36.6 C
Pigüé
sábado, enero 23, 2021
  • Deportes
Otras

    Franco Venchi: el pibe campeón

    Destacadas

    PERRO EXTRAVIADO

    Hace una semana se extravío este perro que responde al nombre de "negro" y lleva un...

    FEMICIDIO EN GRADO DE TENTATIVA

    Según informó la comisaría de Pigüé, en la fecha siendo la 1 hora, personal de dicha dependencia...

    COVID: 9 CASOS NUEVOS POSITIVOS Y 11 RECUPERADOS

    El informe diario de la Secretaria de Salud indica que se registraron 9 casos nuevos positivos de...

    1779713 854655727891709 237071830399890848 n10426218 831533020203980 53687217491229882 n DSC0084Franco Venchi, tiene 18 años y en su primera temporada completa en el sport prototipo pudo pintar el «1» y coronarse campeón. Acelera, el pibe, que nos recibe en el taller familiar de calle Alem. Se respira olor a nafta, porque sus hermanos se encuentran acondicionando kartings para la pista de alquiler que dirigen.

    En ese ambiente tuerca, Franco a los 3 años ya se subió a una pequeña moto que fabricó su padre para que, Franquito, participara en los encuentros de moteros. «No me caía de la motito, la primera vez me largaron en el campo. Le agarré la mano y después iba tomando velocidad. Mi viejo siempre estuvo cercano a los motores, y todo eso. Igual, de mi familia el único en correr soy yo y Marcos (Lecomte), mi tío», dijo Franco.

    Por casualidad, «papá» Venchi recibió un karting como parte de pago por una moto. «Lo armó todo y arrancamos a girar solos en el autódromo, como un hobby los fines de semana. Yo tenía 6 años». Una vez Quique Abate estaba probando en el autódromo, los vio girar y los invitó a correr a Bahía. «Salí 3 entre 40», recuerda el pibe.
    Posteriormente, los Venchi armaron la pista de karting de alquiler en la intersección de la 33 y la 67 y Franco comenzó a girar con pilotos más experimentados.

    «Me subían con Nico Falaschi, mi tío, Manu Alaux, Fernando Gómez Fredes y yo me iba haciendo», recordó. Quien dijo que, la ventaja de comenzar a correr de pequeño, «es que le tomás la mano más rápido a las cosas. Cuando sos grande es más dificil aprender». «Si hubiera corrido solo no hubiera avanzado. Mezclándote con pilotos buenos vas mejorando».

     

    Si bien, por el lado de papá siempre hubo apoyo, en el caso de la madre de Franco, hubo una negativa rotunda a correr en las dos ruedas. «Primero habíamos visto una moto para correr en speedway, pero mi mamá nos dijo que la moto no. Así que buscamos otra cosa y apareció el karting y ahí arrancamos».

    Después de girar en la pista familiar, los Venchi decidieron participar en el campeonato de karting regional. «Fuimos a correr en tierra, que nunca había corrido. Agarramos un karting de la pista de alquiler, lo acomodamos. Fuimos a 3 Lomas, venía segundo en la final, se fue el primero en una curva y gané. Osea que debutamos y ganamos».
    «Yo creo que en la tierra aprendés a manejar de otra manera. Tenés que administrar la potencia, ir de costado. En el asfalto es más fino el manejo. Los dos son mucha escuelas, pero yo para arrancar elijo la tierra. Tenés más reflejos, a la hora de frenar venías en el aire y tenés que aprender más», opinó el joven.

    Para quien, la «escuela básica del automovilismo es el karting. Te da mucho más reflejos y es algo muy rápido. Nosotros nos subíamos al sport pero antes de cada carrera corríamos en karting y después el sport parece que viene despacio. Porque, la sensación de velocidad te la da el ir pegado al piso. Nosotros en tierra, corríamos con motores de 31 hp y llegás a 115km/h y pegado al piso y tenés que frenar a cero».

    Tras 6 temporadas en karting, desde los 12 años de edad, Venchi logró junto a su tío Marcos, 5 campeonatos en 6 años.

    La preparación de los karting, estuvo a cargo del padre de Franco, quien instaló un banco de pruebas en su taller y avanzó en preparar su propio karting.
    «Me sirve ser mecánico del karting mío. Me ha pasado cortar la palanca de cambios y he llegado metiendo los cambios de abajo, con la mano. O a la hora de carburar, o cuidarlo para no romperlo, te das cuenta de otras cosas», describió.
    Cuando se le pregunta al pibe, si es cierto que cuando algo sale mal , los pilotos nunca reconocen errores y «la culpa siempre es del auto,», dice riendo que, «a mi se me complica porque lo preparemos nosotros mismos… Muchas veces nos ha pasado con motores que alquilamos que el piloto se queja, y nos subimos nosotros y los tiempos salen. Pero bueno, lo mejor es el banco de pruebas que tenemos y ahí salen los caballos que tienen».

    El sport

    Luego de los éxitos obtenidos en el karting, y Franco y familia decidieron incursionar en el automovilismo regional. Primero adquirieron un 3CV, «pero no me terminaba de convencer. Porque el sport es más escuela, aunque quizás no es el mismo espectáculo. Es una auto hecho especialmente para correr. El año pasado hicimos las dos ultimas fechas. Y esta año arrancamos de lleno y la primer carrera la ganamos. Y terminamos ganando el campeonato». «El chasis lo hizo mi viejo con consejos de Turiel, y el moto lo hacía Carlos. Giavedoni Es una escuela muy linda, no es fácil. Como nosotros nos habíamos bajado de un 200.c.c con caja, estábamos a acostumbrados a correr con caja», describió.

    Un sport prototipo llega al final de la recta en Pigüé a 170 km/h, pero en Toay se llegaba a 210km/h. Se corre pegado el piso con la cabeza en el aire. «El auto pesa 530 km y tiene 107 hp de potencia . Entonces, vas rápido. Las primeras veces iba medio asustado,. Luego me acostumbré y hasta hicimos el récord de pista en Pigüé».
    A esa velocidad, con la cabeza al aire y pegado al piso. ¿Qué se siente bajando el tobogán en el autódromo de Pigüé? .

    «Es complicado explicar lo que se siente. Es impresionante lo que doblan estos autos. En tierra no tenés velocidad en curva y acá doblás muy rápido…». «La primera vez que me subió, no me daba tiempo ni para mirar los relojes. Pero luego, vas viendo otras cosas, las señas de afuera y te sobra un poco el tiempo. Las primeras veces no tenía tiempo para nada».

    – Por el trabajo del a semana, ¿Pensás en cuidar el auto cuando vas corriendo?-
    «Yo creo que el secreto para andar bien es no tener miedo de romperlo. Con mi viejo nunca tuve ese problema. Nunca me echaron las culpas de nada. Nunca tuvimos grandes accidentes pero cada cosa que se rompía le buscábamos al vuelta, pero no nos peleábamos….». «Yo pienso e cuidar cuando venía ganando, pero a la hora de hacer una maniobra o ir al roce, no te fijás. Yo, trato de pelear lo más que puedo».

    Largaroonnn

    La largada es clave, muchas veces, para definir todo un fin de semana de trabajo. «Por ejemplo, la definir el campeonato en Pigüé. Tensionado estás. Te pasan mil cosas por la cabeza. No podés creer donde estás. Estas nervioso. Pero tenés que estás tranquilo y no demostrarle al equipo nerviosismo porque los contagías. En mis manos se juega el trabajo y el esfuerzo económico de mucha gente. En el caso mío, una vez que largo no pienso más en eso…. Pero en la vuelta previa, o hasta que se larga, se complica», reconoce Franco.

    En 2015, Franco tiene propuestas para correr en Fórmula Pampeana o la Fórmula Metropolitana, pero los presupuestos son altos. Por otro lado, también le fue ofrecido un TC del Sur. «O tal vez paramos un año y corremos con el sport en Pigüé. No sabemos aún. La idea es seguir». «La gente de Pigüé me apoya mucho. Lo veo en la vuelta previa, o con la barra del Tobogán, todos. Es bonito que la gente de tu ciudad te apoye».

    Cuando se le pregunta qué piloto admira, Franco explica que, «hoy son carreras de autos más que de pilotos. Un piloto que me ayudó mucho es Mario Gayraud. Siempre me da una mano y tiene mucha experiencia. Sus consejos de él son muy buenos». Gayraud siempre tuvo esa generosidad de ayudar a la sangre nueva del automovilismo pigüense. «Todo lo que sabe te lo dice….La primera vez que me subí en el sport, vino acá al taller y me invitó con su auto de calle a dar una vuelta en el autódromo local. Me subí con él, me mostró algunos secretos, algunas técnicas y cambió bastante y mejoramos»

    Finalmente y a la hora de agradecer Venchi se acuerda de , «toda mi familia que me da una mano, a mi viejo que labura un montón, a mi novia; a todos mis auspiciantes que me ayudan para a correr».
    Desde el fin de semana, Venchi abrió además Racing Car (pista de alquiler de karting) en la rotonda de la 33 y 67, los viernes, sábado y domingo desde las 17hs hasta avanzada la noche.

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    PERRO EXTRAVIADO

    Hace una semana se extravío este perro que responde al nombre de "negro" y lleva un...

    FEMICIDIO EN GRADO DE TENTATIVA

    Según informó la comisaría de Pigüé, en la fecha siendo la 1 hora, personal de dicha dependencia procedió a la aprehensión de...

    COVID: 9 CASOS NUEVOS POSITIVOS Y 11 RECUPERADOS

    El informe diario de la Secretaria de Salud indica que se registraron 9 casos nuevos positivos de covid-19 y 11 recuperados. El...

    Fuerte impulso para la apicultora: Proyecto aprobado de Nebot

    El bloque vecinalista ha trabajado en un proyecto de ordenanza que promueve y facilita las herramientas para los productores apicolas de...

    GRAN CONSUMO ELECTRICO QUEMÓ UN TRANFORMADOR DE LA CELP

    Tres cortes en el servicio de energía eléctrica se registraron ayer cerca de las 16 hs. en la zona de calle Pellegrini...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas