35.4 C
Pigüé
martes, enero 26, 2021
  • Personajes
Otras

    Ersilia Tortú: 90 años de HISTORIA

    Destacadas

    COVID: 6 NUEVOS CASOS POSITIVOS Y 43 RECUPERADOS

    El informe de la Secretaria de Salud informa que en el día de hoy se registraron 6...

    FUNDAR COORDINARÁ LA VACUNACIÓN EN LA EP Nº14

    Lo dijo el Director del hospital municipal de Pigüé Dr. Marcelo Cotarelo...

    SACARON LA PALMERA DE CASEY Y LUCIO V. LOPEZ

    En la mañana de hoy dos palas del municipio finalizaron el trabajo que se venía haciendo hace...

    DSCF7145Ersilia Tortú nació en Colonnella, región de Abruzzo, Provincia de Téramo, una pequeña población de Italia, era una de las hijas menores de Dolorada y Juan. Sus padres tuvieron doce hijos, seis varones y seis mujeres.

    Ersilia hoy pasa sus días en un hogar geriátrico de nuestra ciudad por su elección, tiene 90 años, pasos lentos pero seguros y una memoria prodigiosa. Junto a «ella» recordó su pasado en su tierra natal, cómo conoció y se enamoró de su marido, la decisión de vivir en Argentina, el trabajo y la familia, pilar fundamental de sus días.
    « En Italia se trabajaba, teníamos una quinta, que no era de nosotros, le ley era así. Los dueños te daban la casa, la tierra, con las vacas y todos los animales, que se guardaban en un establo y arriba vivíamos nosotros, la dueña del lugar era de Roma, tenía mucha tierra y al lado estaban Prósperi y Piergalinimi, mi padre araba la tierra y a los animales antes de sacarlos del galpón había que lavarles la cola, y a veces en el invierno venían los hombres vecinos y bajábamos donde estaban los animales y ellos jugaban a las cartas»; comenzó contando Ersilia.

    La siembra se hacía con un arado tirado por la vaca en un terreno hostil, con lomas, así el padre de Ersilia sembraba trigo y maíz. Para la cosecha venía una máquina manejada por su tío, una tarea que describió nuestra entrevistada. «Allá había mucha loma y a veces había que tener la máquina con sogas para que no se volcara, no era una zona de montaña pero el terreno era muy difícil, un trabajo muy duro, pobre mi papá»

    El papel de las mujeres era el de ocuparse todo el día de las tareas domésticas, atender a todos los hombres de la casa y hacer la huerta. « Trabajábamos mucho también, en la cocina, la huerta, nosotras cuando éramos solteras mi mamá, que era muy católica iba a la primera misa con la nuera, nosotros íbamos después, a la segunda misa»; contó Ersilia.

    Ella fue al colegio hasta segundo grado, luego eligió no ir más porque, según aseguró, la maestra era muy mala. «Había un pizarrón al frente y tenía que pasar a hacer las cuentas, la maestra se llamaba María y era bien mala, como a mí no me salieron las cuentas me dijo: poné la mano, y me pegó con un palo. Entonces no quise ir más, los otros chicos se reían, pero me dolió mucho, así que nunca más volví al colegio».

    La italiana asegura que sus padres los querían pero no sabían demostrarlo: « ellos eran a la antigua, a los hijos los querían pero no eran como ahora que los agarran, los besan, no sé si era costumbre o la crianza, no sabían demostrar cariño, sabían trabajar»

    Ersilia también recordó que cierta vez cuando iba por el camino a la misa con una de sus hermanas, ocurrió un terremoto, la tierra tembló bajo sus pies pero afortunadamente no hubo consecuencias en la vivienda de sus padres, aunque se rajaron las paredes de la iglesia.

    Lo que tampoco olvida es la guerra, a la que fueron algunos de sus hermanos y estuvieron tres años sin verlos, Ersilia tiene muy presente cuando los enemigos surcaban el cielo y generaban el miedo al ataque. «Fue una guerra espantosa, además a los italianos los mandaron a Alemania y los mandaban a trabajar al medio del río, la guerra de Mussolini, fue muy fea, la recuerdo bien porque yo tenía unos 17 años»; dijo Ersilia.

    De novia

    La guerra pasó, llegaron sus hermanos, todos los que habían tenido que combatir por suerte, y el sufrimiento de su madre terminó. Y para Ersilia llegó el amor. Así comenzó la historia con el amor de su vida, Giussepe «Pepe» Piergalinni.

