13.1 C
Pigüé
martes, marzo 9, 2021
  • Deportes
Otras

    EN HONOR A UN GRANDE COMO GUIDO FALASCHI

    Destacadas

    LA ARMONÍA DE LA RITA SE ESTRENÓ EN EL REFUGIO

    De acuerdo con lo programado, el pasado sábado El Refugio teatro comenzó...

    COMENZÓ LA VACUNACIÓN EN LAS RESIDENCIAS DE ADULTOS MAYORES

    La Dirección municipal de Adultos Mayores informa que comenzó la vacunación en las...

    INTERVENCIONES ARTÍSTICAS EN PLAZA SARMIENTO POR EL DÍA DE LA MUJER

    En el Marco del Dia Internacional de la Mujer, la Escuela de Estética Nº1 de Pigüé junto...

    Meunier_el_nuevo_monarce_en_el_TC_del_Sudoeste_3Cuando comenzó la temporada 2012 de la categoría mayor de nuestra FRADSO Nº3, la de los 6 cilindros, el goyenense Juan Marcelo Meunier se tenía fé entre la gran cantidad de pilotos que se decía habría en la categoría. Es que “Chiche” Belardinelli la venía remando como pocos con los pocos pilotos que habían apostado a la categoría y llegaron a no poder correr por falta de autos…; no llegaban siquiera a los 8 estipulados por reglamento. Pero las cosas se hicieron seriamente, se hizo hincapié en un reglamento que no sufrió modificaiones y la prueba fueron los casi 40 pilotos que quedaron rankeados en éste 2012…;

    sencillamente para felicitarlos. Meunier apostaba al cambio y ya sobre fin del 2011 adquiría un Ford al que había que hacerle varios trabajos. Dicho sea de paso con la atención en el chasis de Alfredo Mazars como a lo largo de casi toda su campaña deportiva, Marcelo confió junto a Alfredo en Fernando Malgeri para ser quien tenga a su cargo el desarrollo de los amortiguadores, y en la motorización como desde hace muhos años en el pampeano Ezequiel Gastaldo. Los resultados pronto comenzaron a aparecer y el auto armado por su propio equipo junto a Aníbal Bories, comenzó a estirarlas ventajas en la punta del certámen.

    Fue muy regular a lo largo de todo el certámen y salvo raras excepciones, siempre sumó bien con su estilo de manejo veloz muy particular del nacido en Goyena. Pero nada fue fácil ya que hubo claros contendientes en ésta dura batalla de nueve fechas como el pigüense Ezequiel Albero con su Chevrolet que motorizan los hermanos Damelio de Macachín y atiende su propio eqipo. Ezequiel otra vez llegó con serias chances de campeonar al igual que en la anterior temporada, pero el platino del distribuidor lo dejó de a pie cuando era el claro dominador de la primera carrera del fin de semana. No podemos excluir de ésta batalla a los “extranjeros” de Viedma Gastón Piazza (Chevrolet) que debió faltar a las últimas fechas por una rara enfermedad que lo tuvo muy comprometido y con serios riesgos de perder la vida. También Juan Manuel Sosa (Ford) y Ricardo Alzueta (Chevrolet), fueron otros de los que le aportaron pimienta al campeonato. En lo que se refiere a lo estrictamente deportivo, el fin de semana lo tuvo como doble ganador al viedmense Hugo Ochoa (Ford), quien fue juez y parte en la definición. Mientras Albero hacía todo lo que tenía que hacer y se lo notaba realmente “muy enchufado” para pelear la corona logrando la pole sabatina, la primera carrera lo tuvo como indiscutido ganador hasta que promediando la misma una falla eléctrica a raíz de la rotura del platino del distribuidor, lo dejó con los ojos llenos de lágrimas y mucha impotencia a un costado de la pista. Por su parte Meunier muy tranquilo y pensante se mantenía dentro de los cinco primeros y con eso le alcanzaba para pintar el “1”, cosa que sucedió.

    Bajada la bandera fue muy festejado el tan ansiado campeonato con el Ford, y para alegría de una gran parte de “La Barra del Tobogan”. Ya en el sector de parque cerrado y en momentos que Marcelo festejaba fervorosamente con toda su gente, un correcto Ezequiel Albero se arrimó a abrazar y felicitar al flamante campeón…; cosas que solo “los campeones hacen”. Fue victoria de Hugo Ochoa (Ford), 2º Bernardo Marcel (Ford), 3º Roberto Lobay (Ford), 4º Marcelo Meunier (Ford), 5º Nestor Schechtel (Ford), 6º Guillermo Churruca (Ford), 7º Héctor Barrenechea (Chevrolet), 8º Juan Manuel Portesi (Ford), 9º Juan Manuel Sosa (Ford), 10º Nestor Heguy (Ford). Buen trabajo del pigüense Diego Rivas que con el Ford motorizado por Carlos Ruggeri y asistido en el chasis por Walter Gerling, giraba a buen ritmo culminando 8º en pista pero un recargo lo retrasó. Para destacar los trabajos de los puanenses Roberto Lobay con el Ford ex Omar Barragán y de Héctor Barrenechea con la Chevy atendida en nuestra ciudad por Santos Calabró siendo el único defensor de la marca del moño que terminó entre los mejores diez.

    La segunda carrera ya era más relajada pero no menos emotiva. Una encarnizada lucha por la punta entre Churruca, Lobay, Schechtel, Ochoa y el resto, que en el tercer giro era interrumpida por el auto de seguridad a raíz de un golpe entre Rivas, Portesi y Mussarela. Se relanza y cuando estaba en lo mejor con cambios constantes por la punta, al ingresar al tobogán el auto de Lobay y Schechtel se tocan originando que Lobay quede fuera de carrera con su auto roto. Una remontada espectacular protagonizaba Ezequiel Albero desde el 14º cajón de la grilla para acomodarse 6º al final, a un ritmo infernal y haciendo un par de maniobras para el cuadrito. Por su parte el flamante campeón abandonaba con problemas en su auto, y la carrera era ganada por Schechtel. Pero la carrera se definió una vez bajada la bandera a cuadros, ya que Schechtel fue excluído por el toque a Lobay, quedando la victoria en poder de Hugo Ochoa (Ford), 2º Guillermo Churruca (Ford), 3º Héctor Barrenechea (Chevy) cortando así una larga sequía de podios y la racha adversa que lo tuvo a mal traer todo el año. Más atrás: 4º Juan Manuel Sosa (Ford), 5º Fabián Perez (Ford), 6º Ezequiel Albero (Chevrolet), 7º Bernardo Marcel (Ford), y 8º Federco García Buhlman (Dodge), quien volvía luego de un paréntesis con un nuevo motor armado por “Tato” Justo que rindió muy bien. El auto se mostró competitivo, lástima que no pudo largar la primera carrera a raíz de la rotura de la cañonera del diferencial en la vuelta previa. Pero la sorpresa mayor vendría entrada la tardecita cuando ya casi nadie quedaba en el sector de boxes, ya que el comisario técnico de la categoría, Gabriel Mauro, excluía de ambas carreras al flamante campeón Meunier por anomalías en la tapa de cilindros de su Ford. De todas maneras la diferencia de puntos acumulada le sirvió para lograr el campeonato y Meunier apeló la medida…; de no haber sido por el abandono de Albero en la primera carrera, la historia tal vez hubiese sido otra…; cosas de las carreras. No es verdad que las carreras terminan cuando se baja la bandera a cuadros!!!.

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    LA ARMONÍA DE LA RITA SE ESTRENÓ EN EL REFUGIO

    De acuerdo con lo programado, el pasado sábado El Refugio teatro comenzó...

    COMENZÓ LA VACUNACIÓN EN LAS RESIDENCIAS DE ADULTOS MAYORES

    La Dirección municipal de Adultos Mayores informa que comenzó la vacunación en las residencias de larga estadía  de...

    INTERVENCIONES ARTÍSTICAS EN PLAZA SARMIENTO POR EL DÍA DE LA MUJER

    En el Marco del Dia Internacional de la Mujer, la Escuela de Estética Nº1 de Pigüé junto a la Escuela Especial 501...

    CAPACITACIÓN SOBRE POLÍTICAS DE GÉNERO PARA DELEGADOS Y FUNCIONARIOS

    En el día de hoy el gabinete municipal junto a las y los delegados se reunieron enel auditorio del hospital municipal para...

    26 CASOS ACTIVOS EN EL DISTRITO

    Hoy se registraron 4 nuevos casos positivos de Covid-19 y 4 recuperados. El total de de casos es de 698, con 659...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas