9.2 C
Pigüé
martes, julio 14, 2020
  • Cultural
Otras

    EL BALCÓN DEL ARROYO Y LA QUERENCIA GANADORES DE “HISTORIAS BONAERENSES”

    Destacadas

    EL CAMIÓN QUE VOLCÓ LLEVABA 65 VACUNOS

    Según informó la comisaría de Saavedra ayer siendo las 13:45 horas el personal de esta dependencia policial...

    LA HD LLEGÓ A CANAL 4 TV PIGÜÉ

    A pocos meses cumplir 30 años – el próximo 29 de octubre - el canal 4...

    Encuentro Municipal de Cooperativismo Bonaerense

    La Secretaria de Desarrollo Comunitario y Social, Lic. Belén Favre y el Lic. Germán Rau, Director de...
    Dos emprendimientos de vecinos pigüenses fueron premiados por la subsecretaría de turismo provincial en el concurso “Historias Bonaerenses” que organiza el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la Provincia de Buenos Aires.
    Se trata de Posada La Querencia y el tambo y la fábrica de quesos El Balcón del Arroyo.

    El concurso

    El concurso estuvo destinado a pequeños prestadores turísticos con el fin de compartir historias y anécdotas de sus municipios a través de contenidos digitales. Entregó premios por $8 mil cada uno y apunta a promocionar de una manera novedosa los atractivos y destinos de la provincia en tiempos de aislamiento obligatorio y crisis económica causada por el Covid-19.

    La convocatoria estuvo destinada a prestadores turísticos como: servicios de alojamiento, servicios de gastronomía, servicios de recreación y transporte turístico o guías de turismo y profesionales del sector quienes participaron mediante la producción de videos caseros de hasta dos minutos de duración sobre los temas: historia; anécdota; locación y familia.

    Reinventarse

    Sobre su participación, Liliana Oustry, propietaria de El Balcón del Arroyo comentó “Nosotros pertenecemos al grupo de turismo de Cambio Rural y desde ese programa ya veníamos trabajando con algunas propuestas que tenían que ver con dar mensajes positivos en tiempos de pandemia. Generamos algunos videos y más tarde hicimos una producción más larga presentando nuestro emprendimiento y contando cómo nos habíamos reinventado en esta situación de pandemia donde la actividad turística por ahora no existe más.
    Respecto del certamen, Oustry detalló “Estábamos acostumbrados a recibir al visitante que venía por sí solo, porque la gente ya llegaba sola a nuestro campo a través del boca a boca, sin demasiada dificultad. Éramos bastante conocidos y estábamos establecidos. No teníamos la necesidad de ir a buscar al turista pero a partir del 20 de marzo, se nos terminó esta situación de golpe y tuvimos que reinventarnos, y reestructurar el sistema de producción (qué quesos producir) porque todo estaba pensado para el turismo y el turista dejó de venir. Los regionales con que trabajábamos se cerraron y todos esos productos exclusivos – como los quesitos saborizados – que iban a los regionales, los tuvimos que dejar de hacer porque no tenían mercado, dado que lo que más salía eran el cuartirolo y el sardo” comentó la emprendedora.

    “Pasaron unos días y fuimos implementando esta nueva forma de producción. El ordeñe se hace dos veces al día, entonces la leche hay que procesarla sí o sí, entonces empezamos a hacer quesos que requieren guarda, se almacenan y maduran. Nos stockeamos desde ese lugar y se no ocurrió armar listas de difusión y hacer delivery. Salimos a buscar al cliente y colocar esa producción en otro lugar y de otra manera. El delivery lleva mucho trabajo porque el cliente hace el pedido y luego hay que armarlo, hacer toda la logística de entrega, etc.” señala Oustry.

    Convocatoria a participar

    “En medio de este proceso de reinventarnos apareció el concurso Historias Bonaerenses y la invitación de Turismo de provincia para que participemos. Nosotros teníamos algunos materiales en video, entonces mi hijo – que está en Bahía Blanca y nos maneja las redes sociales – ensambló algunos videos que teníamos, con el del mensaje sobre cómo nos habíamos reinventado agregando otras imágenes mostrando el tambo, las vacas, el campo, el arroyo, el paisaje, la naturaleza en general y el quincho con las comidas en familia que allí se hacen, porque el turismo rural es un poco ofrecer eso: la experiencia de conocer cómo se produce pero también el encuentro con la familia, con uno mismo y con la naturaleza” afirma la empresaria

    Prepararse para lo que vendrá

    “Estamos haciendo cosas que cuando estábamos en plena actividad turística, el tiempo no nos permitía. Por ejemplo el mantenimiento de la fábrica, remodelaciones en el quincho, arreglos en general, acondicionar el parque. Estamos preparándonos para cuando se pueda. Más allá de poner lindo el lugar, estamos preparándonos en qué tipo de propuesta podremos hacer porque aunque se levante la cuarentena y todo sea más flexible; todo no va a ser como antes. No vamos a poder sentar a comer 25 personas en un lugar. Incluso ha habido hasta 50, pero eso hoy no lo podemos ni siquiera pensarlo porque hay que ser prudentes. Estamos estudiando los protocolos y hoy por hoy la prioridad es tener precaución y el cuidado hacia nosotros y el visitante” sostuvo Liliana Oustry.

    Turismo esencial

    “En la gastronomía, los productores de alimentos- como nuestro caso- tenemos un plus y pudimos reinventarnos y salir al rodeo rápidamente, pero para los prestadores turísticos del alojamiento, la situación es muy compleja porque no tienen ningún tipo de entrada y tienen que reinventarse con otra cosa. Hay mucha gente que vive del turismo y si bien no es una actividad esencial, para la gente que trabaja y vive de eso, sí lo es” asegura Oustry

    Roles y trabajo en equipo

    Al hablar del funcionamiento de un emprendimiento familiar, como El Balcón del Arroyo que es una Pyme productora de alimentos y operadora turística, Liliana Oustry afirma “Los regionales para nosotros son nuestra principal salida y vidriera. También nosotros hemos estado en todas las exposiciones posibles y tenemos una fuerte presencia en las redes. Siempre digo que en las familias que tenemos emprendimientos y necesitamos visibilizarnos, es muy importante dejar que las generaciones más jóvenes se encarguen de eso. Para nosotros el trabajo que hace Santi en las redes (por su hijo) es muy fundamental porque nos ha permitido meternos en lugares donde otro de nosotros no hubiera podido hacerlo. En nuestro emprendimiento cada uno tenemos un rol en particular y específico y esa es una de las potencialidades. Yo no hago quesos pero armo las estrategias turísticas, Santi maneja las redes; Javier (Melchior) (socio) elabora quesos; hay dos empleadas que trabajan en la fábrica; una persona que hace la limpieza y la cocina; Carlos es el tambero y ahora con la pandemia, Gerardo (Bras – su esposo) está yendo todos los días al campo y al frente de todo, haciendo quesos también y mis hijos que siempre están presentes” concluye la emprendedora.

    El Balcón del Arroyo cuenta con 125 ha.

    Del emprendimiento participan 6 familias: 12 personas en total – 4 empleados.
    Posee 40 vacas Holando en ordeñe con una producción de 800 litros diarios
    Fabrican 90 kg. de quesos por día con 15 variedades.
    En la temporada de marzo 2019 a marzo 2020 recibió 6.500 visitantes.
    Servicios: visita guiada al tambo, establecimiento elaborador de quesos a la vista, sector de ventas, parque con bajada al arroyo, quincho de comidas.


    Ubicación: Km 77, Ruta Nacional 33. Tornquist
    (02923)15419868 / (02923)15658875 / (02923) 15415303
    Mail: elbalcondelarroyo@gmail.com

    POSADA LA QUERENCIA

    El otro operador turístico de Pigüé que resultó ganador del concurso Historias Bonaerenses fue “Posada La Querencia” de Ana María Fernandez Chávez y Jorge Couderc.
    En este caso, se trata de un emprendimiento familiar que ofrece al visitante de Pigüé una alternativa de hospedaje en departamentos equipados para el descanso, tanto a quien está de paso o a quién desea disfrutar de varios días recorriendo la zona.
    Cuenta con cuatro departamentos con capacidad para 2 a 5 persoanas, ubicados en el centro de Pigüé, con un amplio parque de 1500 mts2 donde dominan frondosos árboles y gran variedad de plantas. Dispone de estacionamiento cubierto y una cálida recepción, amplio jardín y un rincón de aromáticas. La construcción de los departamentos es nueva, mientras que la recepción es una casa construida en 1915, restaurada y remodelada. Allí funciona el taller de exposición y venta de alfarería Maipu-Mapu, que realiza piezas con técnicas aborígenes.

    Posada La Querencia
    Urquiza 566 – Pigüé
    laquerenciapigue@hotmail.com
    02923 472098
    Facebook: /laquerenciaposada
    http://www.posadalaquerencia.com.ar/#!/-inicio/

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    EL CAMIÓN QUE VOLCÓ LLEVABA 65 VACUNOS

    Según informó la comisaría de Saavedra ayer siendo las 13:45 horas el personal de esta dependencia policial...

    LA HD LLEGÓ A CANAL 4 TV PIGÜÉ

    A pocos meses cumplir 30 años – el próximo 29 de octubre - el canal 4 Televisión Pigüé, estrenó la señal...

    Encuentro Municipal de Cooperativismo Bonaerense

    La Secretaria de Desarrollo Comunitario y Social, Lic. Belén Favre y el Lic. Germán Rau, Director de Economía Social; participaron hoy del...

    ATENCIÓN: PARA VIAJAR A BAHÍA BLANCA

    La municipalidad de Saavedra - Pigüé - comunica que aquellas personas que deban viajar a Bahía Blanca por consultas de salud o...

    EL MUNICIPIO EXPLICÓ POR QUÉ SE EXTIENDE LA FASE 4

    El intendente municipal Gustavo Notararigo y el Secretario de Salud dr. Guillermo Tizón explicaron las razones por las cuales se extiende...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas

    Abrir chat
    Hola! Bienvenido a Semanario Reflejos.