    « Como éramos tan católicos había una oración a la tarde, entonces mi mamá me mandó a mí, y por el camino me encontré con él, que me conocía de vista porque el campo de él y el nuestro eran del mismo dueño. Eramos vecinos, dio la casualidad que me encontró y ahí mismo, caminando, me dio un beso, ya estaba enamorado de mí. Seguro que me miraba antes».

    «¿ Sabés cómo era la cosa? lo dejaban que fuera a mi casa los sábados a la noche, nos sentábamos junto a la mesa y mi mamá no se movía de al lado, una vez me senté antes que él, y cuando se fue, me iba a dormir y mi mamá me pegó con la escoba, porque yo no me tenía que sentar primero, porque eso era de descarada, desfachatada, y yo no sabía o me había olvidado». «Y además mientras no nos podíamos dar ni un beso, tenía ganas pero nunca pudimos hasta que nos casamos que teníamos 24 años»; relató Ersilia.

    Y siguió contando sobre su boda: « mi hermana me había comprado el vestido y los zapatos, tuvimos una linda fiesta, y era costumbre que al salir de la iglesia los familiares tiraran confites que llevaban en sus bolsillos, y los chicos los juntaban»; dijo Ersilia.

    Quizá por esa tradición ha quedado el dicho: « ¿ Y para cuando los confites?» cuando se quiere saber la fecha de casamiento de una pareja.

    Argentina

    Hace unos sesenta y cinco años que Ersilia está en nuestro país. Con su esposo resolvieron venir porque la vida en Italia era muy dura y trabajaban para los ricos. Él tenía familiares ya en Pigüé,. Fue así que vino solo primero a trabajar en un campo, pero ese trabajo no le gustó, según cuenta Ersilia: «El dueño del campo lo hacía vivir en un rancho en malas condiciones, cuando dormía le caía tierra encima, entonces se vino al pueblo y empezó a trabajar de albañil en la iglesia que la estaban ampliando». «Yo vine tiempo después ya con mi hijo que tenía cuatro años, viajamos 18 días en el buque que se llamaba « Catell verde». Estaba cargado de caballos, como no tenía plata tuvimos que venir abajo del todo, en el fondo donde había una ventanas redondas, conmigo también venía la señora de Belardini, su marido estaba acá».
    Ersilia se sintió bien en Pigüé porque ya había otros italianos, incluso familiares, como su hermana Ada, casada con Prósperi

    .
    Con el tiempo la pareja fue afianzando la economía familiar, adquirieron una quinta en la que Ersilia trabajó toda su vida haciendo la huerta, mientras su marido trabajaba en el Molino.

    Además de su hijo Ribo, nueve años más tarde nació Isabel que le dio dos nietos. Su hijo varón falleció cuando sólo tenía 20 años.
    Hubo viajes a su tierra en cuatro oportunidades, en la primera de ellas pudo ver a su madre con vida.

    Por estos días Ersilia vive en un hogar geriátrico de nuestra ciudad, su dueña, Cristina, contó que cada mañana al levantarse, lo hace con un peine, le da un beso a cada una de sus compañeras y las peina.

    Finalmente Ersilia contó: « me gusta estar acá, me atienden muy bien, me dan permiso a salir y todos los domingos mi hija me lleva a su casa, tengo 90 años y estoy sana. Y puedo decir que fui felíz, estuve con mi marido hasta su último momento, tengo una linda vida y Dios me dio fuerza».
    El 3 de enero Ersilia soplará 91 velitas , le deseamos un muy felíz cumpleaños y muchas gracias por las sonrisas!!!

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    COVID: 6 NUEVOS CASOS POSITIVOS Y 43 RECUPERADOS

    El informe de la Secretaria de Salud informa que en el día de hoy se registraron 6...

    FUNDAR COORDINARÁ LA VACUNACIÓN EN LA EP Nº14

    Lo dijo el Director del hospital municipal de Pigüé Dr. Marcelo Cotarelo quien explicó cómo será la...

    SACARON LA PALMERA DE CASEY Y LUCIO V. LOPEZ

    En la mañana de hoy dos palas del municipio finalizaron el trabajo que se venía haciendo hace varios días para extraer una...

    VACUNACIÓN COVID: FUNDAR INFORMARÁ EN LOS BARRIOS

    En el marco de las acciones de acompañamiento a la comunidad, la Asociación Civil Fundar informa que brindará asistencia informativa sobre la...

    HALLAN RESTOS FÓSILES EN LAS ENCADENADAS: SERÍA UN GLIPTODONTE DE MAS DE 30 MILLONES DE AÑOS

    La Secretaria de Cultura, Educación y Deportes informa a la comunidad que días atrás un vecino de nuestra localidad encontró Posibles Restos...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas