14.2 C
Pigüé
jueves, octubre 29, 2020
  • Editorial
Otras

    Huguito

    Destacadas

    CODIV: 4 POSITIVOS NUEVOS, 11 RECUPERADOS Y 5 EN ESTUDIO

    La Secretaria de Salud informa que en el día de hoy existen 4 positivos nuevos, 11 recuperados...

    MAS DE 40 ASISTENTES A LA CHARLA SOBRE “LA ESCUELA COMO LUGAR DE CUIDADO Y SENTIDO”

    En el día de ayer alrededor de cuarenta personas se reunieron virtualmente para reflexionar en torno a...

    ASESORÍA DE GOBIERNO ARBITRARÁ SOBRE LAS DIFERENCIAS EN LA APLICACIÓN DEL REGLAMENTO EN EL HCD

    Dadas algunas situaciones confusas que se han dado últimamente en el Concejo Deliberante respecto de la aplicación...

    moyano_cardenaldel EDITOR AL LECTOR (por walter@semreflejos.com.ar). Huguito, es un esforzado camionero que progresó en la vida peleádonle a las lomas más empinadas con un Mercedes Benz descuajeringado. Mientras iba fumigando en la ruta dejando una densa humareda se decidió a forjar un país mejor. Ese humo, se transformó en las cortinas de humo mediáticas que no dejan ver con qué esfuerzo logró construir un gremio como el que soñó. Huguito no duerme. Lo desvela  la suerte de sus trabajadores. 

    Por ellos, nunca dejó que nadie decidiera nada en el gremio que no fuera él. ¿Quién podría defenderlos mejor?. Por sus queridos trabajadores Huguito se fue transformando en el Gran Hugo y  decidió que en todos los lugares de importancia del gremio estén familiares o amigos suyos. Hay que trabajar con gente conocida,  porque hoy  en día no se puede confiar en nadie, suele decir.

    Los trabajadores no pueden estar toda la vida siendo humildes obreros que discuten salarios. Por eso, el Gran Hugo se hizo empresario y maneja firmas de transporte, de recolección de residuos, talleres textiles, carpinterías, hoteles lujosos, paradores en las playas y hasta tiene un club de fútbol. Lo critican los oligarcas que pretenden que los trabajadores sólo sean carne de tribuna. Se ponen nerviosos si los humildes camioneros son los dueños de la cancha.

    El Gran Hugo se convirtió en el Don Hugo que no hace piquetes ni presiona empresas. Simplemente bloquea fábricas y empresas para que todos los obreros del país puedan acceder al paraíso que significa pertenecer a camioneros. No importa, si lo único que conducen esos asalariados es el tráfico. A propósito, es hora que los inspectores de tránsito también se afilien» está pensando Don Hugo.

    Porque EL UNO, siempre piensa en la salud de todos sus afiliados. Como lo quieren tanto, democráticamente todos votaron para que sea el conductor de la CGT. ¡Qué mejor que alguien que siempre fue chofer para conducir los destinos de todo el  movimiento obrero!. No duerme, el UNO. Cuando uno de los suyos está enfermo pierde hasta las ganas de comer. Se desvive porque cada familia trabajadores tenga la mejor cobertura de salud desde Ushuaia a La Quiaca. Por eso mismo, decide quién debe ser ministro de salud y elige comprarle a las droguerías de sus amigos. Porque EL UNO está en todo.

    Los fabuladores, hablan de medicamentos adulterados en las obras sociales y estupideces similares porque están comprados por la medicina pre paga. Y no pueden entender como con su inmenso amor, Don Hugo hasta te tapa por las noches cuando tenés frío.

    De camionero, Huguito pasó a dueño del camión y hasta compró algunos trenes para que nadie compita con la fuente laboral que representa.  Pero ser un empresario exitoso no alcanza, porque los oligarcas de siempre siguen viendo al mono, como mono aunque de seda se vista. Para no sufrir a la oligarquía, Hugo  preside el Partido en la provincia más grande y también quiere ser Presidente.

    Por eso lo critican. Y le inventan causas, exhortos y «exabruptos» similares. «Lavado de dinero?», cuentas de millones de dólares en el exterior?», pero por favor!!!!, como si un humilde camionero pudiera depositar plata en Suiza!!!.

    La prensa, como siempre, no soporta que un negrito que se come las «eses» y maneja un camión, pueda ser un empresario exitoso y veranear en su propia playa para broncear su piel oscura. Pero el destino grande de Hugo y de la Argentina es inevitable. Algún día, Hugo será Presidente para el bien de todos. Y si EL UNO no es presidente, ese domingo nadie lo será porque estarán de paro hasta los camiones que reparten las urnas.

    Huguito, Hugo, el Gran, el Don, el UNO,  va a ser presidente. Y avisó con tiempo. Otro gesto de generosidad del camionero, quien sabe que el pasaporte tarda.

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    CODIV: 4 POSITIVOS NUEVOS, 11 RECUPERADOS Y 5 EN ESTUDIO

    La Secretaria de Salud informa que en el día de hoy existen 4 positivos nuevos, 11 recuperados...

    MAS DE 40 ASISTENTES A LA CHARLA SOBRE “LA ESCUELA COMO LUGAR DE CUIDADO Y SENTIDO”

    En el día de ayer alrededor de cuarenta personas se reunieron virtualmente para reflexionar en torno a la escuela como lugar de...

    ASESORÍA DE GOBIERNO ARBITRARÁ SOBRE LAS DIFERENCIAS EN LA APLICACIÓN DEL REGLAMENTO EN EL HCD

    Dadas algunas situaciones confusas que se han dado últimamente en el Concejo Deliberante respecto de la aplicación de la Ley Orgánica de...

    EL INTENDENTE NOTARARIGO ESTÁ AISLADO PREVENTIVAMENTE

    La Municipalidad de Saavedra-Pigüé informa que en el día de la fecha un familiar conviviente del Intendente municipal fue hisopado para...

    CONSTRUIRÁN UNA GRUTA A LA VIRGEN EN EL ACCESO A ARROYO CORTO

    Se trata de una gruta en honor a la Virgen del Carmen que propuso construir allí, una vecina quien en agosto de...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas