1.5 C
Pigüé
lunes, junio 27, 2022
  • Editorial
Otras

    El orgullo de ser pigüense

    Destacadas

    Victoria del CEF 83 en el handball masculino

    Una apretada victoria por 32 a 30 consiguió el equipo masculino de...

    Lunes: Las clases del turno mañana en las escuelas están garantizadas

    Aunque los trabajadores afiliados a ATE realizarán un paro por 24 hs. mañana lunes, las clases...

    pigue orugyLa verdad me siento honrado y feliz de vivir en “mi” ciudad, de vivir en Pigüé

    Cada día que pasa noto que me siento con más arraigo a este terruño, que mis raíces están bien ancladas en este suelo, en esta comarca del encuentro, mucho más que esos longevos árboles que ya no veremos más, erguidos majestuosos, imponiendose con su altura y llenando de frescura y de sombra nuestro querido parque, orgullo pigüense, icono de una basta región.

    Una catástrofe natural de esas que vemos repetidas veces en las noticias y que nunca imaginamos nos iba a afectar, nos asestó tremendo golpe, al parque y a la ciudad entera produciendo daños de singular tamaño.

    Recorrer la ciudad y sobre todo el parque, el batallón de arsenales y yendo más allá, el parque industrial, era desconsolador, triste y desesperante ver los daños causados por el fenómeno natural.

    Pero justamente, la naturaleza con que están hechos los pigüenses, la actitud solidaria y servicial de los pobladores y la calidad institucional hizo posible que la tragedia fuese menos tragedia y que pudiera mitigarse un poco.

    Es increíble y hasta difícil de imaginar la rapidez conque actuaron para paliar el sin sabor, la amargura causada por la potente tormenta que nos afectó el martes 11, causando tremendos daños.

    Todos unidos, mancomunados, hicieron frente a la situación logrando en un tiempo mínimo reacondicionar la población.

    Se tomaron medidas rápidas correctas y adecuadas y se solucionaron la mayoría de los problemas de todos.

    Después de ver el panorama desolador, y la cantidad de postes y cables caídos, era de imaginar largas horas sin energía eléctrica, totalmente entendible, sin embargo en pocas horas la energía fue restablecida, los árboles caídos y que obstaculizaban la circulación retirados, y poco a poco la ciudad fue volviendo a la normalidad.

    La solidaridad quedó demostrada una vez más, también la tarea de bomberos, policía, personal de cooperativa eléctrica y otras empresas, como así también la de simples ciudadanos que brindaron su aporte en beneficio de todos.

    Por todo eso, que se repite cada vez que algo ocurre y nos afecta y hace que se requiera de acciones así, digo :

    Me siento orgulloso de ser pigüense

    Marcelo Fernando Gottfridt

    - Avisos -

    Victoria del CEF 83 en el handball masculino

    Una apretada victoria por 32 a 30 consiguió el equipo masculino de primera división del CEF 83...

    Lunes: Las clases del turno mañana en las escuelas están garantizadas

    Aunque los trabajadores afiliados a ATE realizarán un paro por 24 hs. mañana lunes, las clases en las escuelas del distrito...

    Avanza el reclamo por la tasa de seguridad e higiene

    Un nutrido grupo de comerciantes se reunieron con integrantes del Concejo Deliberante para avanzar en la...

    Un reinicio tan frío como la tarde

    La vuelta de la actividad futbolera con la primera fecha del Torneo Clausura no fue de la...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas