ayuda económica por casi 244 mil pesos

    La Asociación Civil Pigüé por la Vida informó hoy que durante el ejercicio económico Nº 27 que va desde el 1 de...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas