35.7 C
Pigüé
jueves, febrero 25, 2021
  • Deportes
Otras

    Eduardo Salvi: «Si yo quería el partido no seguía»

    Destacadas

    LLEGARON 500 VACUNAS MÁS AL DISTRITO

    Se trata de 500 dosis de Covishield (Astra Zéneca) que recibió hoy el hospital municipal de...

    PIGÜÉ COMIENZA A SEPARAR LA BASURA “EN CASA”

    Con una jornada ambiental que se realizará el próximo sábado 27 de 15 a 20 hs. Av....

    Este fin de semana torneo de beach vóley

    Este sábado quedará inaugurada la cancha de beach vóley que está ubicada en el parque municipal Fortunato...

    DSC06070«Lo que más me duele es que varios de los que tiraban cosas el domingo son hijos de amigos míos», afirmó el entrenador Eduardo Salvi, quien fue protagonista de un hecho que excede lo folclórico del fútbol cuando durante el primer tiempo del clásico pigüense el último domingo, desde la tribuna local reiteradamente se le arrojaron petardos y luego un rollo de papel de regular porte sin desenrrollar que le pegó al entrenador que cayó al suelo y fue atendido, quien confesó que exageró un poco «para que esto se corte sino seguía», dijo.

    «Tengo unos cuantos clásicos como jugador y como técnico como para hablar de ese tema, y a mí me molestan bastante este tipo de cosas de un lado o del otro, porque a mí tampoco me gustaría que sea a la inversa y alguien de Sarmiento tenga que pasar por algo así», dijo Salvi al ser consultado por este medio, y agregó «somos una sociedad chica donde nos conocemos y me parece que no da para esas cosas. Yo jamás provoqué a nadie, ni salí a festejar el gol del banco de suplentes porque sabía que detrás estaba el grupo más bullanguero y para evitar cualquier cosa», y que sólo salió en un par de ocasiones por cuestiones vinculadas a su tarea.

    «Apenas nos sentamos en el banco cayeron dos o tres petardos. A un metro de la cara cuando uno está sentado en el banco es muy molesto y te deja mal, y eso no va con el espectáculo de un partido de fútbol. Acá tenemos que vivir otro tipo de cosas», acotó y también que no es la primera vez que este tipo de incidentes ocurren, no solamente en el clásico y señaló «quisiera que los dirigentes de todos los clubes traten de corregir estas cosas y que no nos vuelvan a suceder y enseñarles sobre todo a los más chicos, porque ¿sabés que pasa? copiamos lo malo y lo feo de otros lados, porque vemos por televisión lo que pasa en las tribunas del fútbol profesional y a mí me da asco y mucha bronca, y a veces parece que acá quisiéramos copiar esas cosas o imitarlos, y porque no imitamos lo bueno?».

    «Yo estoy dirigiendo a Peñarol que es contra de Sarmiento y le voy a querer ganar siempre, pero jugando al fútbol, yo no voy a mandar a pisarle la cabeza a uno, herir o matar a alguien, al contrario, tengo muchos amigos en Sarmiento y los voy a seguir teniendo y no por un partido de fútbol me voy a enemistar», manifestó y también confesó «por ahí dicen que hice un poco de teatro, y sí probablemente me tiré para que se corte esto, para que no sigan sucediendo cosas, y el árbitro delante de todos los jugadores me dijo dos veces que si el partido seguía era porque yo quería, ‘si querés lo cortamos acá’ me dijo el árbitro, y si el partido se cortaba veinte minutos más, creo que a Sarmiento le hubiera cabido hasta una suspensión de cancha, y yo no busqué eso». «Si hubiera querido o tenido mala intención en ese aspecto, hubiera dicho que se suspenda y listo. Nosotros estábamos con un jugador menos, nos íbamos con un empate y quizás llego a perjudicar a Sarmiento en este aspecto y yo tampoco busqué sacar una ventaja de esto, al contario».

    «Yo estoy en el fútbol pensando únicamente en tratar de jugar bien al fútbol, en hacer bien las cosas; les pido a los jugadores que tratemos de jugar de manera tal que el que va y paga una entrada se vaya más satisfecho, que vea algo, que le guste, eso es lo que a mí me interesa y a mí me gusta, por eso estoy en el fútbol. Antes de mandar a mis jugadores a pegar patadas o a que sean agresivos me voy y no dirijo más», afirmó. Y  finalmente remarcó «lo que más me duele es que me griten cosas y me insulta gente que veo continuamente en todos lados, y hasta de hijos de amigos míos, que es una de las cosas que más me molesta, porque es gente con la que uno trata cotidianamente y la verdad no lo entendés, como ver nenas y chicos de 13, 14 o 15 años… No hubo nada grave, pero vamos a cortarla acá, pero paremos a tiempo, que esos chicos sepan qué es lo bueno y lo malo, qué se puede hacer y qué no».

    Artículo anteriorJuan Pueblo
    Artículo siguienteLRF: Se inician los desquites
    - Avisos -

    Últimas Noticias

    LLEGARON 500 VACUNAS MÁS AL DISTRITO

    Se trata de 500 dosis de Covishield (Astra Zéneca) que recibió hoy el hospital municipal de...

    PIGÜÉ COMIENZA A SEPARAR LA BASURA “EN CASA”

    Con una jornada ambiental que se realizará el próximo sábado 27 de 15 a 20 hs. Av. Casey y Av. Avellaneda (al...

    Este fin de semana torneo de beach vóley

    Este sábado quedará inaugurada la cancha de beach vóley que está ubicada en el parque municipal Fortunato Chiappara entre la cancha de...

    LUCIA NAVARRO (SUTEBA): “LA PANDEMIA NOS MOSTRÓ LAS FALENCIAS HACIA ADENTRO DE LAS ESCUELAS”

    Mientras el FUDB espera una oferta salarial que supere las proyecciones del índice de inflación, desde...

    SITUACIÓN COVID EN EL DISTRITO

    Hoy miercoles 24 de Febrero en el informe de la Secretaria de Salud se registan 2 nuevos casos de Covid-19 y 4...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas