26 C
Pigüé
lunes, enero 25, 2021
  • Info General
Otras

    Enrique “Quique” Meiller, 40 años de bioquímico

    Destacadas

    En Peñarol se juega el M50

    Con dos partidos se puso en marcha en el "19 de marzo" de Peñarol el torneo M50....

    No pudo ser para Alfri Blanco

    Por puntos al cabo de 10 rounds, el porteño Juan Leal se quedó con el vacante título...

    Sin vencedores en el duelo de punteros

    Nada cambió en la cima del Guillermo Palma ya que en entretenido partido...

    meilerCon 40 años en la profesión es el bioquímico más experimentado de la zona. Confiesa que continuará mientras la voluntad y la alegría por la tarea lo acompañen.

    Enrique «Quique» Meiller nació en Pigüé el 9 de Julio de 1945, es hermano mellizo de Luis y el menor es Ricardo, sus padres eran Enrique Meiller, bioquímico y conocido farmacéutico y su madre Zulema Martínez, maestra, ejerció la mayoría de su carrera docente en la Escuela Nº3.

    Al hablar de su padre, con orgullo, remarcó que el recordado farmacéutico y bioquímico que tenía su farmacia y laboratorio en la esquina de Ciudad de Rodez e Irigoyen, participó en varias instituciones de la comunidad, como una forma de devolución por lo que recibía de la gente, así fue fundador del Tenis Club Pigüé, junto al Doctor Rosell, el Banco de sangre del Hospital Municipal y el primer presidente argentino de la Sociedad Francesa, entre otras.

    « En esa época se podía ejercer simultáneamente las dos carreras, bioquímico y farmacéutico, después por una ley se prohibió, en esos años el trabajo era muy distinto. En el laboratorio se hacían mucho menos análisis, no estaban incorporados en la rutina de un médico. Hoy en día para cada enfermedad hay un análisis que la detecta y confirmar el diagnóstico, en la época de mi papá estaba el de glucosa, análisis de orina, recuento de glóbulos y no mucho más».

    «Cosas más difíciles se derivaban a otro lado, y en la farmacia, por ejemplo, no estaban las obras sociales de hoy, los remedios también estaban circunscriptos a un determinado número, que la mayoría, se preparaban en la farmacia, jarabes, pomadas, se hacía casi todo»; comenzó recordando el bioquímico.

    Quique Meiller concurrió a la escuela Nº3, primer año de secundario en el Colegio La Salle para continuar en el colegio de la misma congregación de San Isidro, como pupilo; es que su madre, al pretender evitar la realización del Servicio Militar de su hijos mellizos, los llevó al Liceo Naval de Río Santiago en Buenos Aires, ya que al cursar allí no tenían que cumplir con ese deber cívico. Al rendir, Luis salió bien, mientras que Enrique entre tantos postulantes, no rindió bien y optó por quedarse en el Colegio Marin de La Salle como pupilo.

    « Ahora me doy cuenta del sacrificio que hicimos porque teníamos doce años, éramos chicos y nos fuimos pupilos solos, nos veíamos los fines de semana con mi hermano porque íbamos a la casa de una tía, pero fue una época muy linda, a nosotros nos dieron la posibilidad de elegir».

    Al culminar el secundario se inscribió en la carrera de Ingeniería Química, pero al ver que su padre le dejaría el laboratorio, se cambió de carrera a Bioquímica en la UNS de Bahía Blanca.

    Primer día

    El primer día como Bioquímico fue en marzo de 1972 y está presente en la memoria de Quique, quien estrenó su título por dos años en el laboratorio de su padre, y bajo su atenta mirada: « el primer día recuerdo que estaba muy nervioso, con el miedo de no poder encontrar la vena para sacar sangre, porque una cosa era hacer la práctica en el Hospital en Bahía Blanca, que no me conocía nadie y otra acá que eran todos conocidos de Pigüé. No quería hacer quedar mal a mi papá, pero todo pasó y no hice doler ni dejé moretones muy grandes, al principio fui como ayudante de mi padre, cualquier duda lo tenía de respaldo, lo que me daba tranquilidad, no es lo mismo iniciarse solo, eso fue invalorable realmente».

    Cuando Don Enrique Meiller vendió el edificio donde funcionaba la farmacia, «Quique» trasladó su laboratorio a la Avenida Casey casi Irigoyen, hoy por hoy, es el bioquímico más antiguo de nuestra comunidad, ejerce su profesión desde hace 40 años y confiesa que está muy satisfecho con su entrega en tantos años de trabajo, así como la devolución que recibe de sus clientes.
    «En verdad nunca me arrepentí de la decisión, me gusta el trato con la gente, saber que puedo ayudar al médico en el diagnóstico, al contrario, estoy agradecido, creo que no hay nada que no me gusta. Lo que me costó al principio fue que me llamaran de noche, las guardias los fines de semana, es un poco esclavo, pero todas las profesiones tienen su parte positiva y negativa, y de positivo tiene mucho, las personas me consideran, me reconocen y me saludan»; indicó Meiller.

    Si hay una tarea difícil que remarcar en la profesión del Bioquímico es la de extraer sangre a los niños: « esto es complicado, hasta los 3 años no se dan mucha cuenta al principio, pero después ya saben y cuando ven la jeringa, se arma, he tenido escupidas, patadas, yo igual a todos los premio con un turrón»; contó el Doctor.

     

     

    Por otro lado reconoció que la aparatología disponible en la actualidad facilita mucho la tarea en general del Bioquímico.

    Cuando Enrique «Quique» Meiller se inició en la profesión, en Pigüé estaban su padre y la Doctora Nanci Aphalo, luego se incorporó Mirta Asla, el Doctor Schmittendorf, y luego de varios años se instalaron cinco profesionales más, y el laboratorio que se encuentra en el Hospital. « Todos trabajamos, Pigüé ha crecido mucho, viene más gente de la zona también y se hacen más análisis también»; contó Meiller.

    Luego de tantos años en la profesión, el Bioquímico confiesa que continuará hasta que tenga voluntad de realizar la actividad con energía: « seguiré hasta que no me cueste levantarme a la mañana, por ahora sigo levantándome con muchas ganas, cuando no tenga esa energía voy a decir basta».

    El Doctor Enrique «Quique» Meiller, quien se reunirá el viernes con el resto de sus colegas para celebrar su día, culminó agradeciendo a toda la comunidad y a sus clientes de Pigüé y la región.

    Día del Bioquímico: El 15 de junio se celebra en Argentina el Día del Bioquímico, en memoria del nacimiento del Dr. Juan Antonio Sánchez, quien fue el creador de la Carrera de Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

     

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    En Peñarol se juega el M50

    Con dos partidos se puso en marcha en el "19 de marzo" de Peñarol el torneo M50....

    No pudo ser para Alfri Blanco

    Por puntos al cabo de 10 rounds, el porteño Juan Leal se quedó con el vacante título argentino interino welter al imponerse...

    Sin vencedores en el duelo de punteros

    Nada cambió en la cima del Guillermo Palma ya que en entretenido partido igualaron Frigorífico Saavedra y Maya...

    En el Locos mandan los de siempre

    Foto Time y Ettonazzem los últimos finalistas del Locos x el Fútbol son quienes comandan las posiciones del certamen y en la...

    LA EP Nº14 SERÁ SEDE DE VACUNACION COVID

    Lo dio a conocer la Región Sanitaria 1 en sus redes sociales al publicar “Los Directores de RS1, Maximiliano Núñez y Laureano...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas