23.8 C
Pigüé
lunes, octubre 25, 2021
  • Personajes
Otras

    « Volver a la naturaleza»

    Destacadas

    Independiente en un Encuentro de básquetbol en Tornquist

    La categoría Sub13 mixto participó del Encuentro de básquetbol “Néstor Cabrera” que se...

    Récord de participantes en la 11º Vuelta al Cerro Cura Malal

    Gran satisfacción en los integrantes de Pigüé Bike, tras la prueba ciclística...

    La oficina local de Defensa del Pueblo controlará que se cumplan los precios congelados

    La Defensoría del Pueblo bonaerense relevará en toda la Provincia el...

    DSCF3603DSCF3598El Padre David del Monasterio de la Transfiguración asegura que para vivir más sanos y tener una mejor calidad de vida tendremos que comer productos más naturales, aliviarnos con hierbas y respirar y disfrutar la naturaleza

     El padre David nació hace casi 50 años en Juan A. Fernández, un pueblo cercano a la ciudad de Necochea, el origen de sus padres es europeo, por parte de su madre desde Italia, mientras que su abuelo paterno era gallego y su abuela holandesa.

    David hace 25 años ingresó a la vida religiosa, hace 15 años es monje y doce sacerdote.
    Con el religioso hablamos sobre «Fitoterapia», alimentación saludable y la manera en que podemos lograr bienestar a través de ciertas decisiones como la de volver a lo natural y a la naturaleza.

    La Fitoterapia estudia la utilización de las plantas medicinales y sus derivados con finalidad terapéutica, ya sea para prevenir, para aliviar o para curar las enfermedades; el Padre David posee acabado conocimiento acerca del tema y compartió con «ella» algunos saberes.

    «Creo que tendría cinco años cuando supe que quería ayudar a la gente, ser monje y médico para curar a la gente, en mi casa se vivía la fe católica y mi abuelo que vino de Italia estudiaba sobre la cura con hierbas, seguía las recetas de una alemana. Con eso ayudaba a mucha gente también, junto a doctores… A mí me gustó aprender para ayudar a la gente y ya grande empecé a tomar contacto con una mujer, especialista en el tema, que se llamó María Treben que había comenzado a tener experiencia con las hierbas luego de haber tenido varios padecimientos en la familia, le escribí». «Ya estando en el seminario y fui aprendiendo y haciendo práctica con las hierbas… Además con gente mayor y médicos que me fueron enseñando, los jesuitas que fueron los primeros en formarme, también leyendo y haciendo experiencias»; contó el Padre David.

    Agregó que con las hierbas, una alimentación saludable y una buena vida se pueden aliviar y curar todo tipo de afecciones y enfermedades. «Todo va de la mano, la Alopatía (Medicina convencional) hoy en día en Europa es algo secundario, es para sacarte del poso, hace muchos años allá se trabaja con la Fitoterapia, no sólo en los monasterios, sino que en Austria, por ejemplo, hay clínicas, en los hospitales hacen los estudios, y luego recetan alguna pastilla para salir de la crisis y después tisanas, tratamiento con hierbas. En Milan hay una clínica dedicada a una santa que había hecho experiencias con las hierbas, era una monja alemana benedictina, ahí tienen todas sus recetas, ella hizo un libro, así se sigue ayudando a la gente»; relató David. Para asegurar que las hierbas no sólo alivian, sino que curan, haciendo tratamientos.

    Natural

    Con las hierbas, según afirmó el Padre David, se pueden curar diferentes enfermedades, además es muy importante la alimentación, respirar aire fresco y estar en contacto con la naturaleza. «Yo hago caminatas matutinas descalzo por el pasto, eso saca los nervios, así como el aire fresco. Yo sigo mucho las recetas de la santa, y dice que es muy importante tomar agua y la vida interior. Nosotros somos cuerpo y alma, los seres humanos vivimos, corremos, trabajamos y a veces no cuidamos nuestro espíritu…Hay estrés en la China, pero también hay mucho en Pigüé, no me cabe que acá haya tanta gente con depresión, pero es que no se dan tiempo para su interior». « ¿Quién se pone a escuchar música que le gusta, a leer un buen libro, salir a caminar por las sierras o mojarse los pies en un arroyo?; ¿Porqué no tienen tiempo?; llega la noche y ¿Se preguntan para que corrieron todo el día?; así no vivimos»; aseguró el religioso.

    En cuanto a las hierbas que se pueden encontrar en la zona, indicó que el abanico que ofrece la naturaleza en nuestra región es muy amplio, incluso hay muchas hierbas que son consideradas malezas, como la Verónica, que, bebiendo tres tazas diarias, baja los triglicéridos y el colesterol.
    Se puede encontrar también la «Marcela», Pasionaria para los nervios y angustia, lavanda para estrés y ansiedad, diente de león y cardo Mariano para el hígado, hierba de las piedras para las afecciones de garganta y cuerdas vocales, la raíz de la gramilla para problemas de próstata, el paico para problemas cardíacos.

    «Acá también tenemos el té Pampa, que crece en las sierras que los indios lo usaban para curarse muchas enfermedades, es un depurativo, eso me lo enseñó un anciano aborigen, nosotros desde el Monasterio hemos hecho un proyecto que presentamos en el municipio para poder trabajar con las hierbas aromáticas y medicinales, para que la gente también pueda cultivar»; dijo el Padre David.

    Recetas

    Al momento de responde la razón por la que la gente no consume habitualmente y en general las hierbas para aliviar dolencias, el entrevistado manifestó que existe mucho desconocimiento y además la medicina tradicional que se encarga de minimizar sus efectos.

    «Hay desconocimiento y desprecio, hay hierbas que crecen en nuestros jardines como el diente de león, es extraordinaria. Es esa que tiene una flor amarilla que tiene un plumerito, para la gente que tiene diabetes por ejemplo, que tiene que usar insulina, comiendo 10 bordos por día, o sea los tallitos, yo tengo un primo insulino dependiente que cuando va al campo, consume eso y deja de aplicarse insulina… También se puede hacer infusión, en la clínica que ponía como ejemplo, la de Austria, a los pacientes lo primero que le dan es una ensalada hecha con diente de león y ajo, y para la piel está el llantén, que es cicatrizante y crece en la zona».

    «Para la gente con tos y resfrío es ideal el llantén y tomillo en partes iguales, tomando tres tazas por día, alivia el cuadro notablemente, hay mucha gente acá que sufre del hígado con tanto asado y chacinados, les recomiendo cardo, puede ser cualquiera o el Mariano y carqueja.. Para los intestinos el acoro, un hierba europea que puede estar en dietéticas, además la manzanilla es excelente, cuando uno sabe que va a tener un día difícil, no hay más que probar, tomarse una buena taza de té de manzanilla por la noche, y al otro día uno enfrenta las cosas de otra manera.. Acá hay dos tipos de manzanilla, una en realidad no es la verdadera, es muy hedionda, la real es de flor abierta, el capullito amarillo es elevado, cuando uno lo corta con la uña es hueco y tiene aroma agradable».

    « Después tenemos la ortiga, que se deshecha, se puede usar como verdura, en Italia rellenan los ravioles con ortiga, es muy buena para la circulación, y la caléndula también para la circulación, es cicatrizante, se hace té con las hojas y los tallos, es mejor fresca, y la cola de caballo es extraordinaria para los riñones»; recomendó el Padre David.
    También aclaró que hay hierbas que pueden resultar tóxicas como el revienta caballo y el ajenjo, que es para los parásitos y no deben consumirlo las embarazadas.
    Finalmente el Padre David insistió que somos una unidad, y remarcó la importancia que el hombre cambie su forma de vivir, además vinculó las enfermedades o afecciones con los estados emocionales y viceversa.

    Por otro lado dijo que es indispensable limpiar el intestino, que suele dificultarse al no consumir suficiente cantidad de fibra y beber agua, si esto no sucede el órgano se va intoxicando y la persona resulta expuesta a muchas enfermedades; para ayudar a una desintoxicación, el Padre David indicó una receta natural para complementar con la dieta.
    «Por ejemplo se cortan brotes tiernos de quinoa blanca, siempre hay que fijarse que no anden perros o gatos, se lavan, cortan y se pueden saltear con ajo en la sartén o hacerse una tortilla».

    Agregó que el hombre comenzó a enfermarse cuando se separó del medio donde fue creado, por eso destacó: «tienen la opción de vivir en la naturaleza, en las grandes ciudades es más difícil tal posibilidad y nosotros somos parte de la tierra, a los aborígenes del norte cuando uno les pregunta que es un hombre, responden: tierra que anda»

     

    .

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    Independiente en un Encuentro de básquetbol en Tornquist

    La categoría Sub13 mixto participó del Encuentro de básquetbol “Néstor Cabrera” que se...

    Récord de participantes en la 11º Vuelta al Cerro Cura Malal

    Gran satisfacción en los integrantes de Pigüé Bike, tras la prueba ciclística de Rural Bike 11º Vuelta...

    La oficina local de Defensa del Pueblo controlará que se cumplan los precios congelados

    La Defensoría del Pueblo bonaerense relevará en toda la Provincia el cumplimiento del congelamiento de los...

    PARQUE CERRADO POR EL FUERTE VIENTO

    Defensa Civil informa que el acceso al parque municipal de Pigüé permanecerá cerrado por los fuertes vientos registrados y la posibilidad que...

    Homenaje a Hugo Trech

    El Sindicato de Trabajadores Municipales realizó un homenaje conmemorativo a su compañero de tareas Hugo Trech...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas